El barco francés avanza aunque su defensa haga aguas

25 jul. 2021
  • Increíble victoria de Francia contra Sudáfrica

  • Gignac y Savanier, salvadores de los suyos

  • "Nos crean demasiadas ocasiones y nos hacen demasiados goles", admite Tousart

Al igual que había ocurrido contra México (4-1), la defensa francesa fue un coladero este domingo 25 de julio, ante Sudáfrica. Pero al contrario que en ese primer compromiso del Grupo A del Torneo Masculino, el conjunto tricolor demostró contar con la fuerza y la inteligencia necesarias para imponerse in extremis en un choque totalmente descontrolado, en el que llegó a verse tres veces por detrás en el marcador y empató otras tantas a través de un brillante André-Pierre Gignac, para acabar llevándose la victoria gracias a un milagroso tanto obra de Téji Savanier en el tiempo añadido (4-3).

"Estamos contentos con este escenario”, reconoce sonriendo Lucas Tousart tras la montaña rusa de emociones que vivieron. “Aunque es cierto que ha sido un partido de locos, nos quedamos con el resultado y con el desenlace. No ha sido fácil, pero nos sentimos aliviados y alegres por haber podido llevarnos la victoria", continúa el centrocampista, de 24 años, en declaraciones a FIFA.com.

Y qué se le va a hacer si los tres puntos se han visto acompañados, una vez más, de numerosos errores defensivos. "Es cierto que aún nos quedan muchas cosas que trabajar", admite. "Nos crean demasiadas ocasiones y nos hacen demasiados goles. Es evidente que no ha sido el partido perfecto, pero tampoco vamos a andar con remilgos. En el plantel todavía no nos conocemos muy bien y tenemos que aprender a jugar juntos, pero nos quedamos con lo positivo, sobre todo después de la derrota de la primera jornada".

SAITAMA, JAPAN - JULY 25: Lucas Tousart #6 of Team France shoots and misses during the Men's First Round Group A match between France and South Africa on day two of the Tokyo 2020 Olympic Games at Saitama Stadium on July 25, 2021 in Saitama, Japan. (Photo by Buda Mendes - FIFA/FIFA via Getty Images)

Gracias al travesaño

El exjugador del Lyon, que actualmente milita en el Hertha de Berlín, muestra un cierto alivio al preguntársele por el penal que provocó antes del descanso, cuando el marcador todavía indicaba un empate a ceros. “¡Sí que llevé un susto! No lo vi llegar y pensé que iba a despejar el balón fácilmente. Él se desenvolvió bien y se me puso justo delante de la pierna. Es así, fui un poco ingenuo en la jugada. Recé para que no entrase y hubo suerte. Nuestro arquero se lanzó bien y el tiro dio en el larguero, sin consecuencias”, dice soplando.

Fue la madera la que salvó a los hombres de Sylvain Ripoll en el primer tiempo, y en el segundo los convocados de última hora. Empezando por Gignac, hacia quien Tousart se deshace en elogios. "Es un jugador fantástico. Hasta ahora solo lo había visto por televisión, y he descubierto a una persona estupenda y un verdadero líder. Es magnífico tenerlo con nosotros. Sabe motivar a todo el mundo para pelear por la victoria y es decisivo, como hemos visto esta tarde. Es capaz de marcar cuando hace falta, aparece en el momento adecuado y con goles que nos ayudan. Nos aporta todo lo que sabe hacer y nos ha solventado un partido extraordinario".

Savanier es Zizou

Además de su tripleta, Gignac puso en bandeja el gol del triunfo a Savanier (90'+3), el centrocampista al que la figura del Tigres comparó hace unos días con Zinédine Zidane. Tousart confirma la calidad del creador de juego del Montpellier. "Coincidí con él en la Ligue 1 y él también es un futbolista fantástico. Sabe por dónde van a ir las jugadas y tiene una calidad en el pase y un toque de balón extraordinarios. Francamente, creo que nunca había visto algo así. Su calidad con el balón en los pies, los disparos, los pases en largo… ¡es increíble! Su desenvoltura nos ayuda mucho en el juego entre líneas, ¡y qué decir de su gol hoy!".

Y aunque el campeón del mundo Florian Thauvin se hiciese notar menos que los dos héroes del encuentro, los refuerzos tricolores taponaron las fugas que mostró el equipo ante Sudáfrica. Frente a Japón, que venció a México este domingo (2-1), Francia estará obligada a responder defensiva y colectivamente.