Revisión del calendario internacional

Condensing International Windows

Condensar los períodos internacionales

EL FUTURO DEL FÚTBOL | CONDENSAR LOS PERÍODOS INTERNACIONALES

22 nov 2021

Se tendrá en cuenta el equilibrio entre las competiciones nacionales, continentales y mundiales y se adoptará un enfoque transversal a la hora de preparar los diferentes calendarios de partidos internacionales juveniles, masculinos y femeninos, todos ellos en revisión. El desequilibrio competitivo entre continentes es cada vez más notable. Se ha producido un aumento en el número de competiciones y partidos que carecen de interés y significado reales para la afición, al mismo tiempo que el desajuste del calendario en las diferentes partes del mundo ha dado lugar a choques y fricciones. El objetivo que persigue la FIFA con este proceso de revisión es crear un calendario futbolístico que se adecúe a las necesidades actuales, contribuyendo a la mejora de la calidad de los y las futbolistas, clubes y selecciones y brindando incentivos y oportunidades para la detección y el desarrollo de talentos fuera de un reducido número de países.

Algunas de las posibles ventajas de cambiar el calendario internacional (IMC):

  • Condensar y alargar los períodos internacionales permitiría que las ligas se jugasen sin interrupciones durante largos periodos de tiempo;

  • Condensar y alargar los períodos internacionales permitiría que las ligas se jugasen sin interrupciones durante largos periodos de tiempo;

  • Contribuiría a que los países menos desarrollados puedan mejorar su competitividad al competir al máximo nivel con más frecuencia;

  • La pandemia de la COVID-19 ha puesto de manifiesto las debilidades del calendario internacional repleto de adaptaciones y soluciones improvisadas, en ocasiones sin haberse consensuado;

  • El calendario internacional actual conlleva un excesivo número de viajes inter e intracontinentales con un claro impacto negativo sobre la salud de las y los jugadores;

  • Un calendario internacional simplificado implicaría que los aficionados tendrían más claro el objetivo y el valor de los partidos que se juegan;

  • En el caso del fútbol femenino, los cambios en el calendario internacional podrían impulsar la visibilidad y el atractivo de este deporte al coordinarse con el calendario masculino; pero siempre manteniendo las particularidades y diferencias del fútbol femenino respecto del masculino; y

  • Los cambios en el calendario juvenil y los grupos de edad tendrían un efecto positivo en el desarrollo y el equilibrio competitivo de los equipos juveniles de todos los continentes.