Leozinho: barbero, triunfador y el nuevo Falcão

22 sept 2021
  • Leozinho ha iluminado Lituania 2021

  • Habló con nosotros de asuntos capilares, de Lambrettas y de ser conocido como "el nuevo Falcão"

  • El jugador, de 22 años, opinó sobre Japón, que será su próximo rival, y el trofeo

El domingo a las 15:17 la mayor parte de los presentes en el Klaipeda Arena se pusieron en pie para escuchar el himno nacional de Brasil. A las 17:18 todos los presentes en el Klaipeda Arena se pusieron en pie para aplaudir el talento y la espectacularidad de un brasileño.

Leozinho ejecutó una increíble Lambretta para zafarse de dos defensas, deleitando de paso al público. Curiosamente, de no ser por ella, el ala de 22 años de edad no estaría en esta Copa Mundial de Futsal de la FIFA Lituania 2021™.

En esta entrevista Leozinho habló además de asuntos capilares, de ser conocido como "el nuevo Falcão" y de las aspiraciones de Brasil al trofeo.

FIFA.com: ¿Qué siente al jugar en la Copa Mundial de Futsal de la FIFA?

Leozinho: No quiero despertar de este sueño. Mi vida no ha sido fácil y aquí estoy, en una Copa Mundial. A decir verdad, me cuesta entenderlo. Tampoco quiero entenderlo. Sencillamente estoy disfrutando de cada segundo que estoy aquí. Cada momento es un sueño. ¡Es la Copa Mundial! No dejo de pensar en qué le estará pareciendo a mi familia. Y saber que soy una inspiración para infinidad de chicos pobres significa muchísimo.

Supone una responsabilidad enorme, sé que tengo que ser prudente con mi comportamiento, pero lo asumo. Los chicos de orígenes humildes viven a través de sus sueños. Yo vivía soñando con emular a Ronaldinho Gaucho o a Falcão. Saber que hay chicos pobres que sueñan con ser el próximo Leozinho me enorgullece y me emociona.

¿De niño jugaba al fútbol o al futsal?

A los dos siempre. En mi ciudad no abundaban las oportunidades. Me hicieron muchas promesas: que me iban a llevar a este o al otro gran club de Río de Janeiro. Cada vez me hacía ilusiones y cada vez era una promesa vana. La primera oportunidad real que se me presentó fue en el futsal, y fui a por ella. Creo que mi estilo se adapta mejor al futsal. Sé que el sueño de todos los niños es ser futbolista, pero el futsal es enorme también y estoy muy contento de estar aquí.

¿Esa primera oportunidad casi fue una pesadilla, verdad?

En 2017 conseguí finalmente una prueba con el Magnus. Se suponía que era una prueba para 350 chicos, que ya es mucho. Hubo un problema en el sistema y allí había más de mil. "¡Vaya", pensé, "se acabó". En la primera parte tenías 40 segundos para demostrar lo que podías hacer o no superabas el corte. Me dije a mí mismo, "Bueno, tienes que hacerlo". Hice una Lambretta, quedaron impresionados, pasé a la siguiente fase y al final me escogieron. ¿Había pensado en hacerse barbero antes de eso?

Mi primera y única opción era el fútbol. Nunca tuve un plan B. Pero no podía permitirme un corte de pelo cada vez que lo necesitaba, así que empecé a hacérmelos yo mismo, intentando nuevas cosas, y acabé siendo bueno. Es curioso que me lo pregunte, porque a veces pienso que mi trabajo aquí es hacer de barbero [risas]. Soy mitad jugador, mitad barbero. Todo el mundo quiere tener buen aspecto, así que los jugadores, toda la delegación, me piden que les haga el pelo. Yo estoy encantado de ayudar. Si no fuese jugador, creo que sería barbero.

Leozinho cuts Marlon's hair

📸 Thais Magalhães / CBF

Y hablando de asuntos capilares, hemos oído que una vez apareció en un partido con el pelo teñido...

[Risas] ¡Ese es un día que prefiero olvidar! Era nuestro debut en el campeonato nacional, que para mí es el mejor campeonato del mundo. Yo era muy joven y decidí teñirme el pelo para parecer distinto. Ganamos, ¡pero fui el hazmerreir del equipo al completo! No me quedaba nada bien. Se burlaron mucho de mí, ¡y aún siguen haciéndolo! Me teñí el pelo de negro a la mañana siguiente, pero siempre me lo recuerdan. ¿Quién se lo ha dicho? [risas] ¿Ha sido "Capita", verdad? Pues le puede decir esto [risas]: me he prometido a mí mismo que si ganamos la Copa Mundial ¡me voy a teñir el pelo otra vez! ¡Y "Capita" tendrá que hacerse una foto conmigo!

¿Qué sintió al marcar en la Copa Mundial de Futsal y poner al público en pie con esa Lambretta?

Había soñado con ese momento toda mi vida: marcar un gol en la Copa Mundial. No era solo mi sueño, también el de toda mi familia y amigos. Fue pura euforia. Saber que mi familia estaba tan orgullosa de mí me hizo muy feliz. Es algo que me motiva. Sobre la Lambretta, evidentemente está muy bien poner al público en pie. Me da energía positiva.

¿Es dar espectáculo a los fans importante para usted o lo que importa es ganar?

Ganar. Solo ganar. Las cosas que hago son parte de mi manera de jugar. Por supuesto que me gusta ver a los aficionados ponerse en pie por una de mis jugadas, pero le prometo que si ejecuto una acción asombrosa y perdemos, después me siento muy triste.

¿Cómo se siente cuando le llaman "el nuevo Falcão"?

Feliz y honrado de que me comparen con el jugador de futsal más grande de la historia. Pero intento ser Leozinho, intento escribir mi propia historia.

¿Qué le parece Japón?

Estamos estudiándolos a conciencia. Son un equipo realmente bueno.  Juegan atrás, son muy organizados y potentes defensivamente. Y tienen un par de brasileños que son excelentes jugadores. Sabemos que cualquiera puede derrotar a cualquiera y nos estamos tomando este partido muy en serio. Pero al mismo tiempo, tenemos mucha confianza.

¿Ganará Brasil en Lituania 2021?

Sin duda. Brasil aborda todas las competiciones para ganar. Cualquier otro resultado es un fracaso para Brasil. Las expectativas no pueden ser más altas sabemos que tenemos que cumplirlas.

¿Y quién cree que es el principal rival de Brasil por el título?

Argentina. El sorteo no les ha favorecido, pero aun así diría que Argentina. Es la vigente campeona y tiene un gran equipo. El Brasil-Argentina es el derbi más importante del mundo, ¿se lo imagina en una Copa Mundial?