Rodrigo: "Me arrancaré el corazón y lo cambiaré por el trofeo"

18 sept. 2021
  • Rodrigo se convirtió en el primer cierre de la historia en marcar 100 goles como internacional

  • El capitán de Brasil habla de su hito, de Ferrão y de sus esperanzas de ganar el título

  • Explica su decisión de retirarse del futsal de selecciones tras Lituania 2021

Con 19 años, Rodrigo Hardy Araújo combinaba sus estudios con un trabajo diario. Actualmente, con 37, está haciendo lo mismo. Pero si piensas que su vida no ha cambiado demasiado, estás más lejos de la verdad que los kilómetros que separan a Campinas (su ciudad natal) de la localidad lituana de Palanga.

Por entonces, Rodrigo trabajaba de recadero en una empresa de contabilidad, mientras se instruía para dedicarse a los números. Ahora, su sala de estudio es la habitación de un hotel, y su profesión es la de capitán de la selección brasileña de fútbol sala.

Los números, no obstante, siguen marcando la vida de Rodrigo. Este jueves, de hecho, contradijo las probabilidades matemáticas para convertirse en el primer defensa en la historia del fútbol sala en marcar 100 goles como internacional.

El ‘Torpedo humano’, que estaba estudiando para sacarse la carrera de Educación Física en la habitación del balneario de lujo en el que está hospedada la Seleção, hizo una pausa para conversar con FIFA.com sobre ese gran hito, su potentísimo disparo, Ferrão, las opciones de Brasil de llevarse el trofeo y su decisión de retirarse del fútbol sala de selecciones tras la Copa Mundial de Futsal de la FIFA Lituania 2021™.

¿Qué sintió al marcar su gol 100º con Brasil?

No soy alguien que piense mucho en los hitos individuales, pero fue realmente especial. Los detalles conmemorativos que recibí de la CBF (Confederación Brasileña de Fútbol) y las felicitaciones de la FIFA significaron mucho. La camiseta que me dio [la CBF]… permanecerá en mi familia durante generaciones y generaciones. Para un defensa, marcar 100 goles no es fácil. Hablé con mi familia después. Mis padres estaban muy emocionados, ¡ni siquiera les salían las palabras! Pienso que si yo fuese el padre ocurriría lo mismo. Así que me siento muy orgulloso, y espero que mis hijos, nietos y bisnietos estén orgullosos cuando vean la camiseta.

Le apodan el “Torpedo humano”, y en todos estos años se han publicado muchas estadísticas sobre las vertiginosas velocidades que alcanzan sus disparos. ¿Cree que tiene el disparo más potente del fútbol sala?

(Hace una pausa) Es difícil de decir. Ferrão también puede pegarle muy fuerte al balón. Yo me pondría ahí arriba, entre los diez primeros. Creo que lo que tengo en mi arsenal que me diferencia es la capacidad para disparar con la puntera. Muy pocos jugadores saben ejecutar punterazos como yo.

¿Qué opinión le merece Ferrão?

El mejor jugador del mundo con diferencia. Ya era un jugador extraordinario, pero en estos dos últimos años ha elevado su juego a otro nivel. Lo tiene todo. Es magnífico de espaldas a la portería, su capacidad para girarse es como nada que puedas ver en el futsal, puede disparar con ambas piernas… Ha subido el listón en el fútbol sala. Es un jugador espléndido, y la Seleção tiene que sacar partido del excepcional momento de forma en que está.

¿Ha tenido ocasión de ver a muchas de las demás selecciones? Si tuviera que destacar solo a una, ¿cuál es la principal rival de Brasil para ganar el trofeo?

Por supuesto, estamos viendo todos los encuentros. Lógicamente, tienes a España, Irán, Rusia, Portugal, Argentina, Brasil. Pero cualquier selección que llegue a la fase de eliminatorias puede imponerse. Esto es un Mundial, cualquiera puede vencer a cualquiera; ya no es como antes. Afrontaremos cada encuentro de esta segunda fase como si fuese la final. No creo que pueda destacar solo a uno, pero te daré dos [rivales principales]: España, que tiene un magnífico palmarés, un equipo muy fuerte y lleva mucho tiempo sin ganar el título, por lo que estará decidida a recuperarlo. Y Argentina, que tiene excelentes jugadores y un equipo estupendo.

¿El equipo ha recibido el apoyo de otros deportistas brasileños?

Nos están apoyando muchísimos grandes deportistas de Brasil. Gabigol, Richarlison, Felipe Melo... Nosotros siempre animamos a la selección de fútbol playa, y ahora ellos nos están animando. El voleibolista Bruninho, la selección olímpica femenina de voleibol... Parece una gran familia. Las cosas han cambiado un montón desde que la CBF se hizo cargo de nosotros.

El año pasado quedó tercero en la elección del Mejor Jugador de Fútbol Sala del Mundo. ¿Por qué decidió retirarse como internacional después de este campeonato?

Tendré 40 años en el siguiente Mundial. Creo que, para vestir esta camiseta, tienes que ser capaz de dar algo a cambio. No quiero que me seleccionen simplemente porque he sido capitán de la Seleção durante un tiempo; por mi reputación. Si estuviese jugando con una nación de fútbol sala más modesta, creo que sí podría jugar el Mundial con 40 años. Pero Brasil tiene talentos realmente increíbles. Fue una decisión difícil, y sé que dolerá, pero siento que fue lo correcto. Jugar el Mundial es algo único, indescriptible. Los jugadores que están abriéndose paso se merecen vivir esta extraordinaria experiencia. No es justo que alguien se pierda esto porque llevaron a un jugador simplemente por lo que había hecho con la Seleção en años anteriores.

¿Qué se siente al saber que su etapa con la camiseta de Brasil está tocando a su fin?

Estoy contando cada segundo. Después de cada partido, pienso: "Son otros 40 minutos que han pasado". Sé que mi tiempo se está acabando. Me emociona, pero quiero asegurarme de marcharme con el título.

¿Ganará Brasil el título?

Daré la vida por ganar este Mundial. Si es preciso, me arrancaré el corazón y lo cambiaré por el trofeo. Sería magnífico para nosotros. Estamos experimentando una vida distinta con el escudo de la CBF en nuestras camisetas. La visibilidad del fútbol sala y el nivel han cambiado mucho. No estamos luchando por nosotros mismos, nuestras familias, el cuerpo técnico. Estamos luchando por una causa: hacer crecer el futsal en nuestro país. Durante mucho tiempo dependía únicamente de los sueños de los jugadores. Ahora tenemos infraestructuras. Las cosas ya están cambiando, pero este título haría que cambiasen mucho más deprisa.