El duelo mundialista que lo tuvo todo

  • #WorldCupAtHome continúa con el Brasil – Estados Unidos de Alemania 2011

  • Un vibrante choque de cuartos con alternativas en el marcador y prórroga

  • Recital de Marta, soberbio gol in extremis de Wambach

Las Barras y Estrellas sufrieron hasta el final frente a la espectacular selección brasileña de Marta. Pero incluso tras quedarse con 10 jugadoras e ir perdiendo hasta el último minuto de la prórroga, las jugadoras de Pia Sundhage encontraron la manera de imponerse con el máximo suspense.

📝 El resumen

[[flag-bra-s]] Brasil 2-2 (3-5 PEN) Estados Unidos [[flag-usa-s]]

10 de julio de 2011, Rudolf-Harbig-Stadion, Dresde

Goleadoras:

Brasil: Marta (68’ PEN., 92’) I Estados Unidos: Daiane en propia meta (2’) Wambach (120’)

Alineaciones:

  • Brasil: Andréia, Aline ©, Daiane Rodrigues, Érika, Formiga (Renata Costa, 113’), Ester, Fabiana, Maurine, Cristiane, Marta, Rosana (Francielle, 85’)

  • Estados Unidos: Hope Solo, Ali Krieger, Rachel Buehler, Christie Rampone ©, Amy LePeilbet, Shannon Boxx, Carli Lloyd, Heather O’Reilly (Tobin Heath, 108’), Lauren Cheney (Megan Rapinoe, 55’), Amy Rodriguez (Alex Morgan, 72’), Abby Wambach

mctlopaez29ziq2wmh4g.jpg

🤓 El contexto

Tras registrar 3 victorias en 3 partidos en el Grupo D y contar en sus filas con la mejor jugadora del mundo en la persona de Marta, Brasil afrontaba este encuentro con la moral por las nubes. Vencer a las norteamericanas en cuartos habría sido el trampolín ideal hacia un título de campeonas mundiales que siempre les ha sido esquivo a las brasileñas, pese a la final que habían disputado cuatro años antes.

Enfrente, las Barras y Estrellas vivieron un comienzo de campeonato con más apuros, que incluyó sobre todo una derrota contra Suecia en el Grupo C. Por más que se hubiesen colgado dos oros olímpicos en la década de 2000, las bicampeonas mundiales acudían a Alemania para recuperar un título que llevaban sin conquistar 12 largos años, con toda una constelación de estrellas en su plantilla.

⚔ El partido

El duelo estuvo marcado por 3 claves:

Gafada de principio a fin: En la primera ocasión clara del partido, un centro hacia atrás de Shannon Boxx desde la izquierda, las estadounidenses abrieron el marcador. Al ver su alegría, cabía pensar que Abby Wambach había marcado su segundo tanto del campeonato, pero en realidad fue Daiane la que, en medio de la confusión, perforó su propia portería de entrada. La defensa tuvo un día negro, pues fue ella la que, en la tanda de penales, falló el lanzamiento que resultaría fatídico para la Canarinha.

Marta siempre ahí: La reina brasileña, ya autora de un doblete espectacular contra Noruega e impresionante en cada partido, volvió a firmar un recital. Tras deshacerse de tres estadounidenses con un exquisito detalle técnico (un sombrero dentro del área), provocó la expulsión de Rachel Buehler y una pena máxima de propina, que ella misma convirtió en el minuto 68. Y al poco de empezar la prórroga, la número 10 brasileña puso a su equipo por delante con una vaselina majestuosa.

Wambach, sobre la bocina: Cuando Brasil parecía dirigirse irremediablemente hacia la tercera semifinal de su historia, Wambach encontró las fuerzas para elevarse marcando perfectamente los tiempos y cabecear a la red un centro teledirigido de Megan Rapinoe en el último minuto. Con ese tanto del empate, batió el récord del gol más tardío en la historia del Mundial Femenino.

🌟 La estrella

Si las estadounidenses salvaron el escollo brasileño, se lo debieron en gran parte a Hope Solo. La portera yanqui realizó varias paradas de gran categoría frente a unas brasileñas en superioridad numérica. Y en la lotería final de los penales, fue ella quien sacó las castañas del fuego con una prodigiosa estirada frente a Daiane que resultó decisiva.

🎙️Lo que se dijo

“Teníamos todos los motivos para bajar los brazos, pero yo sabía que si colocaba bien el balón, podía acabar en el fondo de las mallas. Era mi momento. Era un poco como si me hubiese preparado toda mi vida para ello, por la razón que fuese. No ganamos el Mundial, pero ese instante nos permitió regresar a Estados Unidos como unas campeonas. Fue uno de los memores momentos de mi vida como deportista”. Abby Wambach, delantera de Estados Unidos

“Fue un partido muy difícil y equilibrado. Sabíamos que las estadounidenses estaban muy fuertes. Nuestra selección proponía tal vez un juego más creativo, pero no logramos imponernos. Queríamos a toda costa irnos hacia delante, jugar a la contra. Pero encajamos un gol al final de la prórroga y hubo que recurrir a los penales. Aunque finalmente no cumplimos nuestro objetivo, pienso que hicimos un buen Mundial”. Kleiton Lima, seleccionador de Brasil

🔜 ¿Qué pasó después?

Estados Unidos superó netamente a la selección de Francia (3-1) para plantarse en la final contra las sorprendentes niponas. Japón nunca antes había pasado de los cuartos de final en la competición, pero, contra todo pronóstico, se impuso en los penales tras haber igualado por dos veces un marcador adverso (2-2, 3-1 PEN.).