Australia forja una base sólida para el legado indígena

  • El fútbol australiano intensifica la participación indígena en la Semana Nacional de la Reconciliación

  • El plan de legado pretende dar rienda suelta al potencial de las mujeres y niñas de las comunidades indígenas

  • Las sedes de la Copa Mundial Femenina de la FIFA 2023 tendrán topónimos indígenas

Kyah Simon marcó el gol que dio a Australia su única victoria en la fase de eliminatorias de la Copa Mundial Femenina de la FIFA. En el otro extremo del campo, Lydia Williams hizo la que posiblemente fuese la mejor parada de Canadá 2015 al impedir un tanto de Formiga con una estirada casi increíble, al estilo del Inspector Gadget.

Ese hito logrado por las Matildas sobre el reputado Brasil en Canadá 2015 fue un momento de orgullo y lágrimas para los apasionados del fútbol. El hecho de que dos indígenas australianas desempeñaran un papel fundamental en él fue una prueba de la importancia de las naciones originarias en la historia del combinado australiano. Esa historia se remonta a Karen Menzies, la primera indígena australiana en vestir la camiseta de la selección nacional, en 1983.

Ahora, la Copa Mundial Femenina de la FIFA Australia & Nueva Zelanda 2023™ ofrece una oportunidad única para desarrollar aún más el potencial de las comunidades indígenas del país, una ambición que constituye un componente fundamental del programa Legacy ’23 de Australia. James Johnson, director ejecutivo de la Federación Australiana de Fútbol, ha declarado: "El aumento de la participación diversa en nuestro deporte y la creación de un entorno de apoyo e inclusión para nuestra comunidad, desde el fútbol base hasta todas las ligas profesionales, son parte esencial del programa Legacy ’23".

Coincidiendo con la Semana Nacional de la Reconciliación, la Federación Australiana anunció el miércoles que Azmeena Hussain, directora de la Federación de Victoria, y Narelda Jacobs, defensora de los derechos de los indígenas y conocida presentadora de televisión, son las últimas incorporaciones a su Programa de Embajadores de Legacy ‘23. Ambas se unen así a Julie Dolan, primera capitana de las Matildas, a Kate Jenkins, Comisionada contra la Discriminación Sexual de Australia, y al futbolista Awer Mabil, cuya participación se había comunicado en abril.

Un cambio de paradigma

"Legacy ’23 ofrece una oportunidad única para cambiar la mentalidad de los australianos y del mundo en lo que respecta a las mujeres en el deporte", ha afirmado Jacobs, quien también forma parte del Grupo Asesor Nacional Indígena de la Federación Australiana.

"A través de mi papel como embajadora de Legacy ’23, me gustaría asistir a una mayor participación en el fútbol de la gente de las naciones originarias, las mujeres y las personas de género fluido en Australia, dentro y también fuera de la cancha, en funciones como la administración y los puestos directivos o de comentaristas".

"La idea que subyace tras Legacy ’23 es aprovechar este impulso para ganar terreno en la comunidad y aumentar la participación en el deporte. Todo el mundo va a querer ser una Kyah Simon o una Lydia Williams: el sueño será ser esas jugadoras".

Aprovechar las nuevas oportunidades

Una característica notable de Australia y Nueva Zelanda 2023 es el uso de topónimos indígenas: por ejemplo, la final se disputará en Sídney/Gadigal y el partido inaugural en Auckland/Tamaki Makaurau. Se trata de una iniciativa progresista, en consonancia con el lema de la Semana de la Reconciliación Nacional: "Sé valiente. Logra un cambio".

"La lengua es la clave de cualquier cultura", explica Jacobs. "Al tener topónimos bilingües estamos diciéndole al mundo que nuestra cultura nunca se ha perdido. Seguimos utilizando estos topónimos, aunque parezca una novedad para los no indígenas, nunca hemos dejado de usarlos. Es una oportunidad para que el resto de la comunidad se ponga al día y reconozca que esta cultura [la indígena] siempre ha estado aquí". 

El objetivo para el periodo posterior al torneo es que las comunidades indígenas tengan más oportunidades de practicar el fútbol.

"Estamos eliminando los obstáculos que pueden haber impedido a las personas de las naciones originarias participar en el fútbol: estamos buscando formas de hacer que federarse sea más asequible, eso afecta a todos los sectores de la comunidad, para contribuir a aumentar la participación. Estudiamos las instalaciones que se proporcionan para hacerlo más accesible, para que haya una mayor dirección en las propias comunidades, y examinamos las diferentes estrategias para hacer el fútbol más accesible".

Para recibir información sobre cómo solicitar entradas para la Copa Mundial Femenina de la FIFA Australia & Nueva Zelanda 2023™, haz clic aquí.