Lindahl y Blackstenius aplauden la intrepidez de su selección

21 jul. 2021
  • Suecia tumbó a EE.UU. en Tokio por segunda vez en dos Juegos Olímpicos

  • Pero el 3-0 de hoy fue muy diferente a su ultradefensivo triunfo de 2016

  • Hedvig Lindahl y la bigoleadora Stina Blackstenius nos hablan de su planteamiento ofensivo

Cuando Suecia eliminó a Estados Unidos en el pasado Torneo Olímpico de Fútbol Femenino, Hedvig Lindahl fue la heroína. ¿Cómo podía ser de otra forma, tras haber detenido un penal a Alex Morgan después de pasarse 120 minutos ayudando a repeler las constantes oleadas ofensivas de las estadounidenses?

Este miércoles en Tokio, la guardameta de 38 años mantuvo su portería a cero contra las ganadoras de las dos últimas Copas Mundiales Femeninas de la FIFA™ e hizo historia de paso, convirtiéndose en la primera sueca en jugar en cinco citas olímpicas. Sin embargo, nadie hablaba de Lindahl, y a la veterana arquera no podría haberle importado menos. 

En su lugar, todo el mundo hablaba maravillas del atrevido planteamiento que ejecutaron las suecas para desarticular a una selección que, antes de hoy, llevaba invicta dos años y 23 partidos a las órdenes de Vlatko Andonovski. 

Fue el reflejo de la evolución de una selección a cuyas integrantes tachó Hope Solo de “cobardes” por su estilo defensivo en Río; mientras que Megan Rapinoe reconoció en esta ocasión, con su característico estilo sincero: “Nos han pateado bien el trasero”.

“Puede verse cómo hemos evolucionado [desde 2016]”, afirma una entusiasmada Lindahl a FIFA.com. “El cuerpo técnico ha hecho un trabajo magnífico entrenándonos con esta forma de jugar, y lo más importante es que está dando buenos resultados”. 

Las principales beneficiarias de este estilo más completo y vertical son, naturalmente, las que juegan en la otra punta del campo respecto a Lindahl. Stina Blackstenius firmó dos goles esta tarde y, según ella misma admite, debería haber metido un par más. Así pues, ¿qué se siente al jugar en un equipo que crea tantas ocasiones?

“Jugar en esta selección es lo mejor”, afirma radiante. “La verdad, no puedo imaginar un equipo mejor en el que jugar. Simplemente estoy muy orgullosa de formar parte de él, y de la forma en que estamos jugando”. 

“Hemos evolucionado en nuestro juego, hemos mejorado nuestra forma de jugar. Tenemos muchísima calidad en cada jugadora individual, y cada una de nosotras aporta algo diferente a las demás”, añade la delantera. 

Lindahl, además de ser cinco veces olímpica, también ha participado en cinco Mundiales Femeninos. Por tanto, ha vivido y disfrutado de numerosos triunfos suecos memorables. 

Pero dada la calidad del juego de su selección en Tokio, y el calibre de su rival, ¿ha sido esta la actuación más impresionante de la que ha sido partícipe?

“¿La mejor de siempre? Bueno, es difícil de decir”, señala. “Ganar a Estados Unidos como lo hemos hecho, creando tantas ocasiones, no es normal. Es muy especial”. 

“Ahora bien, es un encuentro de la fase de grupos. Creo que los partidos que más te satisfacen siempre llegan más adelante en los campeonatos. Y tenemos muchos más partidos por delante antes de que podamos pensar en alcanzar nuestras metas en este torneo”, concluye Lindahl.