Le Roy: "Senegal es favorita"

  • Togo alcanzó su primera Copa Mundial de la FIFA en 2006, a costa de Senegal

  • Las dos selecciones vuelven a cruzarse en la liguilla clasificatoria de Catar 2022

  • El seleccionador de Togo, Claude Le Roy, habla de sus rivales y de sus objetivos

El año 2006 supuso un momento crucial en la historia del fútbol togolés, que festejó entonces su primera clasificación para la fase final de una Copa Mundial de la FIFA. No obstante, la edición de Alemania 2006 sigue siendo a día de hoy la única en la que han participado los Gavilanes.

Togo protagonizó una trayectoria impresionante en la competición preliminar, al superar por 3-1 a una selección senegalesa considerada por todos como gran favorita en aquella época. A continuación, los togoleses se llevaron un empate a 2-2 de Dakar, en el encuentro de vuelta.

Fue una gesta verdaderamente excepcional, y más aún si tenemos en cuenta que cuatro años antes los todopoderosos Leones de la Teranga habían representado con honor al continente en el certamen de Corea/Japón 2002, justo después de sufrir una ajustada derrota en los penales de la final de la Copa Africana de Naciones, frente a Camerún.

Por caprichos del destino, el sorteo clasificatorio de la Copa Mundial de la FIFA Catar 2022™ ha querido que Togo se cruce de nuevo con Senegal... y en circunstancias similares a las de hace 16 años: el cuadro senegalés participó en Rusia 2018 y fue finalista de la CAN 2019 en Egipto, donde perdió el duelo por el título contra Argelia (1-0).

¿Se repite la historia entre Togo y Senegal?

“En 2002, los Leones de la Teranga tuvieron una gran actuación, con el difunto Bruno Metsu, aunque no le darían continuidad”, explica Claude Le Roy, actual seleccionador de Togo. “Cuatro años más tarde, ya no jugaban al mismo nivel”.

“La selección actual cuenta con grandes jugadores, que compiten en las mejores ligas del mundo. No es solo Sadio Mané, también están Coulibaly, uno de los defensas más sólidos del mundo, e Idrissa Gueye, que es un gran centrocampista”, señala el experimentado técnico francés. “Es un poco raro. Siempre se piensa que va a ser campeona de África, pero el título se le escapa cada vez en la final”.

Le Roy parece consciente del reto que espera a los Gavilanes ante los hombres de Aliou Cissé. “Si queremos tener opciones de conseguir el pase, hay que hacer una competición preliminar impecable. Y en primer lugar reconocer que Senegal es el gran favorito de nuestra liguilla, como es lógico. Es la selección subcampeona de África y una de las más potentes del continente”, analiza.

n67bjtjacbqlenhkbrjd.jpg

¿Un trabajo al fin recompensado?

Claude Le Roy está al frente del combinado togolés desde 2016. Durante estos cuatro años, se ha esforzado por desarrollar el fútbol en todo el país. Más allá de su cometido como seleccionador nacional, el francés trabaja formando a los entrenadores de las categorías inferiores, aportando su pericia para contribuir a la progresión del deporte rey en Togo.

Sin embargo, su gran prioridad es la selección, por supuesto. “Tenemos una nueva generación y mi objetivo es seguir trabajando con este grupo. De no haber sido por el coronavirus, estaríamos a punto de terminar el programa de preparación que habíamos implantado para continuar el trabajo comenzado hace años”, afirma.

“Quiero ayudar a este equipo a alcanzar la madurez futbolística, ya sea conmigo o con otro entrenador en el futuro. Mi filosofía consiste siempre en dejar una base sólida para cuando me vaya”.

Una dilatada experiencia

La primera aventura africana de la trayectoria de Le Roy como entrenador se remonta a 1985, en Camerún. Treinta y cinco años más tarde, dirige a Togo. “Entrenar en África es muy exigente. Hay que esforzarse y mantener los pies en el suelo. Para triunfar en este continente, uno tiene que recurrir a su formación, a sus conocimientos, a su cultura y a su experiencia. Lo importante aquí es ayudar a los jugadores a desarrollarse sin complacencia”, considera.

Y en sus experiencias africanas, Le Roy ha ido pasando el testigo a varios de sus asistentes, entre los que destacan Hervé Renard, dos veces campeón de África, Kwesi Appiah, que condujo a Ghana al Mundial de Brasil 2014, o Sébastien Migné, actualmente al frente de Guinea Ecuatorial.

“El éxito de estos entrenadores es muy reconfortante”, apunta. “Compartí con ellos toda mi experiencia. Con Hervé Renard, que ganó la Copa Africana dos veces, con Kwesi Appiah, que fue mi asistente en Ghana antes de convertirse en seleccionador, o con Sébastien Migné, que dirige ahora a Guinea Ecuatorial. Desde el principio de mi carrera siempre he compartido todos mis conocimientos con mis ayudantes. He procurado contribuir a su propio éxito en todo momento”.

Cinco favoritos

Tras la ausencia de varios pesos pesados en el anterior Mundial (como Argelia, Camerún o Costa de Marfil), el estratega francés prevé que los grandes del continente vuelvan a por sus fueros en 2022.

“En primer lugar, espero que mi opinión no se malinterprete, porque voy a nombrar a un favorito que está en la misma liguilla que nosotros. Yo considero favoritos a los dos finalistas de la última Copa Africana: Argelia y Senegal. Son muy potentes. Después hay otras selecciones que suelen clasificarse, como Nigeria, Camerún o Costa de Marfil, sin olvidar a Marruecos, que tiene jugadores de alto nivel, ni a Sudáfrica, que será un rival complicado para los equipos de su liguilla, o a Malí, que parece capaz de dar esta vez el gran paso que le falta”, concluye.