Rivera decide el partido del siglo

17 jun. 2020
  • Italia venció en semifinales a Alemania en tiempo extra

  • La Azzurra se impuso 4-3 en un duelo inolvidable

  • FIFA.com repasa aquel partido lleno de emociones

Cuando uno cierra los ojos y piensa en la Copa Mundial de la FIFA 1970™, lo primero que le viene a la cabeza es el estadio Azteca y la imagen de la fantástica selección brasileña, que se impuso sin sobresaltos a Italia en la final.

El emblemático coliseo mexicano luce, además, una placa en su exterior que conmemora el “partido del siglo”. Sin embargo, este título no hace honor a un encuentro protagonizado por Pelé, Carlos Alberto y compañía, sino al duelo que libraron Italia y la República Federal de Alemania en el Azteca; un thriller de infarto en el que se anotaron siete goles y que sus respectivos protagonistas recuerdan como *partita del secolo y Jahrhundertspiel.

Pero, como es lógico, no todos los implicados lo recuerdan con el mismo cariño. "Nadie ha olvidado aquel partido", reconoció el alemán Gerd Mueller, autor de dos goles en la prórroga. "Me sigo poniendo malo al pensar en él y todavía no me he recuperado".

kke6jlfc2fal13dej1ry.jpg

El choque adquirió tintes legendarios en esos 30 minutos adicionales, en los que Mueller firmó su doblete y Gianni Rivera marcó el gol de la victoria, captado en esta imagen, en el minuto 111.

La mayor parte de los 90 minutos reglamentarios tuvieron poco de reseñable, con una Italia defendiendo con su estoicidad habitual el gol de Roberto Boninsegna en el minuto 8. Todo apuntaba a que el planteamiento defensivo iba a reportar a los italianos un puesto en la final, pero entonces, a menos de un minuto para la conclusión, un jugador del AC Milan mandó el partido a la prórroga.

Su nombre era Karl-Heinz Schnellinger, una estrella atípica de los Rossoneri, un defensor que no marcó ningún gol en sus 222 partidos con la escuadra milanesa y que solamente anotó uno, éste, con su selección. Para el recuerdo quedaron también las palabras del comentarista alemán Ernst Huberty: "¡Schnellinger tenía que ser! ¡Schnellinger!".

En el descanso, el seleccionador italiano Ferruccio Valcareggi había mantenido su polémica y habitual rotación, dando entrada a Rivera, compañero de Schnellinger en el AC Milan, por el infatigable Sandro Mazzola. Rivera poseía un talento descomunal y era el vigente Balón de Oro, pero Valcareggi lo consideraba más efectivo cuando la defensa rival comenzaba a acusar el cansancio.

Y así era como esperaba encontrar a la RFA después de su agotador choque de cuartos contra Inglaterra. "Me equivoqué", admitió el técnico italiano posteriormente. "De hecho, me quedé asombrado por su aguante".

evxxdrjq8bkvzgm1z1gc.jpg

No en vano, incluso con su capitán Franz Beckenbauer aguantando sobre el césped con el brazo en cabestrillo, los alemanes llegaron más frescos a la prórroga, y no tardaron en tomar ventaja por medio del prolífico Mueller.

Pero Italia reaccionó y empató cuatro minutos más tarde con un gol de Tarcisio Burgnich, y Luigi Riva aún tuvo tiempo de establecer el 3-2 antes del intervalo.

En la reanudación de la prórroga, Mueller, quién si no, puso de nuevo las tablas en el marcador con su décimo tanto en el torneo, ganándole la partida a Rivera, que no estuvo atento en el primer palo.

Enrico Albertosi, el arquero italiano, reprendió a su “chico de oro” por su pasividad en el tanto alemán, pero, en menos de 60 segundos, Rivera pasó de villano a héroe de los Azzurri. La magnífica acción de Boninsegna y Giacinto Facchetti nada más sacar de centro culminó con el gol definitivo de Rivera, que puso punto final a uno de los partidos más dramáticos en la historia de la Copa Mundial.

¿Sabías que...?

La camiseta que lució Facchetti, el formidable central y capitán italiano, en la Copa Mundial de México 1970™ se encuentra entre los objetos expuestos en el Museo del Fútbol Mundial de la FIFA de Zúrich.

La camiseta del capitán de Italia en México 70, Giacinto Facchetti. Otra leyenda que nunca ganó una Copa Mundial de la FIFA™.