Senegal regresa a la senda triunfal

África occidental recuperó su hegemonía en el Campeonato de África de Beach Soccer gracias a Senegal, que derrotó a la anfitriona Nigeria en la final para adjudicarse su cuarto título continental. Como consuelo, eso sí, los locales acompañarán a los campeones en la Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA Bahamas 2017.

La decepción se la llevaron los combinados norteafricanos de Egipto y Marruecos, que esperaban convertirse en las primeras selecciones no subsaharianas presentes en la cita mundialista. Sin embargo, tras clasificarse para semifinales, ambas se estrellaron en esa ronda y tuvieron que conformarse con el partido por el tercer puesto, donde Egipto venció por un cómodo 4-1. FIFA.com repasa lo acontecido.

La primera fase Tras haber representado a África en cuatro Mundiales de fútbol playa pero haberse perdido los dos últimos, en 2013 y 2015, las Súper Águilas de la arena estaban decididas no sólo a plantar una tremenda batalla a las otras siete contendientes de la fase final. Su objetivo era –como mínimo– acceder a la final y, con ello, obtener uno de los billetes disponibles para la gran cita mundialista de Bahamas.

Al seleccionador de Nigeria, Ejoor Adamu, le brindaron una ayuda inmejorable con sus preparativos unos días antes de comenzar el certamen. Los anfitriones disputaron un amistoso contra Suiza, una de las cuatro representantes europeas en la Copa Mundial de Beach Soccer del próximo año. Aunque Nigeria perdió ese encuentro por 8-3, encaró el campeonato de África con plena confianza, y su capitán Isiaka Olawale afirmó entonces que estaban preparados para la batalla: “Para nosotros, esa es la competición principal, y nuestro objetivo es clasificarnos para el Mundial”.

Su comienzo de torneo no fue nada alentador, y a un peleado triunfo por 3-2 sobre Egipto le siguió una derrota en los penales contra Costa de Marfil tras un 4-4. Eso ponía a Nigeria en una difícil tesitura para encarar su último encuentro de la liguilla contra sus vecinos y rivales de Ghana. Con una sólida prestación defensiva que mantuvo a raya a los atacantes ghaneses durante todo el último periodo, los anfitriones vencieron por 4-3 y se citaron en semifinales contra Marruecos. El otro combinado del grupo que pasó a semifinales fue Egipto, que ganó su decisivo partido contra Costa de Marfil por 4-2.

En el Grupo B, el defensor del título, Madagascar, que había conquistado la pasada edición en su feudo, empezó con fuerza pero luego fue perdiendo gas. Tras ganar su encuentro inicial contra Libia por 9-5, los isleños cayeron por 1-3 ante Senegal, su víctima en la final del año pasado. Eso obligaba a Madagascar a vencer a Marruecos en su último encuentro. Yacine Benmamma y Nassim El Hadaoui dieron a los norteafricanos una renta tempranera de dos goles, pero cuando Ymelda Razafimandimby acortó distancias, todo estaba en el aire. Sin embargo, no llegaron más goles, y Marruecos selló su pase a semifinales con ese ajustado 2-1.

Senegal, en cambio, tuvo una trayectoria mucho más plácida hasta semifinales, siendo el único equipo del campeonato que ganó sus tres encuentros de la liguilla. Marruecos resultó su oponente más complicado, y los Leones de la Teranga tuvieron que sudar de lo lindo para vencer por 2-1. Sin embargo, en su triunfo por 3-1 sobre Madagascar se mostraron más fuertes, y encararon su último partido contra Libia sabiendo que ya tenían asegurada su presencia en semifinales. Pero no por eso se relajaron y, al final del tercer y último periodo, el marcador registró un abultado 10-2 para Senegal, con Lansana Diassy como trigoleador.

La batalla decisiva Las semifinales presentaban dos duelos entre oeste y norte, y las selecciones de África occidental salieron airosas en ambos. Nigeria encontró al fin su ritmo de juego contra Marruecos, con un triunfo inapelable por 6-1. En ese encuentro estuvo especialmente acertado Abu Azeez, que este año participó con el Enyimba en la Liga de Campeones de la CAF. El delantero anotó dos tantos para los locales.

En la otra semifinal, Senegal resultó demasiado fuerte para Egipto, imponiéndose por 5-2. Los senegaleses cobraron una rápida ventaja de cuatro goles. Y cuando sus rivales empezaban a soñar con una espectacular remontada tras anotar dos dianas, Babacar Fall liquidó las esperanzas egipcias con su tercer tanto del encuentro, sentenciando el pase de Senegal a la final.

Fall metió otros dos goles en el choque decisivo contra las potentes Súper Águilas de la arena, la única selección africana junto con la propia Senegal que ha superado una fase de grupos en un Mundial de fútbol playa. Los Leones de la Teranga solamente lograron poner tierra de por medio en el último periodo, en el que pasaron del 4-4 al 8-4 definitivo, gracias a un Ngalla Sylla que marcó dos tantos para elevar su cuenta en el partido a tres.

El seleccionador nigeriano encajó con dignidad la derrota: “No puedo quitar ningún mérito a los senegaleses. Han jugado bien”, admitió Adamu. “Pero aun así, estoy satisfecho con la actuación de mi equipo. Han hecho todo lo que han podido, y nos hemos clasificado para la fase final mundialista”.

Egipto acabó tercero tras vencer por 4-1 a Marruecos. El defensor del título, Madagascar, recuperó parte del orgullo herido imponiéndose por 4-3 a Costa de Marfil en el partido por el quinto puesto; un duelo al que accedió tras derrotar a Ghana por 8-4. De forma decepcionante, Libia se retiró de la competición tras perder sus tres encuentros de la fase de grupos, lo que supuso que Costa de Marfil accediese directamente al choque por el quinto puesto y que Ghana no pudiese disputar un último encuentro por la séptima plaza.

Clasificación final 1 Senegal 2 Nigeria 3 Egipto 4 Marruecos 5 Madagascar 6 Costa de Marfil 7 Ghana 8 Libia Clasificados para Bahamas 2017*

Jugador más valioso Emeka Ogbonna (Nigeria)

Premio al mejor portero Al Seyni Ndiaye (Senegal) Máximo realizador Babacar Fall (Senegal) – 11 goles