La FIFA asiste a la conferencia de la RBFA y la KNVB sobre derechos humanos y laborales

  • Representantes de la FIFA, de la UEFA, de la Comisión Europea, del Parlamento Europeo, de la Organización Internacional del Trabajo y de Amnistía Internacional expusieron sus pareceres

  • La FIFA realza los avances que se han logrado en Catar en colaboración con grupos de interés locales

  • Bélgica y Países Bajos, dos países que disputarán la Copa Mundial de la FIFA Catar 2022™, coorganizaron el acto

El papel de los derechos humanos y laborales en los grandes torneos de fútbol, así como la importancia de albergar competiciones inclusivas que promuevan la tolerancia y el respeto, fueron hoy el eje central de la conferencia que organizaron la Federación Belga de Fútbol (RBFA) y la Federación Neerlandesa de Fútbol (KNVB) en la sede de la primera, ubicada en Tubize (Bélgica).

En la apertura de la conferencia, Peter Bossaert, director ejecutivo de la RBFA, y Gijs de Jong, secretario general de la KNVB, destacaron conjuntamente la importancia de garantizar y salvaguardar los derechos humanos y laborales en el mundo del fútbol, sobre todo en relación con la Copa Mundial de la FIFA 2022™.

“Somos conscientes de que es un asunto delicado, con opiniones diversas, pero nuestra intención no ha sido otra que facilitar una plataforma para que todo el mundo pudiera conocer los detalles sobre este tema y formarse así su propia opinión —manifestó Bossaert sobre la decisión de celebrar la conferencia el mismo día que Bélgica y Países Bajos se enfrentan en el Estadio Rey Balduino de Bruselas en la Liga de Naciones de la UEFA—. Desde 2017 se ha producido un cambio de verdad en Catar (en la Copa Mundial de la FIFA), con la eliminación del sistema de la "kafala". Y, si bien todavía queda mucho trabajo por hacer, Bélgica jugará en Catar a finales de este año para demostrar el cambio tan positivo que se ha conseguido”.

Por su parte, De Jong agregó: “Somos una organización civil y queremos asumir nuestra responsabilidad, tanto dentro como fuera del terreno de juego. No estábamos nada convencidos con el proceso de decisión que se adoptó para este Mundial, y hace unos años propusimos el "pacto de Ámsterdam" para solicitar que los derechos humanos se incluyeran en los procesos de presentación de candidaturas de torneos globales. En un principio se ignoró nuestra petición, pero hay que reconocerle el mérito a Gianni Infantino, quien la aceptó e incluyó los derechos humanos en el proceso. Cuando, en 2018, el Congreso de la FIFA adjudicó la Copa Mundial de la FIFA 2026™ ya se tuvieron en cuenta, lo cual es un paso adelante muy importante para el presente y el futuro”. 

En referencia concreta al Mundial de Catar, el secretario general de la KNVB añadió: “Hemos hecho grandes esfuerzos, como ir en persona a Catar para llevar a cabo nuestra debida diligencia y contar a la prensa lo que vimos. Y lo hicimos porque debemos basarnos en hechos para respaldar los derechos humanos y asumir nuestra responsabilidad”.

“Los trabajadores de todos los sectores tienen nuestra atención por igual —agregó Peter Bossaert en referencia al planteamiento actual de las dos federaciones, el cual se prolongará hasta después de que concluya la fase final—. El cambio sostenible ya ha llegado a Catar, y lo ha hecho a través del fútbol. Queremos aprovechar la fuerza del Mundial para garantizar que este cambio perdure. En cuanto a las personas LGBTQI+, nuestra petición para la FIFA y el Comité Supremo de Organización y Legado de Catar es que se garantice que todo el mundo sea bienvenido, que todas las personas puedan asistir al Mundial de manera segura y expresar su opinión”.

En una intervención grabada en vídeo, Margaritis Schinás, vicepresidente de la Comisión Europea y comisario para la protección del estilo de vida europeo, alabó el papel tanto dentro como fuera del terreno de juego de la RBFA y de la KNVB a la hora de defender los derechos humanos y laborales en todo el mundo. Asimismo, reconoció las iniciativas que han llevado a cabo los organizadores del torneo, incluidas la FIFA y la UEFA, quienes han utilizado sus plataformas para promover más si cabe estos derechos.

Andreas Graf, jefe del Departamento de Derechos Humanos y Antidiscriminación de la FIFA, subrayó la manera en que el Mundial de 2022 está ejerciendo de catalizador para la reforma perdurable de la protección del trabajador en Catar, como han admitido reconocidas organizaciones internacionales. Además, señaló que los preparativos, incluidos los exhaustivos programas de formación, siguen en marcha ahora que están a punto de comenzar las operaciones del torneo.

También hizo referencia a los esfuerzos concretos que han realizado la FIFA y sus socios en Catar para garantizar que el Mundial de este año sea una competición segura y acogedora para los aficionados de todo el mundo: “La colaboración con nuestros homólogos cataríes es excelente. Estos cambios no se habrían producido sin el empeño del Comité Supremo y del Ministerio de Trabajo para avanzar en materia de derechos humanos y otros derechos en el país”.

Asimismo, representantes de la UEFA, del Grupo de Trabajo para el Deporte del Parlamento Europeo, de la Organización Internacional del Trabajo, de Amnistía Internacional y de organizaciones sindicales de Bélgica expusieron sus pareceres sobre los derechos humanos y laborales en Catar en el marco de un diálogo abierto y constructivo.