Tonga construye desde los cimientos

3 abr. 2021
  • Tonga está dedicando recursos mucho mayores al desarrollo del fútbol femenino

  • Con el apoyo de la FIFA, ha habido un aumento considerable en las cifras de participación

  • El primer Mundial Femenino que se celebrará en la región ha ayudado a acrecentar el interés

La Copa Mundial Femenina de la FIFA 2023™ alcanzó otro hito esta semana con la noticia de qué ciudades y estadios recibirán al mundo dentro de dos años. Pero si piensas que el impacto regional de la primera edición del certamen en el hemisferio sur se limita a Australia y Nueva Zelanda, estás muy equivocado.

Numerosas naciones oceánicas están impulsando actualmente todos los aspectos del fútbol femenino con un vigor mucho más intenso, y pocas están haciendo más que Tonga.

El secretario general de la Federación Tongana de Fútbol (TFA), Lui Aho, señala que está habiendo “más interés por parte de las comunidades para inscribir a nuevos equipos de mujeres” desde que se confirmó que la máxima competición del fútbol femenino pondría rumbo a Oceanía.

Gran parte de ese interés creciente a nivel local lo está alimentando el trabajo de la TFA, con la ayuda y orientación de la FIFA. En un hecho inusual para las naciones de la OFC, la TFA cuenta actualmente con dos responsables de desarrollo del fútbol femenino que ayudan a cubrir todas las islas de la nación, y no solamente la isla principal de Tongatapu.

Como sus vecinas del Pacífico, Tonga se ha visto más incentivada por la oportunidad de participar en el torneo eliminatorio de repesca para la Copa Mundial Femenina de la FIFA. Las naciones de la OFC competirán por una plaza en ese torneo que enfrentará en 2023 a 10 selecciones, de las que 3 acabarán clasificándose para la fase final (con un total de 32 naciones).

Dado que Nueva Zelanda está clasificada automáticamente como anfitriona, la pugna entre las restantes naciones de la OFC se ha intensificado. Y más después de que una potencia tradicional del Pacífico como Papúa Nueva Guinea fuese batida por Fiyi por primera vez en la pasada Copa de Naciones Femenina de la OFC, en 2018… Tonga también tiene potencial para sumarse a la lista de aspirantes echando mano de su nutrida diáspora de tonganas en Australia y Nueva Zelanda.

s1vjqrrfrpkszsq6lut7.jpg

Aunque el ímpetu de Tonga haya cobrado fuerza en los últimos años, el fútbol femenino no es ninguna novedad para la nación polinesia, que ya ganó una medalla de bronce en su primera participación en los Juegos del Pacífico, en 2003.

Posteriormente, Tonga ha ofrecido varias actuaciones destacadas a escala continental y, comparativamente, su selección femenina ha venido gozando de un mayor éxito que sus homólogos masculinos, en un país donde el rugby ha predominado tradicionalmente como el deporte principal.

Estimulada por semejantes oportunidades para este pequeño país de 100.000 habitantes, Adelaide Tuivailala, responsable de Fútbol Femenino en la TFA y titulada con el curso de Liderazgo Femenino de la FIFA en 2017, ha estado trazando hábilmente el camino a seguir para el fútbol local. Gracias a una subvención concedida al fútbol femenino por el organismo rector del fútbol mundial, la TFA ha presentado unos proyectos ambiciosos en torno a cuatro ámbitos clave:

  • Gobernanza y liderazgo

  • Acceso y participación

  • Competición

  • Sensibilización y promoción

En el fútbol base, la TFA ha gozado de un éxito considerable a través de ‘Heilala Manongi’, un programa futbolístico adaptado a las circunstancias locales que pretende iniciar a las chicas en este deporte. El programa, que ya ha sido introducido en las cuatro islas principales, se ha hecho muy conocido entre la comunidad en general, y es una importante vía formativa para jugadoras, entrenadoras y voluntarias.

Históricamente, siempre ha habido una cierta resistencia a que las mujeres vistiesen pantalones cortos mientras practicaban deporte. “Es muy emocionante ver a más chicas jugando al fútbol hoy en día, y crearemos un entorno seguro para ellas”, afirma Tuivailala a FIFA.com. “Eso incluye a jugadoras, entrenadoras, árbitras y directivas”.

Entre los demás objetivos, figura el de incrementar la cantidad de mujeres en puestos de liderazgo y, por consiguiente, un aumento de la participación en el proceso de toma de decisiones; favorecer el acceso a instalaciones futbolísticas bien estructuradas y, básicamente, hacer crecer el número de jugadoras. Tonga ya ha obtenido un éxito considerable en este último apartado.

Como explica Aho a FIFA.com, uno de los objetivos primordiales es “desarrollar una nueva imagen para el fútbol femenino en Tonga y garantizar que haya oportunidades para todas las mujeres y chicas, ya sea dentro o fuera del campo”.