Robinho: "Vamos a darlo absolutamente todo para levantar el trofeo"

25 sept. 2021
  • Robinho está siendo una de las estrellas de Lituania 2021

  • El ala de la RFU habla del inminente nuevo duelo contra Argentina tras la final de 2016

  • Quiere despedirse de la Copa Mundial de Futsal de la FIFA conquistando el trofeo

Robinho sabe de qué va el tema. El mago del balón ejecuta sus fascinantes virguerías, llega a la habitación de su hotel, contesta al teléfono y escucha a su hijo elogiando entusiasmado jugadas mágicas. Una magia, eso sí, ejecutada por Cristiano Ronaldo…

"Da igual lo que haga su padre”, afirma Robinho, riendo. “Para él todo gira en torno a Cristiano".

Pero parafraseando a un descendiente de lituanos como Bob Dylan, ¿están cambiando los tiempos (The Times They Are a-Changin’) en casa de los Dos Santos con motivo de la Copa Mundial de Futsal de la FIFA Lituania 2021™? Robinho está brillando con luz propia en esta edición con sus astutas genialidades y sus golazos contra Uzbekistán y Vietnam… y está despertando el interés de Ryan y Rebeca.

"Mis hijos están enganchándose de veras con el Mundial", confirma a FIFA.com. "Están viendo todos mis partidos, tienen camisetas de Rusia… A mi hija Rebeca realmente le interesan la gimnasia y el baile, pero esto la tiene emocionada".

"Mis hijos están enganchándose de veras con el Mundial", confirma a FIFA.com. "Están viendo todos mis partidos, tienen camisetas de Rusia… A mi hija Rebeca realmente le interesan la gimnasia y el baile, pero esto la tiene emocionada".

"Ryan está realmente emocionado, al ver a su padre meter goles. No me entiendas mal; Cristiano sigue siendo su inspiración, no yo. No creo que nada cambie eso nunca. Bueno, tal vez si gano el Mundial (risas)”, añade el ruso de origen brasileño.

Y eso es exactamente a lo que aspira este veterano de 38 años... FIFA.com contactó con una de las figuras de Lituania 2021 para hablar de la final de Colombia 2016, del crucial RFU-Argentina en cuartos de final, y de si este será su último Mundial de fútbol sala.

FIFA.com: Rusia perdió por 4-5 ante Argentina en la final de 2016. ¿Qué recuerda de ese partido?

Robinho: No sabíamos casi nada de Argentina. No estábamos acostumbrados en absoluto a jugar contra ella. Era una selección excelente, pero no sabíamos cómo iba a ser enfrentarse a ella. Partíamos como favoritos por nuestro historial y el campeonato que estábamos haciendo. Eliminamos a España y también a Irán, que había vencido a Brasil. Éramos una gran selección que había ido a más durante el campeonato, impresionando a todo el mundo. Pero Argentina sabe de verdad cómo jugar al futsal. No deja que la presión le afecte. Cuando va perdiendo, juega de la misma forma. Empezamos ganando en la final, pero los argentinos remontaron. Son increíbles en ese aspecto. Mira el partido [de octavos] contra Paraguay… Fueron perdiendo hasta el minuto 25 y, en solo 15 minutos, se impusieron por 6-1. Es una selección muy, muy peligrosa; un equipo magnífico.

¿Puede describir sus emociones tras esa final?

Rusia nunca había accedido a la final de un Mundial. Llegar allí fue histórico, un gran logro. Pero yo estaba destrozado. Los brasileños somos súper ambiciosos; nada que no sea el título es lo bastante bueno. Trabajas durante cuatro años con la Copa Mundial en mente. Firmamos una campaña realmente increíble, y perder en la final, en un encuentro tan reñido, nos dejó abatidos. Sabes que faltan cuatro años para el próximo Mundial, sabes por lo que tendrás que pasar para llegar a otra final. Resulta difícil levantarse de nuevo para eso. Por suerte lo hice, y aquí estoy tratando de llegar a otra final. Pero me costó quitarme de la cabeza esa derrota ante Argentina.

¿Qué espera del próximo choque de cuartos de final?

Hemos conseguido mantener el grueso del equipo de 2016. Creo que tenemos más experiencia y estamos mejor preparados para medirnos a Argentina. La mayoría de nuestra plantilla está afincada en Rusia. Todos conocemos muy bien cómo juegan nuestros compañeros, mientras que otras grandes selecciones tienen jugadores repartidos por todo el mundo.

Marcó sendos golazos contra Uzbekistán y Vietnam. ¿Cuál le gustó más?

Creo que el primero. Hice una jugada individual y, cuando me quedé sin ángulo, traté de engañar al portero. Obviamente, estoy muy contento de meter goles, y más aún en un Mundial, pero lo más importante es que fueron goles cruciales, que ayudaron a ganar a nuestra selección. También estoy muy feliz por haber dado asistencias, porque servir goles es lo que más me gusta hacer. Juegue en el equipo que juegue, siempre estoy muy contento cuando puedo ayudar a un compañero a terminar una competición como máximo goleador.

Ivan Chishkala aspira a ese premio. ¿Qué piensa de él?

Tiene muchísimo futuro. Sólo tiene 26 años. Llevamos jugando juntos desde que él tenía 16, y tenemos una gran confianza en el juego del otro. Es un jugador magnífico. Lo tiene todo para convertirse en uno de los mejores jugadores del mundo.

¿Cuáles cree que son las favoritas para levantar el trofeo?

Creo que Brasil es la gran favorita por la indiscutible calidad de sus jugadores. Lo tiene todo: un gran portero, grandes cierres, grandes alas, pívots de primera… Dispone holgadamente de la mejor plantilla en cuanto a talento individual. Y luego Argentina... No solo por su plantilla, sino también por cómo juega.

¿Está disputando su último Mundial?

(Hace una pausa). Me siento un poco triste al decir esto, pero probablemente. Tengo 38 años. El próximo Mundial es dentro de tres años… No estoy diciendo que sea definitivo. Tomaré una decisión final después del campeonato, con más tranquilidad. Es mi tercer Mundial. Jugar en esta competición es lo máximo para cualquier jugador. No tienes palabras para explicarlo. Me entristece pensar en que no volveré a vivir esta experiencia indescriptible, pero quiero marcharme a lo grande. Llegamos a la final en 2016, y vamos a darlo absolutamente todo para levantar el trofeo aquí.