La Austria de Proedl va en serio

Cuando se anunció la Clasificación Mundial FIFA/Coca-Cola del pasado octubre y Austria figuraba entre la élite mundial, unos cuantos la miraron con escepticismo. La ascensión de la nación alpina, situada entre las diez primeras por vez primera en los casi 25 años de existencia de la jerarquía mundial, tomó por sorpresa a mucha gente.

Tras haberse clasificado para la Eurocopa 2016 con una excepcional cosecha de 28 puntos en 10 encuentros, Austria acudirá a Francia como una de las selecciones más en forma del continente. Sin embargo, lo hará todavía con la condición de tapada; algo que al defensa central Sebastian Proedl le resulta un poco difícil de entender. “Creo que hemos demostrado muchas cosas en los últimos años”, explica a FIFA.com.

“Si echas un vistazo al fútbol austriaco en este momento; no sólo a la selección, sino también a los jugadores que militan en la Bundesliga alemana y en las demás grandes ligas europeas, pienso que se nos ha subestimado”, prosigue.

Por primera vez, merced a su escalada hasta los puestos superiores del fútbol mundial, Austria está mejor clasificada que potencias tradicionales como Italia y Países Bajos; y Proedl lo considera un reflejo de la autoridad con la que se clasificaron para la Eurocopa. Tras un 1-1 inicial contra Suecia, los austriacos encadenaron 9 victorias consecutivas que les dieron el pase a lo grande.

La esperada 'revancha' con Suecia “La única selección que lo hizo mejor que nosotros fue Inglaterra”, observa Proedl. “Estamos muy orgullosos de nuestra trayectoria en la fase de clasificación. Tuvimos un poco de mala suerte en casa , pero nos concentramos en lo que queríamos alcanzar, en acceder a la Eurocopa, y seguimos creyendo todo el rato”.

Esos puntos que dejaron escapar ante Suecia fueron la única mancha en la andadura casi perfecta de los austriacos. Y en la segunda vuelta lo compensaron con creces, sentenciando la clasificación de forma deslumbrante con un magnífico triunfo por 1-4 en tierras suecas. “Fue la mejor victoria de Austria en una fase de clasificación en los últimos 20 años”, afirma Proedl mientras rememora ese partido tan especial en el Friends Arena.

“Fue una noche perfecta para nosotros en Estocolmo. Todo salió bien, y todo el mundo rindió al 100%. Estuvimos muy concentrados y el planteamiento táctico del seleccionador fue estupendo. Nos lo merecimos de veras”, añade.

El escenario donde Austria consiguió su primer billete para la Eurocopa –tras haber participado en la edición de 2008 como país coanfitrión– fue de lo más apropiado. Y es que, dos años antes, sus esperanzas de acceder a la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014™ se habían evaporado en ese mismo campo. Un gol tardío de Zlatan Ibrahimovic dio a Suecia un triunfo por 2-1 que, a la postre, la metió en la repesca por delante de Austria, a la que le habría valido con un punto para aventajar a los suecos.

Enterrar esa derrota supuso una satisfacción enorme, pero en el fondo, el jugador de 28 años considera que el daño ya estaba hecho en un momento anterior de la campaña mundialista: “Naturalmente, para nosotros fue un sueño lograr un triunfo tan impresionante en un estadio donde habíamos perdido dos años antes. En aquel encuentro se esfumaron nuestras esperanzas, pero creo que perdimos la estela de la clasificación antes, cuando empatamos en Kazajstán y en Irlanda”.

Este verano, los aficionados de su país tendrán la oportunidad de enarbolar con orgullo la bandera austriaca en un gran campeonato por primera vez desde que la Eurocopa se celebró en su territorio. Proedl jugó en aquella cita de 2008 siendo aún un joven inexperto, ya que estaba iniciando su carrera con la selección absoluta tras haber sido el capitán del combinado sub-20 que, un año antes, ocupó la 4ª posición en la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA.

La Euro 2008, un precedente a mejorar “Tengo recuerdos buenísimos de 2008. Al ser en nuestra patria, hubo un ambiente extraordinario en Austria, que ya empezaba a respirarse dos o tres meses antes. Desgraciadamente, no pudimos superar la fase de grupos, pero fue una experiencia magnífica para mí, porque estaba empezando mi carrera. Ya teníamos un buen equipo, pero esa Eurocopa probablemente nos llegó dos o tres años pronto”.

Esta vez, Sebastian será una de las figuras más veteranas del equipo, y cree que tienen opciones de escalar nuevas cotas en su segunda participación. “Es un grupo complicado. Estamos contentos con el sorteo, pero creo que Portugal, Islandia y Hungría también se habrán alegrado. Portugal, con Cristiano , es la gran favorita… pero estamos con confianza para ir allí y pasar a la siguiente ronda”.

El defensa del Watford forma parte de un pequeño contingente de austriacos que están dejando huella en Inglaterra: Proedl y tres compatriotas suyos se encuentran actualmente entre los diez primeros equipos de la Premier League; toda una primicia para su país. Encabeza la tabla el capitán de la selección, Christian Fuchs, que está contribuyendo a la increíble temporada hasta ahora del Leicester City. A su vez, Marko Arnautovic está causando sensación en el Stoke City, mientras Kevin Wimmer deja entrever un futuro prometedor en el Tottenham Hotspur.

Los cuatro mantienen el contacto regularmente, y Proedl admite que está disfrutando en su primera temporada desde que se marchó del Werder Bremen. “Jugar en la Premier League es algo con lo que siempre había soñado”, señala. “Me gusta el ambiente de los estadios, y cómo se juega al fútbol aquí. Es bastante duro, por supuesto, pero es un fútbol muy honesto; una linda cultura futbolística”.

Dado que el Watford está superando las expectativas de la pretemporada y parece llevar camino de mantenerse sin pasar apuros en su regreso a la máxima categoría, Proedl seguramente confiará en que él y los demás miembros de esta impresionante hornada de talentos austriacos trasladen su buen momento liguero a Francia y protagonicen una Eurocopa memorable.