Madre e hijo reunidos en la fiesta de los voluntarios

  • Más de 1.000 voluntarios acudieron a una celebración especial ayer en Doha

  • FIFA.com habló con tres personas muy especiales en el Día Internacional de los Voluntarios 

  • Supimos de un reencuentro familiar y de cómo el Fan Movement de la FIFA está echando una mano

El Día Internacional de los Voluntarios se celebró a lo grande en la Copa Árabe de la FIFA 2021™ ayer domingo y, al estar representadas 92 nacionalidades distintas en el programa de este campeonato, “internacional” fue la palabra clave. 

Dado que el domingo era un teórico día de descanso en medio de la apretada agenda de la fase de grupos, brindó una ocasión perfecta para dar las gracias a los 5.000 voluntarios que están resultando ser, en palabras del Presidente de la FIFA Gianni Infantino, “la sangre que da vida” a este certamen.

Ese agradecimiento se expresó a través de una alegre celebración en la que se compartieron pasteles y bebidas entremedias de fotografías con el trofeo de la Copa Árabe de la FIFA. 

Más de 1.000 voluntarios se reunieron en el Centro de Exposiciones de Doha para participar en los festejos y, entre ellos, había una madre y un hijo con una historia muy especial. La primera ya había hablado con FIFA.com unos días antes, contándonos la conmovedora historia del impacto positivo que ha tenido en su vida el voluntariado y del emotivo reencuentro inminente –tras tres años distanciados– con su hijo menor.

La zimbabuense Rufaro Chindalo explicó cómo la Copa Árabe de la FIFA iba a volver a reunirlos a ambos, después de que su hijo Kundai viese aceptada su solicitud para convertirse en uno de los voluntarios internacionales de la competición. Y ese ansiado momento en el aeropuerto, con el que llevaba meses soñando, satisfizo todas sus ilusiones y expectativas. 

“Fue realmente maravilloso”, afirmó una radiante Rufaro. “No había sido fácil para él llegar aquí –en dos ocasiones no pudo tomar su vuelo debido a las restricciones en nuestro país–, y ya empiezas a preocuparte. Pero al tercer intento, ya pudo venirse a Catar, y debo dar las gracias a la FIFA y a los cataríes por ayudarle un montón a llegar aquí”.  

“Cumplió 20 años el mes pasado, y me llevé 20 rosas al aeropuerto para darle la bienvenida al país. Fue muy emotivo; un reencuentro precioso. Ha crecido muchísimo desde la última vez que lo vi; ¡ahora es más alto que yo! [risas]. Cuando lo vi fue cómo: “¿De verdad es este mi hijo?”.  

DOHA, QATAR - DECEMBER 05: The FIFA Arab Cup Volunteer Trophy Event at Doha Exhibition Center on December 05, 2021 in Doha, Qatar. (Photo by Oliver Hardt - FIFA/FIFA via Getty Images)

“Me puse muy feliz por volver a verla”, coincidió Kundai. “Había pasado mucho tiempo, y esperaba poder vivir esto cuando solicité ser un voluntario internacional. Me postulé como candidato por mi madre”. 

Sin embargo, no solamente lo inspiró la idea de volver a ver a Rufaro, sino también sus palabras conmovedoras y enormemente positivas sobre los beneficios del voluntariado. Tras haber hablado de cómo la experiencia la había hecho pasar “de oruga a mariposa”, la ex maestra –especializada en lenguaje de signos– está emocionada por ver a su hijo disfrutar de los mismos beneficios.  

“El voluntariado te enseña muchísimas habilidades para la vida”, resaltó entusiasmada. “Sí, le regalas tu tiempo. Pero obtienes muchísimo más a cambio, y esto será maravilloso para él en cuanto a aprender cosas como tomar decisiones, administrar el tiempo, reafirmar su personalidad e interactuar con otras culturas. Se convertirá en una persona mejor gracias al voluntariado”.

DOHA, QATAR - DECEMBER 05: The FIFA Arab Cup Volunteer Trophy Event at Doha Exhibition Center on December 05, 2021 in Doha, Qatar. (Photo by Oliver Hardt - FIFA/FIFA via Getty Images)

Un representante del Fan Movement

Mientras que Rufaro es responsable del equipo de gestión del personal en los estadios Al Yanub y de la Ciudad de la Educación, a Kundai le han asignado el puesto de apoyo a los aficionados en los estadios Al Zumama y Ras Abu Abud. Esa misma función de ayuda a los hinchas la está desempeñando otra de las voluntarias con la que hablamos: la no menos entusiasta Nassima Boulait. 

En la celebración de ayer, la marroquí formaba parte de un nutrido contingente que no solamente representaba a la familia de los voluntarios, sino también al Fan Movement de la FIFA

“En realidad, este es mi primer torneo como voluntaria –me incorporé al Fan Movement antes de apuntarme–, y estoy disfrutando más de lo que se pueda imaginar”, explicó Boulait (que aparece en la fila de atrás a la derecha en la foto de arriba). “Es especial para mí porque se trata de la primera Copa Árabe de la FIFA, por lo que es un gran acontecimiento para mi región y, por supuesto, mi propia selección participa. ¡Y además está jugando muy bien! [risas].” 

Marruecos, en efecto, está sobresaliendo, y podría incluso llevarse a casa el trofeo. Pero independientemente de cómo les vaya a los Leones del Atlas en las rondas eliminatorias, Boulait –como sus amigos y compañeros zimbabuenses– tiene claro que se marchará de la Copa Árabe de la FIFA con recuerdos para toda una vida. 

“Es una experiencia social realmente increíble”, resaltó sonriendo. “Aquí he conocido a algunos amigos del Fan Movement que, anteriormente, solo había visto por videollamadas con Zoom. El Fan Movement es como una familia, y eso es aplicable también a los voluntarios. Es una experiencia que jamás olvidaré”.