Los finalistas, analizados por los especialistas

  • Los expertos de FIFA resaltan los atributos físicas local y la disciplina de Japón

  • Ambas selecciones cuentan con excelentes guardametas

  • Pascal Zuberbühler analiza la gestión particular de este puesto

Tras imponerse a Suiza y a Senegal respectivamente, la RFU y Japón se enfrentarán este domingo en la final de la Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA Rusia 2021. Este choque entre dos grandes de la disciplina promete una contienda apasionante.  Antes de este encuentro decisivo de Rusia 2021, los expertos técnicos de la FIFA han ofrecido su punto de vista sobre las dos finalistas, y sobre los puntos fuertes que les han permitido llegar tan lejos en la competición. 

Claude Barrabé (Experto Técnico de la FIFA) 

Dos buenas selecciones se han clasificado para la final: el país anfitrión y, sorpresa, ¡Japón! Este choque promete a la vez espectáculo ofensivo e intensidad. Las semifinales estuvieron muy disputadas y Japón, en especial, asombró por su rigor defensivo. ¡Se mostró como un muro!

Este combinado juega con un esquema clásico, el 1-2-2. Se apoya en un importante bloque defensivo, simbolizado por el capitán Ozu, ¡auténtico líder de la zaga y a la hora de jugar el balón hacia delante! No obstante, su esquema no es inamovible: a veces juega con un 1-3-1.

Japón sabe adaptarse muy bien al sistema dispuesto por el rival. Ofensivamente, logra generar ataques posicionados y combinaciones con el portero; todo ello orquestado por hombres que manejan excelentemente el balón. ¡La estrella de Japón es el equipo! Si bien su sistema de juego en 1-2-2 es similar, la RFU cuenta más con sus individualidades, empezando por sus porteros, Maksim Chuzhkov y Stanislav Kosharnyi. Este último, especialmente bueno con los pies, es una magnífica base de lanzamiento para las ofensivas rusas.

Además, los locales van a recuperar a tres buenos jugadores, sancionados para la semifinal: Artur Paporotnyi, Alexey Makarov y Fedor Zemskov. Es un equipo muy fuerte físicamente, que pone mucho empeño en el plano físico. Su público puede darle unos ánimos adicionales; y su experiencia será muy valiosa, ¡sabiendo que ya ha ganado dos Copas Mundiales y que Japón va a disputar su primera final!

ESPINHO, PORTUGAL - JULY 10: Head coach Claude Barrabe of Madagascar reacts during the FIFA Beach Soccer World Cup Portugal 2015 Group D match between Tahiti and Madagascar at Espinho Stadium on July 10, 2015 in Espinho, Portugal. (Photo by Alex Grimm - FIFA/FIFA via Getty Images)

Matteo Marrucci (Experto Técnico de la FIFA)

Es la segunda vez que ambas selecciones se enfrentan durante este campeonato, ya que los rusos se impusieron por un abultado 7-1 en la fase de grupos. Pero no creo que haya que considerar muy estrictamente ese precedente: era la fase de grupos; Japón estaba ya clasificada y la RFU entre la espada y la pared. En cualquier caso, ambas selecciones deberían jugar con su estilo característico (1-2-2), sabiendo que Japón puede jugar a veces con un 1-3-1. Los dos combinados se apoyan en excelentes guardametas. En las filas rusas, Maksim Chuzhkov y Stanislav Kosharnyi se alternan. En cuanto a los nipones, cuentan solamente con Yusuke Kawai, quien, a diferencia de los porteros rusos, utiliza principalmente sus manos para reiniciar los ataques.

Japón juega de forma muy disciplinada, muy estructurada. Utiliza balones largos de Kawai hacia los dos pivotes, Shusei Yamauchi y Takuya Aguma. Dispone también de soluciones muy interesantes por las bandas: sus extremos son muy rápidos. Atrás, Ozu echa el candado y juega con prudencia, aventurándose poco hacia delante. 

Por su parte, la RFU causa una gran impresión físicamente. ¡Juega rápido! Va a beneficiarse del regreso de sus tres jugadores importantes ya citados… y no para arreglarle las cosas a Japón. ¡Un bonito duelo en perspectiva!

RAVENNA, ITALY - SEPTEMBER 05: Matteo Marrucci of Italy celebrates after victory in the FIFA Beach Soccer World Cup Group A match between Italy and Switzerland at Stadium del Mare on September 5, 2011 in Ravenna, Italy.  (Photo by Dean Mouhtaropoulos - FIFA/FIFA via Getty Images)

Pascal Zuberbühler (Especialista en guardametas de la FIFA) 

¡En general, el portero es un punto fuerte para las dos selecciones! Sin embargo, es interesante constatar que cada una tiene una gestión bastante particular del puesto. Japón solamente juega con un portero: Yusuke Kawai. Es un excelente arquero que lee muy bien el juego, y que goza de una verdadera ciencia del desplazamiento. Se muestra muy activo en su zona próxima a la portería, ¡y procura no aventurarse más allá! Se encuentra más cómodo con sus manos que con los pies, pero sus balones hacia delante son precisos.

Kawai impone de veras: no tiene miedo, se entrega y sale a bloquear sin pestañear los remates a bocajarro. Es cierto que, ofensivamente, he visto porteros que se sienten más cómodos, pero eso puede ser una opción táctica, sabiendo que Ozu permanece en la zaga y toma la iniciativa a la hora de reiniciar rápidamente el juego. La RFU, por su parte, tiene una gestión muy particular de los porteros. Se apoya en una pareja, compuesta por Maksim Chuzhkov y Stanislav Kosharnyi, quienes se alternan constantemente, estén acertados o no.

Si bien ambos son excelentes, Kosharnyi tal vez sea más completo: se muestra más cómodo con sus pies, lo que le hace también asumir más riesgos. No duda en salir de su zona: ¡lo vimos incluso contra Suiza salir a la búsqueda del gol! ¡Su partido a distancia va a ser muy interesante de seguir!

ZURICH, SWITZERLAND - DECEMBER 17: In this handout image provided by FIFA, Pascal Zuberbuehler is seen presenting The Best FIFA Men's Goalkeeper award as Manuel Neuer and Jan Oblak are seen looking on from a video link during the The Best FIFA Football Awards on December 17, 2020 in Zurich, Switzerland. (Photo by Valeriano Di Domenico/FIFA via Getty Images)