La OFC aspira a generar crecimiento a largo plazo en el Pacífico

26 sept. 2021
  • La OFC publicó su primer plan estratégico dedicado al fútbol femenino hace dos meses

  • La Estrategia de Fútbol Femenino de la OFC coincide con la primera Copa Mundial Femenina de la FIFA que se celebra en la región

  • La centrocampista vanuatuense Rita Solomon cree que, con más oportunidades, el fútbol femenino del Pacífico crecerá

La Copa Mundial Femenina de la FIFA 2023™ en Australia y Nueva Zelanda –la primera edición que se celebrará en el hemisferio sur– brinda una oportunidad única para impulsar el fútbol femenino local y dejar un legado duradero en la región del Pacífico.

Con esos ambiciosos objetivos generales en mente, la OFC presentó su primera Estrategia de Fútbol Femenino el pasado julio. Dicha estrategia establece directrices, objetivos y pautas para las 11 federaciones miembro de la región, y se espera que inspire y empodere a las mujeres en todos los ámbitos del fútbol.

La principal ambición de la OFC consiste en contar con dos selecciones competitivas en el Mundial Femenino de 2027, pero los cinco pilares fundamentales de la estrategia se centran en gran medida en construir una base sólida. Esas áreas prioritarias son la participación, la visibilidad, la formación, el rendimiento y la cultura.

En los últimos años, la OFC ya ha puesto algunos cimientos sólidos en esa línea. Actualmente, todas las federaciones miembro tienen contratada a tiempo completo a al menos una responsable de desarrollo del fútbol femenino. La aplicación de la estrategia proporcionará igualdad de oportunidades a chicas y mujeres, les abrirá caminos y les ofrecerá una mayor visibilidad.

"La estrategia de la OFC sienta las bases para conducir al fútbol femenino a un nivel superior", declaró Sarai Bareman, directora de Fútbol Femenino de la FIFA. "El contexto del fútbol femenino en Oceanía es singular; por eso es tan importante tener una estrategia a medida. Al resaltar cinco áreas prioritarias, la estrategia ‘ALL IN’ proporciona a la región una hoja de ruta para acelerar el crecimiento del fútbol femenino".

Heroínas locales

Con la intención de hacer especial hincapié en la visibilidad y la cultura, la OFC nombró a una embajadora del fútbol femenino en todas las naciones. Desde la defensa Meikayla Moore, mundialista y olímpica con Nueva Zelanda, hasta la centrocampista Yvonne Gabong, capitana de la anfitriona Papúa Nueva Guinea en la Copa Mundial Femenina Sub-20 de la FIFA 2016, cada embajadora ostenta un perfil local y la capacidad de ser un modelo a imitar para las jóvenes futbolistas.

La embajadora de Vanuatu, Rita Solomon, centrocampista de la selección absoluta y ex capitana de la sub-20, encaja a la perfección en el perfil. Con motivo del Campeonato Femenino Sub-19 de la OFC 2019, la joven instó al gobierno y a las autoridades vanuatuenses a ayudar activamente al fútbol femenino. La respuesta fue inmediata, y el Ministerio de Educación de Vanuatu puso rápidamente en marcha una campaña que recaudó una cantidad importante de dinero para el fútbol femenino local.

"Siempre he querido ser un modelo a seguir para las chicas jóvenes de mi región desde que era pequeña, por lo que esto de ser una embajadora de la OFC es como un sueño hecho realidad", afirma Solomon a FIFA.com. "Puedo ayudar a las jóvenes a marcarse sus propias pautas para alcanzar sus metas, no solo en este hermoso deporte, sino también en la vida".

Solomon, sumamente elocuente y reflexiva pese a su juventud, señala que no hay barreras culturales para las mujeres que desean jugar al fútbol en Vanuatu. Sin embargo, sí carecen de la misma cantidad de oportunidades que sus homólogos masculinos para hacerlo, y dicha accesibilidad es un componente clave de la estrategia de la OFC.

"En mi país, muchas chicas están interesadas en jugar al fútbol, pero no hay suficientes oportunidades en comparación con los chicos”, resalta Solomon. "Si se abren caminos y hay oportunidades, puedo asegurar que el fútbol femenino de Vanuatu será más efectivo en esta época en comparación con años anteriores".

A nivel internacional, la siguiente cita importante es la Copa de Naciones Femenina de la OFC 2022, un certamen continental que, además, servirá de torneo clasificatorio para el Mundial Femenino de 2023.

"Organizar el Mundial Femenino en el Pacífico ayuda de veras a las federaciones de fútbol [de la región] a poner el foco en revitalizar el fútbol femenino", concluye Solomon. "Además, contribuye a motivar a las chicas jóvenes a implicarse más ellas mismas para tener una oportunidad de formar parte del Mundial Femenino".