La alocada audición a ciegas de La Voz Brasil

12 ene. 2021
  • Natália Lara es la voz del fútbol femenino en Brasil

  • También ha sido pionera narrando grandes partidos de fútbol masculino

  • La locutora de São Paulo salió hace poco airosa de un reto dificilísimo

“El balón llega al área”, dice la comentarista, con un tono inimitablemente apasionado. “Crivelari lo recibe en el segundo palo. Golpea de primeras, con el exterior de la bota… ¡goooooooool del Corinthians!”.

El pasado mes de noviembre Natália Lara hizo lo mismo que de costumbre… pero con una pequeña diferencia: no veía las jugadas que estaba describiendo para miles de personas.

“Fue una locura”, explica Natália a FIFA.com. “Era un Corinthians-Taubaté del Campeonato Paulista. Llovía a mares. Perdimos la transmisión del partido al final durante 15 minutos”.

“Enseguida les mandé un mensaje a nuestra reportera, Mari , y al delegado de prensa del Corinthians, Vinicius , diciéndoles: ‘si pasa cualquier cosa importante, ¡díganmelo!”.

“Tuve que advertir al público que lo estaba siguiendo de que había perdido las imágenes, pero me esforcé al máximo por mantener su interés. Hablé del Corinthians, del Taubaté, de la liga y de todo lo que pude. Y me las arreglé para mantener una audiencia de 5.000 personas”.

“De repente me sonó el teléfono, dos mensajes. Gol del Corinthians. Iba a contarles que el Corinthians había marcado, pero quería que lo sintiesen, así que decidí narrarles el gol. Narré la descripción del gol de Giovanna Crivelari”.

“El público sabía que estaba comentando a ciegas, así que le encantó. Luego marcó Gabi Nunes e hice lo mismo. ¡Por suerte salió bastante bien! Fue toda una prueba”.

Valerse de la intuición y de un conocimiento enciclopédico para superar ese examen son dos de los atributos que la han convertido en la voz del fútbol femenino en Brasil, rompiendo con ello esquemas. Natália fue la primera mujer que narró choques prestigiosos de fútbol masculino, como la final del Paulistão, el Derby d'Italia y Der Klassiker. Y apenas tiene 27 años.

“Siempre me ha gustado mucho el fútbol”, dice Natália. “Los chicos con los que jugaba me llamaban Formiga, ¡aunque no sé si es por lo buena que era! (risas).

“Me gustaban Roberto Carlos, Ronaldo Fenómeno, Ronaldinho Gaúcho. Era delantera, me encantaba marcar. Mi gran sueño era ser futbolista”.

“Cuando no se concretó, pensé en trabajar en algo relacionado con el deporte, pero esos puestos solo los ocupaban hombres”.

“Aun así, estaba convencida de poder lograrlo, perseveré y me di cuenta de que sí podía hacerlo. Me alegro mucho de haberlo conseguido, porque el deporte implica una gran pasión, y cuando se trabaja en él ya no se quiere hacer otra cosa”.

“Para mí es muy importante ofrecerle a la gente que está escuchando la mejor experiencia posible. Eso requiere horas y horas de preparación. No solo acerca de los partidos en los que trabajo, sino de todo el mundo del fútbol. Pongo mucho empeño en estudiarlo todo”.

“Comento los partidos de la Série Cmasculina, me gustan mucho. Los hinchas de estos clubes son apasionadísimos, como pocos. Y yo soy la voz del fútbol femenino, que me apasiona muchísimo. Siempre he sentido un ardor que me empuja a ayudar a que el fútbol femenino crezca”.

“En los últimos años se ha avanzado muchísimo. El Mundial Femenino de 2019 fue algo enorme para darle visibilidad. Absorbió al público y a los medios de comunicación, y el interés no ha dejado de ir a más”.

“El Brasileiro Femininode 2019 fue histórico. Empezamos con partidos en vivo a través de Twitter, y otras cadenas también los transmitieron. Despegó de verdad en Internet. El Corinthians empezó a atraer muchísimo público. Recuerdo que en la final había colas larguísimas en el Parque São Jorge para asistir al partido”.

“Y de 2019 a 2020, el pico de audiencia que seguía los partidos del Brasileiro Feminino en Twitter se cuadruplicó. Las cifras son pasmosas”.

“La CBF ha hecho mucho. Los nombramientos de Aline Pellegrino y Duda Luizelli fueron un gran acierto, con ellas se están alcanzando nuevas dimensiones. Ahora todos estamos soñando con el enorme potencial de 2021”.

Y Natália también tiene sus propios sueños.

“Mi sueño en general es ver el fútbol brasileño de nuevo en lo más alto”, confiesa. “Ya ha pasado bastante tiempo desde el último Mundial que ganó la selección masculina, el de 2002. El sueño de los brasileños es ver cómo gana ese sexto título mundial en 2022. Y me encantaría ver al fútbol femenino crecer cada vez más en Brasil, como merece”.

“Mi sueño personal es comentar partidos del Mundial, los Juegos Olímpicos, la Liga de Campeones, la Libertadores, el Mundial de Clubes. Y seguir siendo en 2021 la voz del fútbol femenino en Brasil, tratar de marcar diferencias para que triunfe y sea una referencia para otros”.

“Fue una de las audiciones a ciegas más complicadas que pudo haber elegido”, dijo Adam Levine en The Voice en 2015 refiriéndose a Jordan Smith cuando seleccionó Chandelier, de Sia, una cantante nueve veces candidata a los premios Grammy. La actuación en el programa del intérprete oriundo de Harlan (Kentucky) acabaría arrebatando el puesto número uno en iTunes al Hello de Adele.

Y tras superar una audición a ciegas indudablemente más difícil, ¿quién apostaría por que La Voz Brasil no va a alcanzar todos sus sueños?