Hegerberg, una gran ausencia y una fuerte presencia

  • Ada Hegerberg es la única candidata que no participó en Francia 2019

  • La noruega ya fue tercera en la pugna por el The Best en 2018

  • Ha conquistado el triplete con el Lyon e hizo una tripleta en la final de Champions

Es una tradición —y muy lógica— que los años de Copa Mundial Femenina de la FIFA™ las distinciones individuales del fútbol femenino se entreguen siempre a futbolistas que brillaron durante el torneo. Carli Lloyd en 2015, Homare Sawa en 2011, Marta en 2007 y Birgit Prinz en 2003 fueron elegidas Jugadora Mundial de la FIFA el año que se adjudicaron el Balón de Oro adidas del certamen (además de la Bota de Oro en el caso de la japonesa, la brasileña y la alemana).

Pero 2019 podría ser la excepción a esta regla, ya que Ada Hegerberg no formó parte de la selección noruega que compitió en Francia. Aun así, la delantera de 23 años es una de las mejores artilleras del mundo. Una jugadora brillante, con gran peso mediático, y que además ha protagonizado una temporada excepcional…

Ausente, pero en mente de todos

Al término de una EURO 2017 decepcionante para Noruega y para ella misma, Hegerberg decidió renunciar a la selección. Dos años más tarde, las Gresshoppene abordaban, pues, la cita mundialista sin su principal delantera. Pese a todo, lideradas por una enorme Caroline Graham Hansen, también candidata al Premio The Best a la Jugadora de la FIFA 2019, rindieron a un nivel altísimo y solamente sucumbieron en los cuartos de final ante la Inglaterra de Lucy Bronze.

El debate fue intenso entre la afición noruega: ¿hasta dónde habría podido llegar su combinado nacional con Hegerberg? Nunca lo sabremos, pero la atacante no dejó pasar ni una sola ocasión de animar a sus excompañeras, sobre todo en su papel de analista para la televisión francesa.

lmd0nyhiqazewk6bbz9m.jpg

Un promedio extraordinario

¿Qué tiene en común Ada Hegerberg con varias leyendas del fútbol como el alemán Gerd Mueller, el húngaro Sándor Kocsis, el francés Just Fontaine, el sueco Gunnar Nordahl o el brasileño Leônidas da Silva? Todos ellos sumaron más goles que internacionalidades. Y la propia Hegerberg quizás mejore esa estadística, ya que en su caso ese promedio no se aplica a su selección, sino al número total de encuentros de su carrera: ¡261 goles en 254 partidos!

En 2018/2019, con un Lyon en el que compartió las responsabilidades anotadoras con estrellas como Eugénie Le Sommer, Delphine Cascarino, Dzsenifer Marozsan, Shanice van de Sanden, Amandine Henry o Wendie Renard, hizo una media de un gol por partido en la liga (20 en 20 duelos). También vio puerta siete veces en nueve choques de la Liga de Campeones Femenina de la UEFA y dos en tres partidos de la Copa de Francia.

Tripletes históricos

Al conquistar el doblete de liga y Liga de Campeones y ser autora de una cifra récord de 15 goles en la campaña europea, Hegerberg había dejado el listón muy alto en 2017/18, lo que le valió ser tercera en la clasificación del Premio The Best a la Jugadora de la FIFA 2018 y ganar el primer Balón de Oro de la historia del fútbol femenino. Por tanto, necesitaba una nueva proeza para mejorar su registro al año siguiente…

¡Y la hizo! Consiguió el triplete con el Lyon, al añadir la copa nacional a los títulos de campeona de la liga francesa y de Europa ya ganados el año anterior. Y después de entrar en la historia con su récord europeo de dianas en 2017/18, materializó una nueva gesta al firmar tres tantos en la final continental, contra el FC Barcelona, algo que únicamente había hecho en la historia de la prueba la alemana Inka Grings, con el Duisburgo en 2009.

zyb3sy0wricn2w7o4m8g.jpg

¿Otra hazaña?

En 2003, 2007, 2011 y 2015, el podio de la distinción de Jugadora Mundial de la FIFA, como se denominaba antes el Premio The Best a la Jugadora de la FIFA, estuvo compuesto exclusivamente por futbolistas que participaron —y brillaron— en la Copa Mundial Femenina de la FIFA.

En 2003, Prinz se impuso a las legendarias Mia Hamm y Hannah Ljungberg. Cuatro años más tarde, fue Marta quien lo hizo, por delante de la propia Prinz y Cristiane, y en 2011 Sawa se ciñó los laureles escoltada por Marta y Abby Wambach. Por último, en 2015 Lloyd acabó en primer lugar, seguida de Celia Sasic y Aya Miyama.

Por consiguiente, estar entre las tres primeras en 2019 constituiría una hazaña para cualquier jugadora que no haya participado en el Mundial. Sin embargo, en el caso de Ada Hegerberg las hazañas ya se han convertido prácticamente en una costumbre…

oqq3rnfvvf9wtuve6f1s.jpg