Fútbol y resiliencia, en el ADN de San Cristóbal y Nieves

3 dic. 2020
  • La serie El Juego Global pone el foco sobre San Cristóbal y Nieves

  • Es el estado soberano más pequeño del hemisferio occidental

  • El fútbol se vive con pasión y ha superado al críquet en popularidad

Para encontrar el germen del fútbol en estas islas del Caribe tenemos que remontarnos a los tiempos de los esclavos, quienes usaban la vejiga inflada de un animal como pelota ante la imposibilidad de poseer una de verdad. Así, no sorprende que la resiliencia esté fuertemente arraigada en el ADN de San Cristóbal y Nieves.

La Federación Cristobaleña de Fútbol (SKNFA por sus siglas en inglés) se fundó en 1932, por lo que allí, el fútbol organizado posee una dilatada y encomiable historia. Tras formar parte de la Federación de las Islas de Sotavento en 1948 y de la Federación del Caribe en 1979, San Cristóbal y Nieves se afilió a la CONCACAF y a la FIFA en 1992, nueve años después de convertirse en el último territorio británico del Caribe en conseguir su independencia.

m6bt9izngserucmna07x.jpg

"Durante años el fútbol compartió protagonismo con el críquet, pero más recientemente, a partir de la década de 1980 hasta ahora, el fútbol se ha consolidado como el deporte que más se practica y se sigue aquí", cuenta a FIFA.com Stanley Jacobs, secretario general de la SKNFA.

El desarrollo del fútbol ha ido viento en popa. La financiación de la FIFA y de la CONCACAF ha contribuido a su despegue en las islas desde la misma base. Especialmente destacable fue el debut de la selección femenina en el Campeonato Clasificatorio de la CONCACAF para el Torneo Olímpico de Fútbol, celebrado en enero de este año.

"Estamos muy orgullosos de la rápida evolución de nuestro programa de desarrollo del fútbol femenino, que pusimos en marcha hace menos de diez años", apunta Jacobs. "Cada vez hay más chicas practicando este deporte, y estoy convencido de que el éxito de las selecciones femeninas absoluta y sub-20 atraerá incluso a más. Esperamos que ese sea el legado de los dos equipos".

La gesta es extraordinaria si tenemos en cuenta que la población conjunta de ambas islas apenas supera los 52.000 habitantes. Es decir, el aforo del feudo del Newcastle United, St. James’ Park. Aproximadamente el 5 por ciento de ellos (5.000) practica el fútbol de manera activa y regular en el ámbito competitivo.

yon6qy4vzh7u08ecg60g.jpg

"El fútbol es algo muy importante para la gente de San Cristóbal y Nieves", explica Jacobs. "Va mucho más allá del mero entretenimiento. Es una pasión".

"No tenemos liga profesional, es amateur. Pero jugamos por la honra, por la comunidad y por el derecho a presumir y alardear. Sus raíces y tradiciones tienen más de 80 años. Cuando una comunidad gana el campeonato, la moral de sus habitantes se eleva y les invade una sensación de alegría y camaradería".

Naturalmente, la pandemia de la COVID-19 hizo mella en esa moral, dado que las competiciones tuvieron que echar el cierre de siete a ocho meses. No obstante, la resiliencia a la que antes aludíamos ha vuelto a quedar patente. Gracias al Plan de Apoyo de la FIFA COVID-19, está previsto que las ligas absoluta y juvenil puedan concluirse a mediados de diciembre.

"Los jugadores querían regresar a la cancha", concluye Jacobs. "Muchos de ellos se quedaron sin trabajo y se vieron afectados por la pandemia, así que el fútbol fue para ellos como un rayo de esperanza".