Continúa la pugna por la clasificación

  • Los últimos partidos de los grupos A y B se disputan el 6 de diciembre

  • Tres selecciones del Grupo A pelean por acompañar a Catar en cuartos

  • Todo está aún por decidir en el Grupo B

La fase de grupos de la Copa Árabe de la FIFA 2021™ está llegando a su fin y los últimos partidos de los Grupos A y B decidirán qué tres selecciones de las dos liguillas acompañan al país organizador en los cuartos de final.

Todo está aún por decidir, ya que todos conservan posibilidades. En el Grupo A, Irak, Omán y Bahréin aspiran a acompañar en la fase de eliminatorias a Catar, que ya se ha adjudicado la liguilla, mientras que la competencia por las dos plazas que dan la clasificación en el Grupo B también sigue siendo intensa. Emiratos Árabes Unidos marcha en cabeza tras haber ganado sus dos primeros partidos, pero aún no ha garantizado su presencia en cuartos.

FIFA.com presenta la quinta jornada del torneo, que promete gran emoción y dramatismo.

Lunes 6 de diciembre (horas locales)

Grupo A

Omán-Bahréin (Estadio Ahmed Bin Ali, 22:00) Catar-Irak (Estadio Al Bayt, 22:00)

Grupo B 

Siria-Mauritania (Estadio Al Janoub, 18:00) Túnez-EAU (Estadio Al Thumama, 18:00)

Todo o nada

La victoria de Siria sobre Túnez en su segundo partido no solo mantuvo vivas sus escasas opciones de clasificación, sino que también dio esperanzas a su siguiente rival, Mauritania. Los Leones de Chinguetti perdieron sus dos primeros compromisos, ante Túnez y Emiratos Árabes Unidos, pero a pesar de ese accidentado comienzo todavía tienen posibilidades de alcanzar la siguiente ronda. Ambas selecciones necesitan un triunfo y esperar que el resultado del otro partido les favorezca. Si gana, Siria estaría en una posición reforzada para clasificarse, mientras que Mauritania debe imponerse de forma contundente a las Águilas de Qasioun y esperar que Túnez sufra una abultada derrota ante Emiratos Árabes Unidos para poder aspirar a pasar de ronda.

Innumerables combinaciones

Emiratos Árabes Unidos afronta su último partido de la liguilla en una posición privilegiada. A los Hijos de Zayed les basta un empate para ser primeros de grupo y ni siquiera una derrota los dejaría fuera, aunque entonces tendrían que depender del resultado del Siria-Mauritania. Túnez, por su parte, está obligado a ganar si quiere ser primero de grupo y evitar cruzarse en cuartos de final con el país organizador, Catar. Las Águilas de Cartago, que se verán privadas del concurso del sancionado Ben Romdhane Ali, pueden clasificarse incluso con un empate o una derrota, en cuyo caso su suerte dependería de ese choque entre Siria y Mauritania.

Sin pronóstico posible

Aunque Catar tiene asegurado el pase a los cuartos de final como primero del Grupo A, su última cita, frente a Irak, sigue siendo importante para ambos conjuntos. Las dos selecciones se han enfrentado en 35 ocasiones, y este 36º encuentro promete emoción. Mientras que los anfitriones quieren conseguir una tercera victoria consecutiva y prolongar su racha de imbatibilidad en el torneo, un triunfo situaría a Irak en cuartos ocurra lo que ocurra en el otro duelo del Grupo A.

Una antigua rivalidad continúa 

El Omán-Bahréin es el duelo de rivalidad más antiguo entre los participantes de la Copa Árabe de este año, al haberse visto las caras estos dos combinados nada menos que 40 veces. Los registros muestran que no hay mucha diferencia entre ellos, ya que Bahréin ha ganado 12 de esos partidos, apenas uno más que Omán, y los 17 restantes terminaron en tablas. El último triunfo de Bahréin sobre Omán se produjo hace once años, en el Campeonato de la Federación de Fútbol de Asia Occidental (WAFF) de 2010, cuando un doblete del Ismaeel Abdullatif, también conocido como Samaa, permitió a los suyos salir vencedores. ¿Podrá el experimentado delantero reeditar esa gesta el lunes y llevar a su país a los cuartos de final?

Hemos oído…

“Irak aún tiene posibilidades de clasificarse para la siguiente ronda, así que nuestro único objetivo es vencer a Catar. No va a ser ningún paseo, porque nos enfrentamos a un equipo fuerte, que ha ganado dos partidos seguidos, pero confío plenamente en las capacidades de mis hombres y estoy seguro de que podemos ganar”. Zeljko Petrovic, seleccionador de Irak

“Afrontamos el partido de Túnez con el objetivo de sumar los tres puntos. Ganar a un rival tan potente como Túnez dará a los jugadores una gran inyección de confianza y nos permitirá acabar como primeros de grupo, eso enviaría un mensaje claro a nuestros futuros rivales”. Bandar al Ahbabi, defensor de EAU