Cinco jóvenes que brillan con luz propia en Lituania

21 sept 2021
  • Un brasileño puso al público a sus pies con su mágico regate ‘marca de la casa’

  • Un pequeño gran portugués ya es “definitivamente un hombre en la cancha”

  • Un joven prodigio que apenas empezó en el fútbol sala hace tres años

Youssef Jouad

Marruecos había perdido sus seis primeros partidos disputados en una Copa Mundial de Futsal de la FIFA. Sin embargo, los Leones del Atlas llegaron a Lituania con un joven de 21 años del que su seleccionador Hicham Dguig dijo que sería fundamental para romper esa mala racha. Youssef Jouad no fue protagonista en el 6-0 a Islas Salomón que obtuvo Marruecos en su primer encuentro, pero abrió el marcador, y fue para muchos su jugador más destacado, tanto en el 1-1 ante Tailandia como en el 3-3 contra Portugal. Sin duda, el joven ala, excelente tanto ofensiva como defensivamente, tiene ante sí un brillante futuro. ¿Incluirá su presente un pase a cuartos de final? “Es un joven jugador fascinante. Es polivalente y juega con libertad, al tiempo que está demostrando aquí cuál puede ser su verdadero potencial”, afirma el instructor de futsal de la FIFA Graeme Dell.

“Venir a un Mundial como el jugador más joven de tu selección genera altas expectativas, pero él ya ha refrendado la confianza que depositó en él Hicham Dguig. El fútbol sala necesita encontrar sus próximos modelos a imitar, y Jouad tiene la oportunidad de ser uno de ellos”.

Leozinho

Puede que le dé vergüenza al oírlo, pero si Leozinho sigue dando rienda suelta a su hipnótica magia, no pararán de llamarle “el nuevo Falcão”.

Su gol contra Panamá –con el portero encima, pisó el balón intuitivamente hacia atrás y lo picó por arriba con la otra pierna– provocó una gran ovación por parte de todos los presentes en el Klaipeda Arena. Además, su lambreta ‘marca de la casa’ con la que se deshizo de dos panameños puso al público entero a sus pies. “Es el futuro de nuestro deporte”, afirma a FIFA.com el capitán de Brasil, Rodrigo. “Tengo el privilegio de jugar con él en el Magnus. Puede hacer cosas preciosas e impresionantes con el balón. Goza de un magnífico potencial”. 

Khusniddin Nishonov

Uzbekistán necesitaba vencer a Egipto para tener alguna opción de alcanzar la fase de eliminatorias. Nishonov encarriló la victoria uzbeca al cabo de solo 2 minutos, con un misil en el que supo combinar potencia y efecto. Luego sobresalieron sus infalibles aptitudes defensivas para impedir que sus rivales marcasen más de un gol y ayudar a los Lobos Blancos a hacer historia. “Es muy bueno en situaciones de uno contra uno”, afirma el instructor de futsal de la FIFA Miguel Rodrigo. “Dispone de un buen disparo, como pudimos ver contra Egipto. Es el futuro pero también el presente de la selección de Uzbekistán, al estar ya afianzado en el quinteto titular. Es un jugador con el que puedes contar en la cancha”. 

Nguyen Van Hieu

¿Listo para leer un dato asombroso? Cuando se celebró la pasada Copa Mundial de Futsal de la FIFA, Van Hieu ni siquiera había jugado nunca a este deporte. Empezó a practicarlo en 2018, debutó con la selección de Vietnam solo 12 meses más tarde, y actualmente está deslumbrando en Lituania 2021. Y este ala de aspecto infantil hizo que los profesionales veteranos acusasen su edad en la 5ª jornada. Van Hieu frustró un ataque panameño al robar excelentemente el balón en su propio campo, recorrió toda la cancha a gran velocidad, se deshizo de dos contrarios, regateó al portero y marcó desde un ángulo escorado.  

“Van Hieu es el talento del fútbol sala vietnamita”, afirma a FIFA.com su seleccionador, Pham Minh Giang. “Su filosofía de juego está muy al día. Es un jugador muy prometedor”. 

Zicky

El descomunal pívot llegó a Lituania con una reputación descomunal que refrendar: venía de convertirse en el primer adolescente en marcar en una final de la Liga de Campeones de Fútbol Sala de la UEFA, y de imponerse a Ferrão y a Douglas Junior para llevarse el premio al mejor jugador de esa competición. Ahora ya tiene 20 años, y ha estado totalmente a la altura de las expectativas.  Zicky, muy sólido de espaldas a la portería, dotado de unas piernas larguísimas que se estiran hacia huecos aparentemente inexistentes para robar el balón, y muy habilidoso para ser un jugador de su tamaño, sobresalió en la victoria por 4-1 de Portugal sobre Tailandia y en el 3-3 contra Marruecos. “Lo llaman ’miudo’ (“pequeño”) en Portugal, pero ya es definitivamente un hombre en la cancha”, afirma a FIFA.com Taynan. “Está impresionando mucho por su capacidad física y técnica. Va a sorprender a mucha gente en este campeonato”.