Arat Hosseini, un futbolista en ciernes

  • Con 6 años, Arat Hosseini causa sensación en las redes sociales

  • Tiene más de 4 millones de seguidores en Instagram

  • Arat espera convertirse en el futbolista más joven en jugar un Mundial

A Mohamed Hosseini nunca se le ocurrió que su hijo Arat, que nació el 30 de septiembre de 2013, se convertiría un día en una sensación de las redes sociales. Pero eso es precisamente lo que es ahora, como pueden atestiguar sus más de 4 millones de seguidores en Instagram.

Con apenas 6 años aún, Arat ha logrado estar en boca de los aficionados al fútbol de todas partes gracias a sus increíbles habilidades, que han llevado a un montón de estrellas del fútbol, incluido Lionel Messi, a alabar su talento y vaticinarle un futuro muy prometedor.

FIFA.com contactó con el padre de Arat, que nos habla del talento de su hijo y de sus expectativas respecto al sueño que comparten ambos de que su hijo llegue a ser el mejor futbolista del mundo.

De la gimnasia al fútbol

El talento de Arat no se limita al fútbol. Nadie que vea su físico diminuto puede dejar de fijarse en lo tonificados que están sus abdominales y en la firmeza de sus manos. Mohamed descubrió que su hijo tenía unas manos extraordinariamente fuertes cuando tenía 3 meses, lo que lo animó a apuntar a Arat a clases de gimnasia.

“Ya desde que era muy crío, Arat estaba moviéndose constantemente y siempre estaba activo. Empezó a hacer gimnasia antes incluso de que lo llevase a un pequeño club. Era muy entusiasta. Tenía 5 años entonces, y yo le estimulaba y buscaba mejores oportunidades para él. Siempre ha sido un apasionado de los deportes”, revela Mohamed.

Al preguntarle por la fama mundial que ha alcanzado su hijo, explica: “Arat se hizo famoso en Asia como gimnasta cuando era muy pequeño. Cuando empezó a jugar al fútbol, más gente de todo el mundo empezó a verlo, y tuvimos la oportunidad de hablar con muchas personas, incluidas celebridades como DJ Khaled y Novak Djokovic. A Arat se le considera ahora un modelo a imitar por los niños, lo cual es magnífico”.

Mohamed reconoce los pros y los contras de la fama, especialmente en las redes sociales; un tema sobre el que advierte a su hijo.

“Hablo con Arat de las respuestas positivas a sus vídeos que recibimos, y lo utilizo para motivarlo a alcanzar sus objetivos. Sin embargo, al mismo tiempo es muy importante proteger a los niños de lo malo de las redes sociales. Al fin y al cabo, todavía es un niño que está creciendo y aprendiendo, porque la educación es muy importante para nosotros”, subraya.

Mirando hacia el futuro

Da la impresión de que la tremenda popularidad que ha alcanzado Arat a través de sus distintivos vídeos en redes sociales es simplemente un paso hacia una meta más grande para padre e hijo. Al preguntarle al respecto, Mohammed recalca: “Arat quiere ser el mejor jugador del mundo. Al mismo tiempo, le iremos proporcionando la mejor educación y formación, y daremos pasos concretos en esa dirección”.

En cuanto a sus propias expectativas sobre su hijo de 6 años, señala: “Estoy seguro de que se convertirá en un magnífico jugador. Tiene mucho talento y capacidad de automotivación. Es un largo camino, y mantendremos la concentración para conseguir nuestro objetivo. Será el jugador más joven en disputar un Mundial”.

“Estamos pensando en el futuro y en los pasos que podemos dar. Nada nos detendrá. A Arat le encantan el colegio y el fútbol. Actualmente está entrenando con la Academia del Liverpool FC, y quiere ser el mejor jugador del mundo. Por eso yo estoy haciendo todo lo que puedo para ayudarle”, añade.

Nadie sabe qué le tendrá reservado el futuro a Arat ni si conseguirá cumplir estos sueños. Pero lo que está claro es que los talentos especiales de Arat han llamado la atención de los aficionados al fútbol de todo el mundo.