Alshehri: "Mi trofeo es mejor que el Ballon d'Or"

Abdulaziz Alshehri hizo historia en 2015, al convertirse en el primer jugador de Asia que ganaba la FIFA Interactive World Cup (FIWC). Dicha competición de videojuegos, reconocida oficialmente como la mayor del mundo desde 2010 (según la edición de videojuegos del Libro Guinness de los Récords), recompensa cada año al mejor jugador del FIFA de EA SPORTS™ con 20.000 dólares y un viaje para asistir a la Gala del FIFA Ballon d’Or.

Desde que se impuso en la gran final de Múnich 2015, el videojugador saudí había estado esperando pacientemente la hora de visitar Suiza. Y el momento, por fin llegó, superando sus expectativas. FIFA.com conversó con Abdulaziz en su último día en Zúrich para hablar de una aventura llena de encuentros alucinantes, atenciones VIP y momentos impagables.

Antes de su viaje, había podido ver todas las fotos y vídeos de las galas precedentes, y escuchar todas las historias de los anteriores campeones de la FIWC. Ahora que lo ha vivido personalmente, ¿su visita al FIFA Ballon d’Or ha cumplido con sus expectativas? Ha sido una experiencia totalmente diferente a lo que había visto por televisión y en YouTube. El poder sentirlo y vivirlo… la verdad, no tengo palabras para describir las diferencias. El hecho de estar aquí ahora mismo… No puedo decir cuál es el mejor momento de mi vida; si ganar el trofeo en Múnich o estar aquí con las estrellas.

Hablemos un poco del ‘Paseo del campeón’, con esa limusina extralarga que le llevó por toda la ciudad, y que venía equipada con una PlayStation®4 y un televisor de pantalla plana... Francamente, ¡qué gran idea! Pude llevar a Kaká, Carli Lloyd y Celia Sasic a dar una vuelta conmigo en la limusina, y jugar al FIFA con ellos. Saboreé cada momento en esa limusina. Decididamente, me hizo sentir como un campeón. ¿Quién le sorprendió más con sus aptitudes en el FIFA?Con Kaká y Sasic, en realidad, jugamos juntos con el mismo equipo. Fue divertidísimo. Lo hablamos antes, y acordamos que jugaríamos juntos en vez de como rivales. Me resultó un cambio agradable.

No mucho después de aterrizar en Zúrich, ya estaba codeándose con Kaká. ¿Cómo fue la experiencia?  Soy uno de los muchos fans de Kaká. Cuando estaba en su apogeo, era el mejor. Cuando me enteré de que iba a pasar un rato conmigo en la limusina, di un grito. Es un tipo realmente genial; muy humilde. Siempre ha sido un caballero en el campo, pero ahora, tras haberle conocido, me parece todavía más caballeroso.

¿Hay algún momento especialmente destacado en la experiencia del lunes de la Gala? Sí. Hubo un momento en la limusina en que Kaká sacó su teléfono y se hizo una autofoto conmigo. Fue realmente sorprendente.

En la final de Múnich 2015, usted marcó un triplete con el Cristiano Ronaldo virtual para ganar el título mundial. Unos meses más tarde, se encuentra en el Kongresshaus de Zúrich con el auténtico Ronaldo, que le entrega su certificado de campeón de la FIWC… ¿Cómo fue ese momento?Se acercó a mí entre bastidores, antes de la rueda de prensa de los nominados masculinos. Nos estrechamos la mano y hablamos un rato. Estuvo realmente encantador. Se mostró alegre, relajado y sonriente. Me dijo que estaba orgulloso de darme este certificado y, por último, me dio un abrazo antes de irse. Fue más que alucinante.

Jugadores como Pogba causaron sensación en la alfombra roja, pero usted también atrajo mucha atención por su atuendo. ¿Qué le hizo decidirse a llevar el traje tradicional saudí en la ceremonia?  Lo llevé porque quería mostrar que esta experiencia no era sólo para mí. Era para todo Oriente Próximo y para mi patria, Arabia Saudí. Es algo de lo que me siento orgulloso. Sentí que estaba aquí para representar a mi país y a la región. Por eso vestí el traje tradicional saudí en la ceremonia.

Su hermano estuvo aquí con usted. ¿Qué significó compartir la experiencia con él?Ha estado conmigo desde el principio. En Dubai, Madrid, Múnich, el Ballon d’Or… y, por supuesto, volverá a acompañarme en Nueva York. Cuando volvíamos de la ceremonia, hubo un momento en el que nos dimos cuenta de lo lejos que habíamos llegado juntos.

Tuvo la ocasión de visitar el Museo del Fútbol Mundial de la FIFA, que abrirá sus puertas para el público en general el próximo mes.¿Disfrutó con el museo?Hay muchísimas piezas únicas de la historia del fútbol ahí dentro. Me sentí muy afortunado de estar allí. Fue una experiencia grandiosa.

De todas las piezas de la colección del museo, ¿cuál fue su preferida?De hecho, ¡vi mi trofeo ahí expuesto! Ver el trofeo de la FIFA Interactive World Cup situado entre los principales trofeos del fútbol masculino y femenino fue un honor. Aunque sinceramente, creo que mi trofeo de la FIWC es mejor que el Ballon d’Or.