Aksentijevic, unas cuantas atajadas para seguir soñando

18 sept. 2021
  • Miodrag Aksentijevic es el arquero de Serbia en Lituania 2021

  • Los serbios han perdido sus dos primeros partidos, pero él cree en la clasificación

  • Asistió en primera fila a un gol de Ricardinho para la historia

En sus dos primeros partidos en la Copa Mundial de Futsal de la FIFA Lituania 2021™, Serbia tuvo que enfrentarse a la RI de Irán, tercera de la anterior edición, y a Argentina, defensora del título, por lo que su inicio difícilmente podía haber sido más complicado. Así pues, las dos derrotas registradas hasta la fecha no tienen nada de deshonroso. Y al término del duelo saldado con un 4-2 en contra ante la Albiceleste, el registro fue incluso bastante positivo para su guardameta, Miodrag Aksentijevic.

El portero, que realizó varias paradas difíciles y espectaculares, ve el vaso medio lleno. "No es un resultado tan malo", declaró a FIFA.com a la salida de la pista del Vilnius Arena. "En los otros grupos, otras selecciones pueden terminar terceras con tres puntos. Si ganamos el último partido, contra Estados Unidos, nosotros también tendremos tres, y quizás la clasificación se decida por unos cuantos goles. A lo mejor una o dos de las atajadas que he hecho esta noche acaban marcando la diferencia".

Con "una o dos", Aksentijevic se queda corto. Ya había tenido un desempeño irreprochable contra los iraníes, al ver perforada su meta apenas tres veces. Y frente a los defensores del título encadenó acciones a cada cual más meritoria. "Lo di todo, pero ¿qué más podía hacer contra los campeones del mundo? Soy capaz de hacer paradas en mi línea de meta, pero no sé volar", afirma riéndose, señalando la pantalla de televisión que mostraba los cuatro goles que había recibido.

"Es lo único que pensé durante todo el partido: que cada atajada podía marcar la diferencia. Y sé que cuando se va perdiendo, es difícil mantener la motivación y la estabilidad. Quería evitarlo, porque tenemos un equipo joven. Siempre tengo que ofrecer lo mejor de mí para dar ejemplo a los jóvenes", añade el arquero, de 38 años.

VILNIUS, LITHUANIA - SEPTEMBER 14: Mahdi Javid of IR Iran dribbles Miodrag Aksentijevic of Serbia during the FIFA Futsal World Cup 2021 group F match between Serbia and IR Iran at Vilnius Arena on September 14, 2021 in Vilnius, Lithuania.  (Photo by Alex Caparros - FIFA/FIFA via Getty Images)

Aprender y progresar

Con una diferencia de goles de -3, los Orlovi aún pueden aspirar a figurar entre los mejores terceros y acceder a la siguiente ronda si ganan a los estadounidenses. Y por si fuera poco, Aksentijevic está convencido de que la aventura lituana no habrá sido en vano. "Para la mayoría de nuestros jugadores, es una experiencia nueva. Solo estamos cuatro de los que participamos en la edición de 2012”, apunta. "Jugar contra equipos que tienen experiencia, jugadores profesionales, es la mejor manera de aprender y progresar. Nuestros jóvenes tienen mucho talento, ganas y entusiasmo, simplemente les falta la experiencia de las grandes citas y contra rivales de muy alto nivel".

Aksentijevic, octavofinalista de Tailandia 2012 y que ha competido en Serbia, Kazajstán, Rusia y Francia, sí tiene experiencia de sobra, y no solo dentro de las canchas. "No eres el mismo hombre cuando estás al principio de tu carrera que a la mitad o al final, tanto en términos deportivos como humanos", confiesa el jugador, que ha tenido que lidiar con muchos golpes duros, entre ellos la pérdida de su padre y, hace unos meses, de su hermano, lo que explica su reciente decisión de fichar por el Stuttgart para estar más cerca de su familia.

"Tomé esta decisión por la estabilidad para mi familia, es una prioridad. Tengo 38 años y debo empezar a pensar en lo que vendrá después del futsal, aunque creo que todavía me quedan dos o tres años a alto nivel".

Un recuerdo no tan negativo

Y sabe perfectamente lo que es competir a alto nivel en el día a día, puesto que fue compañero de Ricardinho en el ACCS Futsal, club del área metropolitana de París. Por caprichos del destino, Aksentijevic aparece en un vídeo que ha dado la vuelta al mundo gracias al jugador portugués, o por culpa de este, según se prefiera.

Durante la UEFA EURO Futsal 2016, el cinco veces mejor jugador del mundo consiguió marcar uno de los goles más bonitos de la historia de este deporte. ¿Y quién fue la víctima? El portero serbio, que no alcanzó a hacer el más mínimo movimiento para neutralizar el tiro…

Pero la respuesta de Aksentijevic a la mención de aquel recuerdo es tan imparable como el disparo de Ricardinho: "Es la historia de todos los porteros. Todo el mundo se acuerda de los maravillosos goles que nos marcan. ¿Pero quién recuerda que fue Serbia la que ganó el partido por 3-1?", replicó Miky, con una sonrisa socarrona, que rebosa orgullo.

"A pesar de ese gol, Portugal volvió a casa y nosotros hicimos el mejor torneo de nuestra historia, llegamos a semifinales y yo fui elegido mejor portero del torneo. Pero si la gente solo quiere recordar ese gol…".

"Y es un gol extraordinario, obra del mejor jugador del mundo. ¿Qué portero no lo habría recibido? Así que no tengo ningún problema, hasta me alegro, porque estaba allí, ¡y en el mejor lugar para ver el espectáculo!”, señala. “Lo importante es vivir estos momentos excepcionales. Haber estado en esa Eurocopa, estar hoy aquí en el Mundial, son historias que voy a poder contar a mis hijos”, concluye, esperando que algún día pueda hablarles de un Mundial de 2021 en el que Serbia protagonizó una trayectoria excelente.