El Presidente de la FIFA refuerza su compromiso con la buena gobernanza en la Asamblea General de la ONU

2 jun. 2021
  • Gianni Infantino subraya la importancia de un sistema de traspasos y unos procesos de candidatura transparentes

  • "El Programa Mundial de Integridad de la FIFA, elaborado en colaboración con la ONUDD, ha sido un hito"

El Presidente de la FIFA, Gianni Infantino, ha reafirmado la importancia de proteger la integridad del deporte mientras hablaba en un acto especial de la Asamblea General de la ONU, al tiempo que resaltaba los peligros de la corrupción. El Presidente Infantino, invitado a dirigirse a una delegación de la ONU y a representantes de diversos grupos de interés, insistió en lo fundamental que es la buena gobernanza para construir un fútbol limpio y sostenible del que pueda disfrutar el mundo entero.

Desde la presentación de informes financieros sólidos hasta la protección de los niños, pasando por la lucha sin cuartel para combatir el amaño de partidos, la FIFA sigue estando comprometida a construir un deporte seguro y sostenible que pueda llegar a ser realmente global.

"La nueva FIFA ha aprendido de sus experiencias pasadas, que mostraron cómo las organizaciones deportivas pueden verse gravemente afectadas por la corrupción y los comportamientos de personas con afán de enriquecimiento desmedido", explicó el Presidente de la FIFA, "a menos que haya mecanismos apropiados de control y equilibrio plenamente operativos, aplicados correctamente e iniciados con frecuencia".

Asimismo, fue una oportunidad para que los representantes de las organizaciones internacionales intercambiasen ideas sobre cómo combatir mejor las amenazas al deporte, así como a los jugadores, entrenadores, árbitros, organizaciones deportivas y comunidades de todo el mundo. El Presidente Infantino reflexionó sobre la alianza de la FIFA con la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD), y su enfoque común de tolerancia cero con la corrupción. "La puesta en marcha del Programa Mundial de Integridad de la FIFA, elaborado en colaboración con la ONUDD, ha sido un hito en nuestro compromiso con esta causa", señaló.

Al hablar de cómo las operaciones futbolísticas siguen siendo vulnerables a la corrupción, y de la respuesta de la FIFA, Infantino añadió: "El amaño de partidos, aunque relativamente poco frecuente, tiene un impacto devastador en la integridad de este deporte, de las competiciones y equipos. El sistema internacional de traspasos debe también ser apto para su propósito. Un mercado de fichajes alimentado por la especulación y no por la solidaridad implica un riesgo creciente de conflictos de intereses, de una inflación del mercado enorme y de un desequilibrio competitivo cada vez mayor".

"Como respuesta, hemos creado la Cámara de Compensación de la FIFA, una entidad de contrapartida central encargada de realizar todos los controles necesarios en los traspasos de jugadores, y de garantizar que el dinero que pague el club comprador se distribuya correctamente a los clubes formadores, conforme a las normas financieras nacionales e internacionales", explicó.

El Presidente de la FIFA insistió en cómo todas las actividades de la FIFA deben llevarse a cabo con transparencia, respaldadas por todos los controles y garantías apropiados. "Debemos tener procesos de candidatura que sean plenamente transparentes, tener criterios de evaluación claros y regidos por principios éticos, así como una adjudicación de los países anfitriones de la Copa Mundial de la FIFA y la Copa Mundial Femenina de la FIFA votada por el Congreso de la FIFA", afirmó el Presidente Infantino.

"Ya ha ocurrido así con la Copa Mundial de la FIFA 2026 que se celebrará en Estados Unidos, Canadá y México, y será el proceso que se siga por primera vez en la elección del país anfitrión de la próxima Copa Mundial Femenina de la FIFA", añadió.

Una transcripción íntegra del discurso del Presidente de la FIFA puede consultarse aquí.

Documentos Relacionados