Acierto en los penales, selecciones con claro dominio de un club, emoción hasta el final, veteranos, jóvenes y un suplente de lujo protagonizan el resumen estadístico de FIFA.com, centrado en la historia de la UEFA EURO.

39 años y 91 días tenía Lothar Matthaeus cuando jugó contra Portugal en la Eurocopa 2000, lo que hizo de él el jugador de mayor edad de la historia del torneo. Iker Casillas, Gareth Barry, Cristian Chivu, Tomas Rosicky y John Arne Riise, que viajaron a aquella edición, ni siquiera habían nacido cuando Matthaeus se estrenó como internacional en el Campeonato Europeo de la UEFA 1980, en el que ayudó a Alemania Occidental a ganar el título.

20 lanzamientos, 20 goles: es el registro de Checoslovaquia/República Checa en las tandas de penales de la Eurocopa. Su selección participó en la primera tanda de penales de un gran torneo internacional, en la final de 1976, cuando el mítico disparo de Antonin Panenka certificó la victoria de los suyos por 5-3 sobre Alemania. Cuatro años más tarde, Checoslovaquia vencería 9-8 a Italia en el partido por el bronce. Ningún otro país ha transformado más de seis tiros en una tanda de penales de la Eurocopa ni de la Copa Mundial de la FIFA™. Más tarde, en 1996, la República Checa se aupó a la final tras superar por 6-5 a Francia desde los once metros.

15 años y 360 días transcurrieron entre la tercera y la cuarta actuación de Dragan Stojkovic en la Eurocopa. Después de marcar en el encuentro de 1984 que Yugoslavia perdió por 3-2 ante Francia, país anfitrión, el genial mediapunta no volvió a participar en el certamen hasta el choque inaugural de la edición de 2000, cuando defendió los colores de Serbia y Montenegro.

11 de los 20 integrantes del plantel de la Unión Soviética de 1988 pertenecían al mismo club: el Dinamo de Kiev. En sus cinco participaciones en la Eurocopa, los soviéticos no llevaron a ningún jugador que actuase en el extranjero. En las cuatro primeras ediciones del torneo, tan sólo se vio a dos futbolistas que compitiesen fuera de su país, Luis del Sol y Luis Suárez, del Juventus y el Inter de Milán, respectivamente, que representaron a España en 1964.

10 días antes del inicio del torneo: es el plazo con el que Dinamarca supo que competiría en la EURO 1992, lo que provocó, según las palabras de su seleccionador, Richard Moller Nielsen, que “varios jugadores cancelasen las vacaciones que ya tenían reservadas”. En el último momento, la UEFA se vio obligada a prohibir la participación de Yugoslavia, debido al conflicto en el que estaba inmerso entonces el estado socialista, y su puesto fue asignado al conjunto que había quedado en segundo lugar en la fase previa.

El anterior viaje de los daneses a Suecia se había saldado con un duro revés, un 4-0 a manos de Tomas Brolin, Martin Dahlin y compañía, su peor derrota ante ese rival en 32 años, pero este nuevo viaje a tierras suecas terminaría con la conquista del trofeo. Dinamarca se plantó en su primera gran final para ganar a una Alemania que participaba en su décimo choque por el título.

7 jugadores han marcado en tres ediciones del torneo. Juergen Klinsmann fue el primero en lograrlo, en 1996, y le siguieron Vladimir Smicer, Thierry Henry, Nuno Gomes, Hélder Postiga, Zlatan Ibrahimovic y Cristiano Ronaldo. Ibracadabra tendrá la oportunidad de convertirse en el primer hombre en ver puerta en cuatro Eurocopas el 13 de junio, frente a la República de Irlanda. Si no lo consigue, un día más tarde será el turno de CR7 ante Islandia.

6 futbolistas del Barcelona jugaron en el debut de su selección en la EURO 2000, contra la República Checa. No fue con España, ¡sino con los Países Bajos! Se trataba de Phillip Cocu, Frank y Ronald de Boer, Patrick Kluivert, Michael Reiziger y Boudewijn Zenden. Pep Guardiola fue el único barcelonista presente en el primer duelo del combinado español en aquella edición.

6 jugadores de 18 años han disputado la Eurocopa. El primero fue Enzo Scifo, en 1984, y siguieron sus pasos Valeri Bojinov, Wayne Rooney y Johan Vonlanthen, en 2004, y Alex Oxlade-Chamberlain y Jetro Willems, en 2012.

2 finales de la Eurocopa ha jugado Fernando Torres, y en las dos dejó su sello en forma de gol, algo que no ha conseguido nadie más hasta la fecha. En 2008, el tanto del delantero dio a España el triunfo por la mínima ante Alemania, y cuatro años más tarde Torres salió en la segunda mitad para hacer el tercero y asistir a su compañero Juan Mata en el cuarto de la goleada ante Italia (4-0). El Niño es, con 5 goles, el máximo goleador de la Roja en el torneo.

1 suplente de inicio ha firmado una tripleta en la Eurocopa, y además, increíblemente, en su estreno como internacional. Alemania Occidental parecía destinada a caer en semifinales ante Yugoslavia en la EURO 1976 cuando Helmut Schon dio entrada a Dieter Mueller. Tres minutos más tarde, el artillero del Colonia marcó de cabeza el tanto del empate, en el primer balón que tocaba. Y materializó otras dos dianas en la prórroga, que certificaron la vibrante victoria por 4-2 de su país. A continuación fue titular en la final, y también perforó la meta contraria, proclamándose así máximo realizador del torneo.

0 Eurocopas: Roberto Baggio, curiosamente, no llegó a participar en ningún certamen continental, a pesar de acumular 56 internacionalidades durante su carrera y ser el único italiano que ha marcado en tres Copas Mundiales de la FIFA™. El atacante, nacido en 1967, llegó a ser incluido en el plantel de los Azzurri de 1988, pero el seleccionador de entonces, Azeglio Vicini, nacido en Cesena, se decantó por su paisano Ruggiero Rizzitelli antes que por Baggio. Italia no alcanzaría el torneo de 1992, y los técnicos Arrigo Sacchi, Dino Zoff y Giovanni Trapattoni prescindieron del Codino en 1996, 2000 y 2004, respectivamente.

0 segundos se jugaron después de que el turco Semih Senturk arrebatase a Croacia un puesto en semifinales en el que, posiblemente, haya sido el desenlace más electrizante de un partido de la historia de la Eurocopa, en la edición de 2008. En el último minuto de la prórroga, el guardameta Rustu Recber se encontraba desubicado, y Luka Modric centró para Ivan Klasnic, que adelantó a los croatas.

Sin embargo, a los siete segundos de reanudarse el juego llegó el gol más tardío de la historia de la prueba, cuando Senturk, que había comenzado como reserva, envió un potente disparo que se coló por la escuadra, en la ultimísima acción de la contienda. Recber se desquitaría en los penales, en los que Turquía se impuso por 3-1.