Una frustrada Rapinoe anuncia que EEUU quiere despedirse con un buen resultado

2 ago. 2021
  • EEUU sufrió una inesperada derrota ante Canadá en Tokio

  • Ahora se mide con Australia por la medalla de bronce

  • "Todas las medallas son muy especiales, no podemos olvidarlo"

El intento de Estados Unidos de recuperar la medalla de oro fracasó este lunes con la derrota ante otro combinado norteamericano, Canadá. Fue un trago amargo para la selección de las Barras y Estrellas, y el primer revés contra sus vecinas del norte en veinte años, lo que no hizo sino acrecentar ese desengaño.

El equipo estadounidense, cuatro veces medallista de oro del Torneo Olímpico de Fútbol Femenino y dominador indiscutible del certamen durante mucho tiempo, se había propuesto recuperar el título perdido en 2016. Sin embargo, un penal transformado por Jessie Fleming en el minuto 75 bastó para desatar la euforia de Canadá, que alcanzó así su primer choque por el oro.

Tal ha sido el dominio de Estados Unidos en las seis ediciones anteriores del Torneo Olímpico de Fútbol Femenino, que nunca había sufrido una derrota en las rondas de eliminatorias durante el tiempo reglamentado.

Ahora su reto consiste en recuperar la concentración para afrontar el partido por el bronce en tan solo 72 horas. ¿Y qué dificultad entrañará eso para un conjunto que ocupa desde hace tiempo el puesto número 1 del mundo, acostumbrado a actuar solo en los duelos más selectos?

"Es difícil y fácil al mismo tiempo", afirmó Rapinoe en declaraciones a FIFA.com. "No perdemos muchas veces, así que normalmente nos recuperamos bastante bien. Obviamente, nuestro objetivo es ganar la medalla de oro, pero todas las medallas son muy especiales, no podemos olvidarlo". "Sobre todo teniendo en cuenta el año que ha pasado todo el mundo y lo que ha hecho falta simplemente para poder estar en la selección nacional femenina. Creo que aún nos queda muchísimo por lo que jugar. Por supuesto, el orgullo, y queremos terminar con un buen resultado". "Creo que llevarnos el bronce sería un gran logro para esta selección. Nuestro nivel de exigencia es la perfección en todo momento, y en realidad nunca la hemos alcanzado [en Japón]. Queríamos la medalla de oro, pero aún nos queda muchísimo por lo que jugar".

KASHIMA, JAPAN - AUGUST 02: Becky Sauerbrunn #4 of Team United States looks dejected following defeat in the Women's Semi-Final match between USA and Canada on day ten of the Tokyo Olympic Games at Kashima Stadium on August 02, 2021 in Kashima, Ibaraki, Japan. (Photo by Alex Livesey - FIFA/FIFA via Getty Images)

Imponerse en el partido por el bronce contra Australia distará de ser algo sencillo para una selección estadounidense, que está atravesando un bache poco habitual en comparación con el altísimo nivel al que nos tiene habituados: apenas ha conseguido una victoria en cinco compromisos en Tokio 2020.

Cayó contra todo pronóstico por un inapelable 3-0 ante Suecia, aunque pareció dar el pistoletazo de salida a su campaña con el posterior triunfo por 6-1 sobre Nueva Zelanda. A continuación empataría a ceros contra Australia, mientras que necesitó la tanda de penales para superar a los Países Bajos en una épica eliminatoria de cuartos de final.

"Hay un ciento de cosas que seguramente querríamos hacer mejor, lo más frustrante es eso", añadió Rapinoe en la rueda de prensa posterior al partido. "Contamos con un gran cuerpo técnico para prepararnos".

"Es frustrante y triste, porque estas cosas no ocurren muy a menudo. Es difícil de digerir. Tenemos que mejorar el rendimiento, y punto. No estamos encontrando opciones de pase, no nos está saliendo bien lo más fácil".

E increíblemente, Estados Unidos no ha logrado ver puerta en tres partidos de Tokio 2020. A modo de comparación, en seis torneos anteriores solo se había quedado dos veces sin perforar la meta rival. "El fútbol siempre necesita alegría, y eso se consigue cuando se despliega el mejor juego posible", señaló la atacante. "Tengo la sensación de que no hemos sido capaces de lograrlo [en Japón]. Todo ha sido un poco complicado. Espero que lo encontremos en el último partido. Hay una medalla en juego y eso lo significa todo".