Xavi: "Las niñas tienen que tener las mismas oportunidades"

“Si a mi hija, en un futuro, le gusta el fútbol la vamos a apoyar desde casa. Claro que sí”. Xavi Hernández, recientemente padre de una niña, hacía esta confesión a FIFA.com con una amplia sonrisa, mientras un abarrotado Estadio Internacional de Ammán coreaba su nombre, sorprendido de verle sobre el césped en los minutos previos al inicio del Jordania-España, el partido inaugural de la Copa Mundial Femenina Sub-17 de la FIFA 2016.

El exjugador del Barcelona y la selección española, ahora en la filas del Al Sadd qatarí y colaborador de la Academia Aspire, sabe bien lo que se siente al jugar un Mundial Sub-17, pues él mismo tomó parte en la edición de 1997, 13 años antes de proclamarse campeón del mundo en Sudáfrica.

Presente estos días en tierras jordanas como embajador del proyecto Generation Amazing, dependiente del Comité Supremo para la Organización y el Legado de Qatar, Xavi, visitó el campo de refugiados de Al Baqa, donde entrenó y jugó un partidillo con niños, y atendió en exclusiva a FIFA.com para hablar del progreso del fútbol femenino en los últimos años.

Xavi, el hecho de tener a todo un campeón del mundo viendo un partido de esta Copa Mundial Femenina Sub-17 de la FIFA, ¿es la evidencia del crecimiento del fútbol femenino? A mí me gusta todo el fútbol y veo cualquier partido, también de fútbol femenino. He seguido mucho los Juegos Olímpicos y ahora veré el Mundial Sub-17, lógicamente porque está España, pero también para ver el nivel de las chicas. Es un placer estar aquí.

Uno de los objetivos de este torneo es animar a todas las niñas del mundo, en especial a las jordanas, a practicar fútbol y animar también a sus padres para que las apoyen. ¿Qué mensaje les enviaría? ¿En un futuro apoyará a su hija para que juegue si le gusta? Yo creo que el fútbol es la mejor herramienta para unir países, culturas, religiones… Les decía a las chicas que, si el fútbol realmente les apasiona, sus padres deben entenderlo. ¿Por qué no van a jugar al fútbol las chicas si es su pasión? Hay países incluso que están cerrados a la posibilidad de que las niñas jueguen las fútbol, y creo que es un gran error. Las niñas tienen que disfrutar igual que los chicos y tienen que tener las mismas posibilidades. Está clarísimo. Si a mi hija, en un futuro, le gusta el fútbol la vamos a apoyar desde casa. Claro que sí.

Aunque siempre es complicado saber cómo va a ser el desarrollo de los jugadores jóvenes, ¿qué habilidades le hacen pensar que un jugador puede tener un futuro brillante en el fútbol profesional? ¿El Xavi del Mundial Sub-17, por ejemplo, tenía ya las mismas cualidades del que ganó el Mundial y las dos Eurocopas con España? Yo me fijo mucho en el talento. Veo a la persona que hace un pase, un control orientado, que hace una acción individual, que dribla bien… Me gusta ver talento y las chicas también lo tienen. A los 17 yo lo tenía, pero lógicamente con menos experiencia. Recuerdo que fuimos al Mundial Sub-17 de Egipto y que tenía mucha ilusión.

Hace unos años el fútbol femenino tenía muy poco peso en España, pero las cosas están cambiando y ahora todas las selecciones, tanto las juveniles como la absoluta, compiten al máximo nivel. Como en el fútbol masculino, el estilo de juego que se practica en España es el mismo en todas las categorías. ¿Cree que es una de las razones que explican este cambio? Sí, el fútbol femenino en España está en auge, se está desarrollando muy bien. Creo que hay generaciones muy buenas. Llevan años trabajando muy bien y creo que es positivo para las chicas.

Usted se formó como futbolista en la escuela del Barcelona, pero en muchos lugares del mundo, como Jordania, el fútbol se aprende en la calle. ¿Cree que habría llegado a ser el mismo jugador que es ahora, de haber pasado sus primeros años jugando únicamente en la calle? Es diferente. En la calle mejoras muchas cosas en cuanto a la picardía, y luego en la academia, en las escuelas de fútbol lo perfeccionas todo. Yo he tenido las dos partes. Me he criado en la calle y luego he estado en la que para mí es la mejor academia del mundo, que es la del Barça. Creo que mezclar las dos cosas, fútbol de calle y de academia, es muy importante.

Al Barcelona y a España les llevó años construir su estilo de juego y en Qatar se está trabajando para implantar una filosofía similar. ¿Cree que la selección qatarí puede tener un buen desempeño en la Copa Mundial que albergará el país en 2022? En mi opinión creo que en Qatar están haciendo muy bien las cosas. No sólo en la Academia Aspire, sino en los clubes. Están trayendo formadores buenos, entrenadores, gente extranjera para jugar en la liga… Tienen tiempo. Estamos a seis años vista del Mundial, pero creo que Qatar competirá bien.