Brasil, Colombia y Chile sacaron pasaje rumbo a India 2022 en Conmebol

  • El Campeonato Femenino Sub-20 de la Conmebol se disputó del 1 al 19 de marzo en Montevideo, Uruguay

  • En una campaña perfecta, Brasil se adueñó del primer boleto y del título de campeón

  • La subcampeona Colombia y Chile también celebraron su clasificación a la Copa del Mundo Femenina Sub-17 de la FIFA 2022

Montevideo fue sede de 18 días cargados de emociones, dramatismo y goles en el Sudamericano Sub-20 que llegó a su fin este sábado 19 de marzo. La fiesta del fútbol entregó una vibrante jornada final en la que se definió el último de los tres clasificados para la Copa del Mundo Femenina Sub-17 que se celebrará en la India, entre el 11 y el 30 de octubre. Brasil, Colombia y Chile conquistaron los pasajes en juego para el certamen que tiene a otros cuatro protagonistas ya clasificados: el anfitrión India, China, Japón y Nueva Zelanda. A la espera de que se diriman los cupos de África, Concacaf y Europa, los representantes sudamericanos ya están trazando sus hojas de ruta rumbo a un torneo en el que intentarán dar la sorpresa: nunca un equipo sudamericano alcanzó la final de una Copa del Mundo de la categoría. Venezuela, eliminada en la fase inicial de esta edición, fue cuarta en Costa Rica 2014 y Jordania 2016. La perfección es brasileña

Con su lugar asegurado en la India, Brasil coronó una actuación impecable en el Sudamericano con su triunfo en la última jornada de la segunda fase frente a la competitiva Colombia. Las dirigidas por Simone Jatobá fueron implacables: ganaron sus siete partidos, marcaron la asombrosa cantidad de 33 goles y mantuvieron su valla invicta durante los 630 minutos de juego. Las Cafeteras fueron su mayor amenaza pero Brasil superó con sobriedad un trámite de riesgo y, pese a que les alcanzaba con el empate para coronarse como campeonas, insistieron en busca de la victoria que les permitiera registrar una campaña de récord. Rhaissa, quien había salido desde el banco de suplentes, anotó el gol de la consagración a los 76 minutos. Es el cuarto título de Brasil a nivel continental, tras haber celebrado en las ediciones de 2010, 2012 y 2018. La flamante tetracampeona sostiene su hegemonía continental, con dos cetros más que Venezuela. Será su sexta participación mundialista, habiéndose ausentado únicamente de la competición celebrada en Costa Rica 2014. Ingrid Aparecida Borges de Moraes, mejor conocida como Jhonson, fue la máxima artillera del campeonato con nueve goles. Delantera del Toledo, el club del estado de Paraná la blindó previo al campeonato con un contrato hasta 2026 y una cláusula de rescisión para clubes de brasileños de 500.000 euros y de diez millones de dólares para extranjeros. Aline Gomes, autora de seis tantos, fue su compañera en una sociedad imparable que apuntalaron Dudinha (cinco goles y cinco asistencias) y Carol (máxima asistidora con seis pases gol). Más allá de los nombres propios, también destacados en defensa con Guta y Ana Grazyelle como puntos más altos, la incontestable producción de Brasil la convierte automáticamente en una de las candidatas para la Copa del Mundo de la India, cita en la que deberá validar sus credenciales ante rivales de mayor jerarquía. Colombia afianza su protagonismo La derrota en la última jornada no opaca la impresionante campaña del elenco dirigido por Carlos Paniagua. Solo Brasil pudo frustrar a un combinado que anotó 20 goles y recibió únicamente dos. Las Cafeteras disputarán su quinta Copa del Mundo y quedaron a las puertas de repetir el título cosechado en Chile 2008. Más allá del rendimiento global, un nombre propio sobresalió en la formación colombiana. Linda Caicedo avanzó un peldaño más en su camino hacia el estrellato con un despliegue total sobre el campo de juego uruguayo. La talentosa delantera, campeona con el América de Cali en 2019 con apenas 14 años antes de cruzar de vereda para convertirse en la figura de un Deportivo Cali que también se consagró con ella como figura, es protagonista de un ascenso meteórico que parece no tener techo.

Elogiada públicamente por Juan Pablo Sorín durante su participación en la Copa Libertadores, sus cinco goles y cuatro asistencias en el Sudamericano la acercan más al futuro que le auguran en su país desde su irrupción: en Colombia insisten en que Linda Caicedo se convertirá en una estrella global. Más allá del desenlace de su historia, Caicedo fue el factor más determinante de un combinado en el que se destacaron Karla Torres, Yésica Muñoz y Gabriela Rodríguez. La hazaña chilena Fue una travesía dramática la de Chile en el Sudamericano, una aventura exigente y sufrida hasta el último suspiro. Es que para escribir una nueva página en la historia de su fútbol debieron superar numerosos obstáculos. El primero fue durante la fase inicial, instancia en la que vencieron a Perú y debieron sufrir el frente a frente entre las locales y Colombia mientras rezaban que Uruguay no se quedara con los tres puntos. Cumplido ese primer objetivo, Brasil las recibió con un lapidario 8-0 en la fase final que podría haber estropeado sus ilusiones. La derrota por 3-0 ante Colombia en la segunda jornada obligó a La Roja a vencer a Paraguay en la última fecha: el empate no hubiera sido suficiente porque Paraguay, que había caído por 2-0 ante Colombia y 3-0 ante Brasil, disfrutaba de mayor diferencia de gol.

Y Chile tuvo que seguir sufriendo, porque Paraguay se había abroquelado bien y defendía con enjundia el punto de la clasificación a la Copa del Mundo. Los senderos hacia el arco defendido por Araceli Leguizamón colapsaban una y otra vez mientras el reloj corría y se convertía, minuto a minuto, en el peor adversario de las trasandinas. Pero a los 84’, cuando la esperanza parecía esfumarse, las chilenas siguieron creyendo y Maite Tapia destrabó un resultado que, ocho minutos después sentenció Katerine Cubillos. Las entrenadas por Álex Castro, que únicamente habían disputado la Copa del Mundo de 2010, hicieron historia con una clasificación que durante los 18 días de competencia parecía utópica. Con mucha personalidad y un estilo atractivo, Chile sacó pasaje a la India con la capitana Catalina Figueroa, defensora de la Universidad Católica y jugadora también del Sub 20 que incluso hizo su debut en la mayor, como nombre