Mongolia apunta alto en una campaña histórica de la mano de Bozik

23 mar 2021
  • Mongolia retoma el clasificatorio con su nuevo seleccionador Rastislav Bozik

  • El exentrenador de Al Wahda tomó las riendas en septiembre

  • Confía seguir la buena línea que su equipo mostró ante Tayikistán y Japón

Cuando la fase de clasificación para la Copa Mundial de la FIFA Catar 2022™ arrancó en junio de 2019, Mongolia tuvo el honor de acoger el primer choque clasificatorio global contra Brunéi Darussalam. Los Lobos Azules se adjudicaron la primera victoria de la fase de clasificación (2-0) y, aunque perdieron 2-1 en la vuelta, el marcador agregado de 3-2 les permitió pasar de ronda.

21 meses después, el combinado mongol vuelve a ser el primero en salir a escena en el regreso de la fase de clasificación asiática esta semana. Bajo la batuta de su nuevo seleccionador Rastislav Bozik, Mongolia visitará este jueves a Tayikistán y, cinco días más tarde, se medirá a Japón, líder del Grupo F. Después de que estos enfrentamientos se pospusieran un año a causa de la COVID-19, el conjunto asiático está deseando volver a la competición, como reconoce Bozik.

"Ha sido un periodo muy difícil para todo el mundo", cuenta el técnico eslovaco, de 43 años, a FIFA.com. "Un formato de liga reducido, un invierno largo y todas las adversidades causadas [por la pandemia] han dificultado mucho nuestra preparación, pero lo hemos sobrellevado y ya hemos pasado lo peor. Ahora, el equipo está con las pilas cargadas. Nos emplearemos a fondo y tendremos a nuestros jugadores en su estado de forma habitual".

Bozik ha pasado en Asia buena parte de sus 18 años de carrera en los banquillos, y ha estado al frente de clubes como Son Dong Tam Long An y Al Wahda. Además, ejerció de entrenador asistente de Malasia. Fue nombrado seleccionador de Mongolia el pasado mes de septiembre, y es la primera vez que está a cargo de un combinado nacional.

"Es un honor para mí dirigir una selección nacional, sobre todo la de Mongolia", añade. "Hasta ahora trabajaba como director de formación juvenil y de entrenadores en la Federación Mongola de Fútbol (MFF). Mi labor actual consiste en seleccionar a los jugadores y preparar la estrategia adecuada para el combinado nacional absoluto. Estoy agradecido por la fe que han demostrado en mí".

Un serio aviso

Mongolia, que nunca antes había superado la primera ronda del clasificatorio asiático para la Copa Mundial, hizo historia rumbo a Catar 2022 con su triunfo sobre Brunéi Darussalam, ya que le permitió alcanzar por primera vez la segunda ronda.

"Aquella victoria fue un hito y lanzó un serio aviso, algo que el país necesitaba. La selección se ganó el corazón de la gente y, a su vez, el respaldo de la afición motivó a los futbolistas", explica Bozik sobre la actuación de los suyos en la primera ronda del clasificatorio.

El capitán Tsedenbal Norjmoo, de 32 años, anotó dos goles, mientras que el delantero Nyam-Osor Naranbold, de 29 años, también vio portería en el duelo contra Brunéi Darussalam. Mongolia prolongó su histórica campaña gracias al triunfo por 1-0 sobre Myanmar en el primer encuentro de la segunda ronda. En esta ocasión, el autor del gol fue Dolgoon Amaraa, de 20 años.

"Estos tres jugadores seguirán teniendo un papel fundamental en esta selección", indica el técnico. "De hecho, representan tres generaciones distintas del combinado nacional. Por un lado, tenemos a los veteranos, que contribuyen con su experiencia, mientras que los jóvenes aportan energías renovadas".

uuj2bh9f8ztzkh2lzwy1.jpg

Con la atención puesta en el rendimiento

Mongolia, farolillo rojo de su grupo después de haber ganado solamente un partido de los cinco que ha disputado, anhela conseguir una nueva victoria. Cayó 1-0 ante Tayikistán, tercera clasificada, en septiembre de 2019, y un mes más tarde perdió 6-0 ante Japón, líder destacado del grupo.

"Huelga decir que cada partido es un gran reto para nosotros. Jugamos fuera contra rivales fuertes. Vamos a centrarnos en nuestras actuaciones más que en los resultados. Y los buenos resultados llegarán siempre que preparemos bien detalles como el juego individual, la formación y el trabajo en equipo. Esta es nuestra filosofía".

"Los futbolistas mongoles aprenden rápidamente si se les motiva. Son un equipo disciplinado que juega con mucho ánimo. En resumen: puede superar las expectativas y protagonizar una transición positiva", concluye.