El capitán de Mongolia, de campeón de lucha a figura del fútbol

22 ago 2020
  • Norjmoo Tsedenbal, primer goleador del camino a Catar en el mundo

  • Capitaneó a Mongolia en su primera clasificación para la segunda ronda

  • Especialista a balón parado, cerca de ser goleador histórico de su selección

De no haber sido por su pasión por el fútbol, Norjmoo Tsedenbal probablemente habría brillado en otro deporte. De hecho, en su juventud, mostró sus excelentes virtudes atléticas en la lucha, el tiro con arco y las carreras de caballos, tres deportes de larga tradición en Mongolia. “A la gente de Mongolia le encantan estos deportes”, cuenta el capitán de la selección mongola a FIFA.com. “Los niños mongoles crecen practicando la lucha a modo de juego, y yo no iba a ser menos”, explica el internacional, que tiene actualmente 31 años.

En su etapa escolar ganó varios títulos tanto en lucha como en carreras de caballos. Una vez que el fútbol comenzó a ganar popularidad en Mongolia, país que entró a formar parte de la FIFA y de la AFC en 1998, Tsedenbal no tardó en aficionarse también a la pelota.

Tras sobresalir en el equipo de su escuela secundaria, Tsedenbal recibió por primera vez la llamada del seleccionador mongol con ocasión de la Competición Preliminar de la Copa de la Federación de Fútbol del Este de Asia (EAFF) que se celebró en 2009. Desde entonces, el jugador suma 30 partidos como internacional en los que ha anotado siete goles.

Un gol para la historia

Hoy, Tsedenbal se ha consagrado ya como uno de los grandes del fútbol de su país y está a solo un gol de igualar al veterano Lumbengarav Donorov, goleador histórico de Mongolia. Un logro más meritorio si cabe es que tres de los goles de Tsedenbal han llegado en la ya histórica participación de Mongolia en las eliminatorias asiáticas a la Copa Mundial de la FIFA Catar 2022™.

Tsedenbal inició el clasificatorio como nuevo capitán de Mongolia después de que el entonces seleccionador, el alemán Michael Weiss, le confiase el brazalete en la última jornada de una concentración de preparación que tuvo lugar en Tailandia. El zaguero agradeció la confianza del técnico con dos goles que resultaron clave para que el combinado mongol se impusiese a Brunéi Darussalam por un resultado global de 3-2 e hiciese así historia al clasificarse por primera vez para la segunda ronda.

El primer tanto de Tsedenbal fue el resultado de un tiro libre magistralmente ejecutado que inauguró el marcador de un partido que el combinado mongol acabó ganando por 2-0 en casa. Mongolia tuvo el honor de disputar el primero de los muchos duelos que se celebrarán en todo el mundo rumbo a Catar 2022, así que Tsedenbal se convirtió de este modo en el primer goleador de la competición preliminar en todo el planeta.

En el partido de vuelta, que se disputó en Brunéi, la selección mongola vio peligrar la clasificación cuando su rival cobró una ventaja de 2-0 con la que se llegó al descanso. Sin embargo, Mongolia forzó un penal en el tramo inicial del segundo tiempo y Tsedenbal, que no se arrugó a pesar de lo mucho que había en juego, convirtió la pena máxima y dio así el pase a su equipo.

“Superar la primera fase de la eliminatoria mundialista por primera vez en la historia fue una sensación estupenda. Creo que un logro así tendrá una gran repercusión en lo que al desarrollo del fútbol mongol se refiere. Estos triunfos han permitido que el fútbol mongol haya experimentado un cambio importante. Normalmente, los niños de Mongolia ven partidos de las ligas inglesa o española, pero a partir de ese día empezaron a seguir el fútbol de nuestro país y a apoyarnos. El número de aficionados a este deporte está aumentando rápidamente”, explica.

Además de desempeñar su función de capitán, Tsedenbal siguió demostrando su maestría a balón parado en la segunda ronda y anotó su tercer tanto de la competición al convertir una pena máxima en el encuentro que Mongolia perdió por 2-1 a manos de Tayikistán, lo que convirtió a nuestro protagonista en el máximo goleador del equipo pese a jugar en el puesto de defensa.

Especialista en pelota parada

“Cuando se trata de una jugada a balón parado, la responsabilidad de ejecutar el lanzamiento es mía”, revela Tsedenbal, que reconoce que su ídolo futbolístico es David Beckham. “A la hora de tirar un penal o una falta tienes que saber controlar tus emociones. Siempre hay presión, pero en los entrenamientos he dedicado mucho esfuerzo a trabajar esta cuestión para poder estar a la altura”, asegura.

Optimismo ante todo

A falta de tres partidos para que acabe la 2ª ronda de la eliminatoria asiática, Tsedenbal espera que su equipo vuelva a hacer historia a pesar de ser farolillo rojo de su grupo, que comparte con Japón, Myanmar y República Kirguisa.

“Somos últimos en la tabla con solo tres puntos en nuestro casillero, pero espero que el equipo logre resultados positivos y que acabemos cuartos, lo que nos permitiría estar en la tercera ronda del clasificatorio". El premio sería doble, ya que la competición hace además las veces de fase de clasificación para la Copa Asiática de la AFC 2023.

“El fútbol mongol ha hecho muchos progresos en los últimos tiempos. Cuando éramos jóvenes sólo teníamos la posibilidad de jugar en campos de tierra, pero hoy contamos con campos de hierba artificial. La Federación ha hecho un buen trabajo. Está surgiendo una nueva y prometedora generación y yo creo que llegará un día en el que el fútbol alcanzará en Mongolia el mismo estatus del que disfrutan nuestros deportes tradicionales”, concluye.