El veterano Kawashima quiere hacer historia con Japón

  • Es el jugador más veterano de la selección japonesa

  • A sus 35 años, disputa su tercera Copa Mundial de la FIFA

  • El portero titular nipón cree que todo puede pasar en su grupo

Eiji Kawashima, portero de la selección japonesa, se ha marcado un objetivo claro de cara a la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018™: resarcirse de la dolorosa eliminación que el combinado nipón sufrió en octavos de final de Sudáfrica 2010.

Hace ocho años, Kawashima entró en la lista del seleccionador japonés como recambio de Seigo Narazaki, quien se suponía iba a ser el guardameta titular. Sin embargo, con el inicio de la competición surgió la sorpresa y Kawashima se hizo con un puesto en el once inicial como consecuencia de las varias actuaciones destacadas que había protagonizado en los amistosos de preparación previos al certamen.

El cancerbero aprovechó la oportunidad y brilló con luz propia en una fase de grupos en la que Japón logró la clasificación ante tres rivales de la talla de Países Bajos, Dinamarca y Camerún.

Aquella fue la primera vez que el combinado nipón alcanzó la segunda ronda en una cita mundialista disputada fuera de su país. Aunque la clasificación supuso un logro histórico, la espina que Kawashima lleva clavada todavía fue la derrota a manos de Paraguay en octavos. Y es que el guardameta y sus compañeros hicieron un gran partido aquel día y supieron contener a los paraguayos durante 120 minutos, pero acabaron cayendo en la tanda de penales por 5-3.

“La derrota de 2010 supuso una decepción enorme”, recuerda en exclusiva para FIFA.com el portero japonés. “Estuvimos muy cerca de meternos en cuartos, pero al final no pudo ser. Echo la vista atrás y pienso que los pequeños detalles marcaron la diferencia y decidieron aquel partido”, asegura el guardameta, que tiene actualmente 35 años.

Varios de los jugadores que formaron parte del combinado que representó a Japón en Sudáfrica 2010, entre ellos Kawashima, repitieron en Brasil 2014, donde el conjunto asiático sucumbió en la fase de grupos.

Cuatro años después, esos futbolistas ponen la veteranía en una selección nipona con la que disputarán su tercera Copa Mundial de la FIFA. Nuestro protagonista opina que Japón no dejará escapar la oportunidad esta vez.

“El equipo cuenta actualmente con jugadores más experimentados que antes”, asegura. “Para varios de nosotros será ya nuestro tercer Mundial. Al mismo tiempo, contamos con una serie de futbolistas jóvenes que han hecho progresos rápidamente y que tienen mucha confianza. Así, gracias a esta combinación de veteranía y talento joven, estoy convencido de que podemos hacer historia en Rusia”, advierte.

Portero con solera En su estreno en la cita rusa, Japón se reencontrará con nada menos que Colombia, que en Brasil 2014 le infligió el 4-1 que certificó la eliminación nipona y este año parte como principal favorita del grupo. En sus otros dos encuentros de la primera ronda, los Samuráis azules se verán las caras con Senegal y Polonia.

Pese a la magnitud del reto, Kawashima mantiene que Japón está preparado para hacer un papel mejor que hace cuatro años. “Creo que es un grupo muy abierto en el que todos los equipos parten con opciones. Nuestro objetivo para la primera fase es simple y consiste en centrarnos en lograr el pase a octavos. Hace cuatro años no estuvimos bien en Brasil, así que ahora llegamos con la especial motivación de hacer un mejor papel”, añade.

Kawashima se mantiene como titular indiscutible a pesar de ser el jugador de más edad del plantel. “He tenido la suerte de poder ayudar a la selección durante todos estos años y ahora soy el más veterano del equipo. Como tal, intentaré liderar al plantel de manera positiva con el fin de lograr los mejores resultados posibles”, concluye.