Copa Mundial de la FIFA Italia 1934™
27 de mayo - 10 de junio

Copa Mundial de la FIFA Italia 1934™

Copa Mundial de la FIFA Italia 1934™

Posición final del torneo

Acerca de

Los Azzurri alcanzan la gloria con el factor cancha a favor.

  • Italia organiza y gana la segunda edición de la Copa Mundial de la FIFA

  • Los Azzurri de Vittorio Pozzo derrotan al Wunderteam austriaco y a Checoslovaquia

  • Luis Monti, finalista en 1930 que esta vez jugó con Italia, se redime

Italia, anfitriona del certamen, se convirtió en la primera ganadora europea de la Copa Mundial de la FIFA™, una competición que apenas echaba a andar y que celebró su segunda edición en 1934.

Fue un torneo a mayor escala que el de cuatro años atrás: contó con ocho ciudades sede en lugar de una y varias emisoras de radio comentaron los partidos en directo para sus oyentes en doce de los países participantes. Eso sí, al igual que sucedió en Uruguay, la selección anfitriona fue la que se llevó el preciado botín. Los goles de Raimondo Orsi y Angelo Schiavio permitieron a la Italia de Vittorio Pozzo remontar contra Checoslovaquia en la final de Roma y acabar ganando 2-1.

Tras el éxito de la primera Copa Mundial de la FIFA, se disputó una fase preliminar con 32 selecciones para determinar las 16 finalistas. Italia también tuvo que jugar esta eliminatoria para participar en su propio torneo —un caso único en la historia— y se clasificó gracias a su triunfo sobre Grecia. México, por su parte, protagonizó otro hito extraordinario: viajó a la fase final pero no disputó ni un solo partido. Pese a haber sellado inicialmente su billete al vencer a Cuba, una tardía solicitud de Estados Unidos provocó que el combinado mexicano tuviera que disputar otro choque clasificatorio nada más llegar a Roma, en el que cayó 4-2.

Uruguay, que defendía el trono, fue la ausencia más destacada de entre todas las selecciones presentes. Rehusó participar en represalia por la negativa de Italia a viajar en 1930, un hecho que le valió una página en la historia de los Mundiales al convertirse en el único campeón que no defendió su condición. Los representantes sudamericanos que se embarcaron en la larga travesía regresaron muy pronto a casa, puesto que Argentina y Brasil, que no viajaron con sus mejores equipos, perdieron en primera ronda ante Suecia y España, respectivamente.

PARTIDOS