#WorldCupAtHome: un Messi juvenil deslumbra ante Brasil

Lionel Messi comenzó a deslumbrar con la camiseta argentina en la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA Países Bajos 2005, torneo que además fue testigo de su cumpleaños 18.

Y fue precisamente con ese número en la espalda que La Pulga la confirmó al mundo lo que se esperaba de él. La semifinal ante Brasil fue uno de sus primeros grandes exámenes con la Albiceleste, y Messi estuvo a la altura de la circunstancias.

📝 El resumen

🇦🇷Argentina 2-1 Brasil🇧🇷

28 de junio, Utrecht, Estadio Galgenwaard

Goleadores:

Argentina: Messi (7') Zabaleta (90'+3')

Brasil: Renato (75')

Alineaciones

Argentina: Oscar Ustari; Julio Barroso, Gustavo Cabral, Gabriel Paletta, Lautaro Formica; Juan Manuel Torres, Pablo Zabaleta, Fernando Gago, Neri Cardozo; Lionel Messi y Gustavo Oberman. Entrenador: Francisco Ferraro

Brasil: Renán; Rafael, Leonardo, Edcarlos, Fabio Santos; Roberto; Renato, Arouca, Evandro; Rafael Sobís y Bobo. Entrenador: Renė Webber

🤔 El contexto

Tras caer con Estados Unidos en el debut, Ferraro puso a Messi de titular y Argentina alzó vuelo. Si bien terminó segundo en su grupo, de la mano de la Pulga tachó a Colombia en octavos y a España en cuartos, instalándose en semifinales con ganas de vencer a un Brasil que había sido verdugo argentino en las semis del Mundial Sub-20 2003.

Brasil, en cambio, venía de ganar su zona y de eliminar ajustadamente a la RP de China y Alemania, y encaró el duelo pensando en dar otro paso para revalidar el título que había logrado dos años antes en Emiratos Árabes Unidos.

n1ucxbwwuocbxjwxnfxe.jpg

⚔️ El partido

En la paridad, Messi El primer tiempo fue muy parejo, hasta friccionado por momentos. En medio de la tensión, Messi anotaría un gol que se convertiría en su sello: slalom de derecha al centro y definición de zurda, esta vez con un remate recto al ángulo, inatajable para Renán.

El balón parado brasileño Al igual que en sus duelos previos, la pelota detenida le rindió frutos a Brasil, cuando Renato aprovechó un centro frontal, tras un tiro libre, para ganarle en el anticipo a Zabaleta y colocar el balón junto a un poste, dejando sin chances a Ustari.

El Mago y el obrero Cuando el alargue parecía un hecho, Messi recibió un lateral rápido de Cardozo y, a pura gambeta, entró al área, llegó hasta la línea de fondo y envió un centro atrás que desaprovechó el debutante Sergio Agüero, pero no Zabaleta, sellando el pase a la final.

gtpnjlr5tjht7g7ahlih.jpg

⭐️ La estrella

A Messi no le pesó ser el centro de atención, más bien todo lo contrario: con otra actuación digna de un crack, fue decisivo al anotar por tercer partido al hilo y dar la asistencia para el gol de la clasificación.

🗣 Lo que se dijo

"Ha sido un partido duro, muy trabajado, pensando mucho en la disposición táctica. Le cedimos el balón a Brasil pero sólo hasta cierto punto en el que presionamos y nos lanzábamos al contragolpe". Francisco Ferraro, entrenador argentino.

"Me siento frustrado porque el segundo gol fue fruto de un descuido más que la superioridad de Argentina en el partido. No fue un gran encuentro ya que el rival se dedica a defender y esperar un error del adversario, y no se preocupa de hacer un juego bonito".** Rene Weber, entrenador brasileño.

zjodmoafxuzkt2ln7enn.jpg

🔜 Qué pasó después

Con otra soberbia actuación de Messi, autor de ambos goles de penal, Argentina le ganó la final a Nigeria por 2-1 y se consagró campeón mundial sub-20 por quinta vez. La Pulga también ganó el Balón de Oro adidas y la Bota de Oro adidas (6 goles).

wxamag1rrq3drurmdgyu.jpg