Sentimientos encontrados

29 sept 2009

Tras los encuentros iniciales del Grupo A de la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA 2009, en los que Egipto goleó por 4-1 a Trinidad y Tobago y Paraguay e Italia igualaron a ceros, la mayoría de los analistas esperaban que el país organizador obtuviese sin problemas la clasificación para la fase de eliminatorias de la . Sin embargo, en su siguiente compromiso, cuando el paraguayoAldo Paniagua batió al egipcio Aly Lotfi al filo del pitido final, dando así la victoria a los sudamericanos, el panorama cambió por completo para los Faraones.

La confrontación del jueves entre Egipto e Italia decidirá si el equipo anfitrión acompaña en octavos a los Azzurrini, ya clasificados. El conjunto local está sometido pues a una intensa presión, y sus entusiastas seguidores harán todo lo posible para ayudarle a continuar en el certamen.

A pesar de la desalentadora perspectiva de medirse con la selección egipcia en El Cairo, el centrocampista italiano Andrea Mazzarani explica a FIFA.com que afrontarán el partido como cualquier otro: "Va a ser muy emocionante enfrentarse a Egipto delante de su público, pero no vamos a modificar nuestros preparativos".

Va a ser muy emocionante enfrentarse a Egipto delante de su público, pero no vamos a modificar nuestros preparativos.

Si bien su presencia en octavos de final ya está garantizada, Italia aún no ha alcanzado el estado de forma que le permitió adjudicarse la plata en el Campeonato Sub-19 de la UEFA, ya que incluso pasó apuros en el reciente choque que venció ante Trinidad y Tobago. No obstante, Mazzarani insiste en que él y sus compañeros están tranquilos y confían en jugar mejor.

"Es importante que sumemos los tres puntos, aunque después de conseguir un triunfo y un empate no nos hallamos en una mala posición. Y lo que es más, es evidente que estamos mejorando, como les pasa tradicionalmente a los equipos italianos en los torneos. Tendemos a ir a más de un partido a otro, así que en el próximo pueden prever una gran mejora en nuestro rendimiento".

Al margen de su progresión, algo que sí ha caracterizado a los transalpinos hasta el momento es su disciplina. Ese mérito es atribuible en gran medida a Francesco Rocca, un ex jugador del Roma que está muy bien considerado entre los entrenadores de su nación. Descontento con el empate inicial de sus muchachos frente a Paraguay, los alabó tras su último resultado: "Los jugadores necesitaban una victoria que reforzase su confianza, y la han logrado. Ahora se preparan para jugar contra el país organizador en El Cairo, delante de tantísimos apasionados hinchas egipcios".

Rocca tiene un adversario temible en el banquillo rival, Miroslav Soukup. El seleccionador de Egipto cuenta con una excelente tarjeta de presentación en esta prueba, puesto que condujo a su República Checa natal al duelo por el título de la anterior edición, en el que cayó por estrecho margen a manos de Argentina.

Estamos en una posición muy difícil. Ahora el último partido, contra Italia, supone nuestro pasaporte a la segunda fase, de modo que es más importante que nunca salir a gana.

Refiriéndose a la actual situación de su equipo, Soukup afirma: "Estamos en una posición muy difícil. Ahora el último partido, contra Italia, supone nuestro pasaporte a la segunda fase, de modo que es más importante que nunca salir a ganar. Es cierto que pudimos haber evitado este aprieto, pero así es el fútbol".

Aunque le asombró la falta de fortaleza psicológica de sus hombres ante Paraguay, tiene preocupaciones más urgentes de cara a la cita de El Cairo. "El mayor obstáculo que se nos presenta son las bajas. Salah Soliman y Ahmed Hegazy, que forman la columna vertebral de la defensa, no pudieron jugar en el último partido por problemas físicos, y ahora Mahmoud Toba también está lesionado. Además, Husaam Arafat está sancionado, tras recibir una tarjeta amarilla en cada encuentro".

Las circunstancias no son óptimas, pero Soukup mantiene la calma, y está sobradamente preparado para este desafío. "En momentos como este es cuando sale a relucir el espíritu de equipo, así que debemos hacer todo lo posible por estar listos para dar ese siguiente paso".

Este jueves por la noche, el público egipcio se volcará con los suyos. Por tanto, una cosa es segura: a los Faraones no les faltará motivación ni aliento cuando salten al campo en El Cairo con el objetivo de seguir vivos en el torneo.