México y el inicio de la generación dorada

  • #WorldCupAtHome continúa con el México-Brasil (Perú 2005)

  • México se apuntó su primer título mundial Sub-17

  • La cita: viernes 15 de mayo, a las 20:00h CEST

México levantó por primera vez la Copa Mundial Sub-17 de la FIFA luego de vencer con contundencia a Brasil (3-0) en la final de la edición de Perú 2005. Comandados por Carlos Vela y Giovani dos Santos, el Tri le enseñó al mundo una generación que ocuparía un papel fundamental en la selección absoluta de los años siguientes.

📝 El Resumen

[[flag-mex-s]] México 3-0 Brasil [[flag-bra-s]]

2 de octubre de 2005 | Estadio Nacional, Lima

Goleadores:

  • México: Carlos Vela (31'), Omar esparza (32'), Ever Guzmán (86').

Alineaciones:

  • México: Sergio Arias, Patricio Araujo, Efraín Juárez, Christian Sánchez, Héctor Moreno (Pedro Valverde 75'), Omar Esparza, Jorge Hernández, Giovani Dos Santos (Ever Guzmán 79'), Carlos Vela (Juan Carlos Silva 92'), Adrián Aldrete, César Villaluz.

  • Brasil: Felipe, Leyrielton, Sidnei, Roberto, Marcelo, Denilson (Meznga 64'), Anderson (Mauricio 16'), Igor, Ramón, Simoes (José Claudio 82'), Celso.

🤓 El Contexto

México llevaba tiempo anunciando un fuerte trabajo en sus categorías inferiores. Y el resultado estaba apunto de materializarse en la Copa Mundial Sub-17 de la FIFA Perú 2005.

Su camino al partido por la gloria había comenzado con el segundo lugar del Grupo B, donde doblegó a Uruguay, goleó a Australia (3-0) y perdió ante Turquía (1-2). Ya en la fase final, venció en tiempos extras a Costa Rica en cuartos de final (3-1) y goleó a Países Bajos en la semifinal (4-0).

Sin embargo, Brasil estaba dispuesto a aguarle la fiesta a los mexicanos. La Verdeamarela iba a jugar su quinta final de las últimas seis que se habían disputado en la historia de la competición. La tres veces campeona también había quedado en el segundo lugar de su sector (Grupo D) luego de perder ante Gambia (1-3) y derrotar a Países Bajos (2-1) y Catar (6-0).

En cuartos venció a RDP de Corea en tiempos extras (3-1) y selló pasaje a la final con un emocionante 4-3 ante Turquía.

⚔️ El partido

  • Una dupla letal: Perú fue testigo del nacimiento de un dúo que acompañaría por muchos años al Tri: Carlos Vela y Giovani dos Santos. La picardía de dos Santos hizo que en más de una ocasión la defensa rival sufriera. Y cuando Brasil se desequilibraba, Carlos Vela estaba listo para recibir en el último pedazo de la cancha. El primer gol de México fue el ejemplo claro de lo que fueron a lo largo del torneo: Giovani escapa, Vela define.

  • Mentalidad fuerte: Uno de los objetivos que México más trabajó a lo largo de la preparación para el torneo, fue el aspecto mental. Y en la final mostraron la cabeza fría que se necesita para ser el campeón. Prueba de ello es que, luego de abrir el marcador, no perdieron la concentración y solo un minuto después hicieron más grande la ventaja con un disparo desde fuera del área cortesía de Omar Esparza.

  • Un digno subcampeón: Ya con los primeros dos goles digeridos, Brasil saltó al terreno de juego en la segunda mitad con mucha hambre y varias veces, en los botines de Celso, tuvo oportunidades que ahogó el arquero Sergio Arias. Finalmente México remataría la faena con un gol de Ever Guzmán en el último suspiro.

🌟 La estrella

Perú 2005 fue el punto de arranque de una gran carrera para Carlos Vela. Fue la Bota de Oro adidas con cinco anotaciones y desde entonces lució todos esos finos gestos técnicos letales que lo catapultaron a equipos como el Arsenal y la Real Sociedad, donde brilló con luz propia.

🗣️🎙️ Lo que se dijo

“Más allá de escoger buenos jugadores, para mí, la parte medular y más importante fue que cada integrante de la selección creyó en él ‘¿Y por qué no?’. Mi idea, desde un inicio, fue hacer el proyecto a largo plazo para no sólo competir, sino ganar”, Jesús Ramírez, seleccionador de México.

🔜 Qué pasó después

México y Brasil han seguido siendo protagonistas del Mundial Sub-17. El Tri organizó la edición de 2011 y fue campeón; dos años más tarde fue subcampeón en EAU 2013. La Verdeamarela, por su parte, fue anfitrión en 2019, imponiéndose en la final, ni más ni menos, que a México.