Hicham Dguig lidera el sueño marroquí en Lituania

11 sept. 2021
  • Marruecos está encuadrado con Portugal, Tailandia e Islas Salomón

  • El campeón africano en las dos últimas citas continentales aún no ha puntuado en la Copa Mundial de Futsal

  • Hicham Dguig aspira a cosechar mejores resultados en Lituania 2021

La selección marroquí viene de cosechar grandes éxitos en los últimos años. No en vano, ganó las dos últimas ediciones de la Copa Africana en 2016 y 2020, además de clasificarse por tercera vez consecutiva para la Copa Mundial de Futsal de la FIFA Lituania 2021™.

FIFA.com habló con el seleccionador marroquí, Hicham Dguig, sobre esta proeza sin precedentes.

"El trabajo es el secreto de nuestro éxito a nivel continental. Desarrollé un plan de trabajo entre 2015 y 2019 que nos sirvió para ganar el título de la Copa Africana de Futsal en 2016. A continuación, me encargué de la formación de entrenadores en la Real Federación Marroquí de Fútbol como experto de la FIFA y responsable de la formación en África, una actividad que me ayuda a ver las cosas con mayor claridad, ya sea en la gestión o en los apartados técnico o físico", cuenta.

"Actualmente, se sigue el mismo estilo de juego en todo el país, con la misma filosofía de ataque y defensa. Este gran trabajo nos permitió ganar dos Copas Africanas y la Copa Árabe, título que conquistamos el pasado mes de mayo en Egipto", añade Dguig.

No obstante, estos logros continentales no tuvieron continuidad en la cita global. Los Leones del Atlas cayeron en la primera ronda de las dos últimas ediciones de la Copa Mundial de Futsal en Tailandia 2012 y Colombia 2016. ¿Por qué no lograron brillar en la prueba reina como sí hicieron a nivel continental?

"La primera razón fue la falta de competición. No existe una Liga de Campeones Africana de futsal. Solo hay una Copa Africana cada cuatro años, que a veces se cancela y no se juega. En 2012, cuando nos preparábamos para participar en la Copa Mundial de Futsal en Tailandia, la Copa Africana no estaba programada para ese año. Disputamos las eliminatorias directamente y logramos clasificarnos para la fase final en Tailandia", analiza Dguig.

Un amargo recuerdo

Marruecos participó en Tailandia 2012 a las órdenes de Hicham Dguig por primera vez, pero quedó eliminado en la primera ronda. El técnico repasa la andadura de su equipo en aquel torneo, y revela los motivos por los que no hicieron un buen papel.

"Un mes antes de que se disputara Tailandia 2012, nuestra selección sufrió un grave accidente de tráfico en el que perdimos a la mejor dupla del equipo. Yo también sufrí una lesión de la médula espinal. Y todo esto apenas un mes antes del inicio del Mundial. Yo no sabía si volvería a caminar, muchos jugadores sufrieron también lesiones graves y estuvimos a punto de retirarnos de la competición. Fuimos sin ninguna preparación, por eso no lo hicimos bien en Tailandia 2012", recuerda.

En comparación con 2012, los resultados de Marruecos en Colombia 2016 fueron mejores. ¿Cuáles son las razones de esta mejora?

"En 2014, Fouzi Lekjaa fue elegido presidente de la Federación Marroquí de Fútbol. Podríamos decir que él es el gran artífice de todo esto, porque le otorgó mucha importancia al fútbol sala, que era un deporte secundario en África", asegura.

"Comenzamos a programar sesiones de entrenamiento mensuales. Ganamos la Copa Africana en Sudáfrica, pero no nos preparamos bien para el Mundial de Colombia. Lamentablemente, no jugamos ningún partido preparatorio. Ya en el torneo, descubrimos el excelente nivel de selecciones como Azerbaiyán, pero crecimos mucho durante el certamen, lo que demuestra la importancia de los enfrentamientos amistosos", señala el seleccionador marroquí.

"En el segundo duelo contra Irán, que perdimos por 5-3, hicimos un buen partido y estuvimos muy cerca de empatar o incluso de ganar, pero nos expulsaron a un jugador y aquello dio ventaja a nuestro rival. Contra España hicimos un gran papel, y Adil Habil marcó uno de los tres mejores goles del torneo ", añade.

Con todo, ¿a qué se debe el hecho de brillar a nivel continental y no superar la primera ronda del Mundial? 

"En mi opinión, no hay contradicción en los resultados cosechados en la Copa Africana y el Mundial. Se trata simplemente de otra dimensión. Somos la mejor selección del continente, tenemos una estrategia y una aspiración a nivel federativo. Además, la rivalidad en África no es tan dura, a excepción de Egipto, Angola, Mozambique y Libia. Estamos por delante de nuestros oponentes en materia de preparación", responde.

Head Coach Hicham Dguig of Morocco shouts instructions to his players

Grupo duro

En Lituania 2021, Marruecos se enfrentará en la liguilla a Portugal, Tailandia, la anfitriona del Mundial en 2012, e Islas Salomón.

"Portugal es la campeona de Europa. Siempre alcanza las semifinales del Mundial, y el Sporting es el vigente campeón de Europa. Por eso, la selección portuguesa es la principal candidata en este torneo", analiza Dguig.

"Tailandia es un equipo sólido. El fútbol sala es muy popular allí, y organizan muchas competiciones en esta especialidad a nivel de clubes y selecciones. Tienen un campeonato profesional. El futsal está muy desarrollado en su país, y su selección es una de las mejores del mundo. Será nuestro rival directo para acceder a la siguiente ronda", añade.

"Islas Salmón tiene un equipo muy respetable. Sus actuaciones son mejores que las de Marruecos en esta competición. Es una habitual en estas lides y ha sumado algunos puntos en ediciones anteriores. Tendrá todo nuestro respeto", indica el seleccionador.

"Nuestras posibilidades son las mismas que las del resto. Marruecos es un país nuevo en este deporte, por eso estábamos en el cuarto bombo. Nuestro primer objetivo es mostrar un buen nivel en el torneo, mejorar lo que hicimos en 2012 y 2016, y ser un equipo competitivo. Nuestro segundo objetivo es sumar nuestro primer punto en la historia del torneo. Hemos jugado seis partidos en la competición y los hemos perdido todos. El tercer objetivo es intentar clasificarnos para la segunda ronda. Esos son nuestros objetivos, en este orden", remata Dguig.

Hicham habló también sobre su orgullo por liderar a Marruecos por tercera vez consecutiva en el Mundial de Futsal.

"Creo que soy el único entrenador que participará en el Mundial de fútbol sala por tercera vez consecutiva con la misma selección. Es un honor para mí como persona y un logro importante como entrenador. Clasificamos a la selección marroquí a la fase final en 2012. Ganamos la Copa de África en 2016. Posteriormente, nos clasificamos para nuestro segundo Mundial. Volvimos a ganar la Copa Africana y nos clasificamos por tercera vez para el Mundial. Me enorgullece la confianza que ha depositado en mí la federación nacional y la afición marroquí", concluye Dguig.