Velásquez, diez años después

26 jul. 2021
  • El Salvador regresa al Mundial 8 años después

  • Frank Velasquez, goleador del clasificatorio de Concacaf

  • "Uno nunca tiene que dejar que sus sueños decaigan"

Desde hace casi diez años, Frank Velásquez está acostumbrado a las sorpresas que le da la vida.

A veces para bien y otras tantas para mal, el salvadoreño supo que su vida iba a cambiar después de aquel 8 de septiembre, cuando en la Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA Rávena 2011, La Selecta dejó fuera al anfitrión en los cuartos de final. 

Italia anotó cinco goles; El Salvador, seis. Velásquez hizo cuatro: 

"Tengo recuerdos muy lindos de ese Mundial. Gané la Bota y el Balón de Bronce adidas, además anoté el mejor gol de la competición. Le ganamos a Argentina, que en ese entonces era una de las favoritas, y luego logramos escribir la historia más grande nuestro fútbol: eliminar a Italia".

"Italia era favorito para ganar el Mundial y muchos nos daban por eliminados en ese fase. Yo me acuerdo de que estaba en el hotel y ya habíamos comprado los boletos de regreso a casa antes de jugar", confiesa. "Ha sido una alegría y una historia increíble para nosotros. Nos entregamos al 100% y a la gente nunca se le olvidará eso". 

RAVENNA, ITALY - SEPTEMBER 08:  Frank Velasquez of el Salvador celebrates after scoring a goal during the FIFA Beach Soccer World Cup Quarter Final match between Italy and El Salvador at Stadium del Mare on September 8, 2011 in Ravenna, Italy.  (Photo by Lars Baron - FIFA/FIFA via Getty Images)

Amor eterno por el fútbol 

Frank Velásquez siempre quiso jugar fútbol. Pero el dinero no le permitió elegir dónde hacerlo. El sueño era representar a su país en fútbol 11, situación que casi logra con la sub-17, pero la situación económica de la familia le impedía ir a los entrenamientos, así que se conformó con la arena de Barra de Santiago, la playa salvadoreña en la que creció: 

"Yo todavía soñaba con el fútbol 11 cuando vinieron a mi playa a hacer un torneo de fútbol playa. Entré porque mi hermano estaba ahí jugando y éramos gente de playa. Desde ahí me metí de lleno y jugábamos sin reglas, solo por diversión". 

"Ya en 2009 nos enseñaron las reglas y en un torneo a nivel nacional quedamos subacampeones, siendo yo el goleador de la competición. Me llamaron a le selección de cara a la eliminatoria de Dubái 2009; éramos 24 jugadores buscando 12 lugares. Lo dejé todo y con 19 años jugué mi primer Mundial". 

DUBAI, UNITED ARAB EMIRATES - NOVEMBER 16: Frank Velasquez of El Salvador celebrates scoring during the Group B FIFA Beach Soccer World Cup match between Ivory Coast and El Salvador on November 16, 2009 in Dubai, United Arab Emirates.  (Photo by Michael Regan - FIFA/FIFA via Getty Images)

Una amarga lección

Luego del gran papel que hicieron un par de años después en Rávena, donde terminaron en la cuarta posición, muchos ojos se fijaron en Velásquez. "Era uno de mis mejores momentos. Tenía muchas oportunidades para irme al fútbol de Europa". 

Sin embargo, la vida dio uno de sus inesperados giros y una lesión en la rodilla lo despertó del sueño apenas un par de meses después del Mundial: 

"La vida me dio una lección. La vida siempre tiene alegrías, pero también tristezas. Tuve una lesión de ligamento cruzado, meniscos y cartílago. Pasé un año recuperándome y muchas veces pensé que no iba a volver a jugar. Pero gracias a Dios lo logré. Fue muy duro, pero eso me ayudó para agarrar más entereza". 

Contrario a todos los pronósticos, logró volver a tiempo para Tahití 2013, la última Copa Mundial de Beach Soccer que ha disputado El Salvador. 

PAPEETE, FRENCH POLYNESIA - SEPTEMBER 23:  Frank Velasquez of El Salvador shoots during the FIFA Beach Soccer World Cup Tahiti 2013 Group B match between Solomon Islands v El Salvador at the To'ata Stadium on September 23, 2013 in Papeete, French Polynesia.  (Photo by Mike Hewitt - FIFA/FIFA via Getty Images)

"Perdimos mucho de lo que habíamos ganado. La selección estaba en un cambio generacional y eso es muy complicado. Yo desde 2015 no jugaba con la selección. Había tenido unos problemas familiares y me dejaron fuera de las eliminatorias". 

A pesar de todo esto, Frank Velásquez nunca se rindió, siguió trabajando a nivel de clubes y volvió para el proceso de cara a Rusia 2021. Y no solo se logró la ansiada clasificación en el primer lugar, sino que también quedó como campeón goleador del clasificatorio de Concacaf.

"Uno nunca tiene que dejar que sus sueños decaigan. En algún momento pensé que no volvería a jugar un Mundial porque todos pensaban que esta generación ya había terminado. Pero tenemos jugadores de gran calidad y lo estamos demostrando. Estamos muy motivados porque vamos a un país de primer mundo donde el fútbol playa es muy profesional". 

Frank Velasquez of El Salvador. (Photo courtesy of FESFUT)

Ahora su mente está enfocada en hacer historia en Rusia, aunque sabe que la primera fase de la competición no será nada fácil. 

“Tenemos que jugar con todo. Las selecciones europeas manejan muy bien la pelota. Suiza tiene jugadores muy importantes como Dejan Stankovic, un histórico del fútbol playa. Bielorrusia lleva dos Mundiales seguidos y qué decir de Brasil: uno desde niño sueña con jugar contra ellos”.

Es inevitable pensar en repetir lo logrado en Italia, aunque Velásquez prefiere ser cauto e ir paso a paso. 

“Estamos trabajando muy duro para llegar a los cuartos de final y de ahí buscar cosas más grandes. Las 16 selecciones que vamos son las mejores del mundo. Así que estamos motivados para buscar un sueño de vida”, finaliza.