Un día inolvidable para Mbacke Ndiaye

  • Mbacke Ndiaye debutó con la selección de Mauritania este viernes

  • Tras su épica actuación , el guardameta fue elegido Jugador del Partido

  • Al llegar a la Copa Árabe, su titularidad era algo casi impensable

El viernes 3 de diciembre de 2021 quedará grabado para siempre en la memoria de Mbacke Ndiaye.

Ese día, el portero mauritano no sólo debutó con su selección a los 26 años, sino que además firmó una actuación excepcional contra Emiratos Árabes Unidos que le valió para ser elegido Jugador del Partido, aunque sus esfuerzos no bastasen para impedir que los Murabitunes acabasen cayendo por un ajustado 1-0 en su segundo partido en la Copa Árabe de la FIFA Catar 2021™.

Dado que llegaba al certamen como tercer portero de Mauritania, nada hacía presagiar que Ndiaye se haría con la titularidad. Pero mientras calentaba banquillo en el primer partido de su selección contra Túnez, vio cómo el arquero titular Babacar Diop se lesionaba en el minuto 21 del primer tiempo y era sustituido por Namori Diaw.

Y cuando, la víspera del partido contra los emiratíes, le dijeron que iba a debutar como internacional, Ndiaye apenas se lo podía creer: “Estaba en la habitación del hotel con Dellah Yaly cuando el seleccionador me dijo que Babacar no podría jugar”, revela. 

“Aunque estaba feliz por ser titular, también estaba triste por la lesión de Babacar, porque es como un hermano para mí. Eso me motivó para hacerlo lo mejor posible gracias a los consejos que recibí, pero por desgracia, al final no logramos un buen resultado”, lamenta. 

Épica actuación

Mauritania había encajado cinco goles en su primer partido, y Ndiaye estaba decidido a impedir otra humillante derrota. El portero se mantuvo firme ante los constantes ataques de la selección emiratí y, sobre todo, firmó dos espléndidas paradas en los últimos minutos del primer tiempo, rechazando primero un disparo lejano de Ali Saleh y sacando prodigiosamente el pie luego ante un remate a bocajarro de Mohamed Almenhali.

“He jugado bien tácticamente, especialmente en mi colocación, y he hecho todo lo que he podido para ayudar a mi selección a obtener un buen resultado”, afirma el guardameta a FIFA.com.

“Era mi primer partido con la selección nacional, y tenía que demostrar mi capacidad y defender los colores de país”, añade. “Soy un portero, y tengo que dar instrucciones a mis compañeros y motivarlos para ganar”. 

El entusiasmo de Ndiaye era evidente; especialmente en el minuto 69, cuando el emiratí Ali Saleh marcó un golazo de chilena que fue anulado por el VAR. Al conocer la decisión, el arquero mauritano se dejó caer sobre sus rodillas, aliviado. “Cuando ese gol no fue concedido, di las gracias a Alá, pero por desgracia, ellos lograron marcar en los últimos instantes del encuentro”, explica. 

“El partido era como una final para nosotros, y necesitábamos ganar o al menos arrancar un empate”, continúa. “Creamos algunas ocasiones, pero por desgracia no pudimos marcar”. 

DOHA, QATAR - NOVEMBER 29: Mbacke Ndiaye of Mauritania poses during the Mauritania team presentation prior to the FIFA Arab Cup Qatar 2021 at DusitD2 Salwa Hotel on November 29, 2021 in Doha, Qatar. (Photo by Maddie Meyer - FIFA/FIFA via Getty Images)

Mirando hacia delante

Pese a las dos derrotas seguidas y a las escasísimas opciones que le quedan a Mauritania de salir airosa del Grupo B, el portero de 1,88 metros se niega a tirar la toalla, y subraya que los Murabitunes encararán su choque del lunes contra Siria con un solo objetivo en mente: la victoria. 

“No jugamos bien en el primer partido; fue un día para olvidar”, admite Ndiaye. “Pero el fútbol es así, y algunas veces no tienes tu día. Hoy nos marchamos con la cabeza bien alta. Hemos firmado una gran actuación, y lo hemos dado todo para intentar ganar o al menos sumar un punto, pero no pudimos impedir que marcasen ese gol in extremis. En nuestro tercer partido, haremos todo lo que podamos para obtener un buen resultado y hacer felices a los mauritanos”. 

Pase lo que pase en el próximo compromiso, Ndiaye jamás olvidará su primer partido como internacional ni los elogios que le procuró su gran actuación.