Túnez-Argelia: los expertos analizan a las selecciones finalistas

  • Los miembros del Grupo de Estudios Técnicos de la FIFA evalúan la final del sábado

  • Steve McClaren y Michel Sablon explican por qué Argelia parte como favorita

  • Pascal Zuberbühler se fija en el toque de balón de los guardametas norteafricanos

Las semifinales de la Copa Árabe de la FIFA™ rebosaron emoción, con tres goles en el tiempo añadido, y el dramatismo alcanzó su punto álgido mediante un tanto decisivo en el minuto 117.

Pero mientras los aficionados, los espectadores neutrales y los observadores esporádicos quedaron absorbidos por el entusiasmo, un reducido equipo de analistas trató de encontrar la lógica en medio de ese apasionante caos. Estos expertos, pertenecientes al Grupo de Estudios Técnicos de la FIFA (GET), han estado analizando el torneo y a las selecciones en detalle y ayer se reunieron con el Centro de Entrenamiento de la FIFA para ofrecer su valoración sobre los dos combinados finalistas.

Steve McClaren

El exseleccionador de Inglaterra, que condujo al FC Twente a la conquista de su primer título de la Eredivisie, prevé que la solidez defensiva sobre la que reposa el éxito de Túnez se vea sometida a una prueba exigente.

"Va a ser una gran final. Para Túnez, la clave estará en cómo se enfrente a los cuatro hombres de arriba de Argelia. Tiene que ser un conjunto compacto y, para ganar, debe acertar en los pases. Argelia, por su parte, tendrá que hacer llegar el balón a sus cuatro atacantes lo más rápido posible. Va a ser un partido fascinante y a Túnez le resultará complicado, porque Argelia, en mi opinión, es el más potente de los dos. Aun así, después de la semifinal, los jugadores argelinos experimentaron un pico de emoción y consumieron mucha energía. Túnez quizá esté en mejores condiciones físicas para afrontar este partido y eso puede ser una ventaja sustancial. Su campaña se ha basado en la defensa. Es cierto que marca goles, tiene varios jugadores muy vistosos y destaca en las acciones a balón parado, pero todo parte de ser un equipo difícil de batir. En esta final también tendrá que defender bien, porque Argelia tiene el mejor cuarteto ofensivo del torneo: el más ingenioso, el más creativo en las jugadas de uno contra uno y el más difícil de parar. Túnez tendrá que ser sólido y mantenerse en el partido el mayor tiempo posible, pero también hacer circular el balón más rápido y mejor [que en la semifinal contra Egipto] más allá de ese tercio central del campo".

"Tiene opciones, pero si el partido se abre, de punta a punta, y Túnez sigue regalando el balón, Argelia es el tipo de equipo que se lo hará pagar. Si Túnez arma un bloque abajo y es capaz de proteger su área, se sentirá cómodo y mantendrá a raya a Argelia. Pero el rival supondrá una amenaza en las transiciones y en las combinaciones en corto, y también a través de las internadas de jugadores individuales. Los defensas tunecinos son grandes y fuertes, excelentes para defender su área, pero si tienen que adelantarse para contrarrestar a adversarios que recurren al regate no son tan eficaces".

DOHA, QATAR - DECEMBER 11: Yacine Brahimi of Algeria (obscured) celebrates with teammates after scoring their team's first goal from a penalty during the FIFA Arab Cup Qatar 2021 Quarter-Final match between Morocco and Algeria at Al Thumana Stadium on December 11, 2021 in Doha, Qatar. (Photo by David Ramos - FIFA/FIFA via Getty Images)

Michel Sablon

El director técnico al que se atribuye haber revitalizado y revolucionado el fútbol belga considera a Argelia favorita lógica para alzar el trofeo.

"No es la final que yo esperaba. Estábamos convencidos de que Catar, por la victoria que logró contra Emiratos Árabes Unidos, con un 5-0 al descanso, iba a ser finalista. Pero he visto varios partidos de Argelia y lo que me ha entusiasmado es la capacidad técnica de sus jugadores individuales. Cometen muy pocos errores que no sean atribuibles al rival, saben pasar y, como tienen toda la base técnica, son capaces de conservar el balón, crear buenas combinaciones y plasmar su enfoque dentro de la cancha. Es algo que parece muy sencillo, pero ya se ve que a otros equipos les cuesta".

"Otro atributo es su concentración y fortaleza psicológica. Desde el primer partido hasta la semifinal, ha sido la misma selección: siempre jugando con un 4-2-3-1. Pero lo que resulta difícil de controlar para sus rivales es el movimiento de esos tres hombres que hay detrás del delantero centro, todos ellos jugadores buenísimos. La final está abierta. Si nos fijamos en las cualidades individuales de los dos equipos, creo que Argelia presenta un nivel ligeramente superior. Siendo objetivos, es un poco más potente, está mejor desarrollada y tiene una forma de jugar más consistente. Pero ya vimos [en las semifinales] que en el fútbol puede pasar cualquier cosa".

Pascal Zuberbühler

El exarquero de la selección suiza, que vistió los colores de su país en tres grandes torneos, valora los méritos de los guardametas de los finalistas.

"Lo que ha pasado con Túnez es muy interesante. Empezó con su portero titular habitual (Farouk Ben Mustapha) en los dos primeros partidos, luego cambió en el tercero y entró [Hassan] Moeez. Es el más joven de los dos, solo tiene 26 años, y se ve que está mucho más conectado con el equipo en cuanto a jugar desde atrás. Con él bajo palos, se percibe que Túnez crea más construyendo a partir de la defensa. Lo que también es interesante ver es que se mantiene bastante atrás en su meta, no es de los que entran en la zona para apoyar a la línea defensiva, que en el caso de Túnez está bastante arriba".

"Hasta ahora no ha tenido que demostrar gran cosa, en cuanto a hacer muchas atajadas, pero se percibe esa conexión que tiene con el resto del equipo. Argelia también juega con una línea defensiva muy adelantada y creo que podríamos ver bastantes balones enviados a la espalda de las dos defensas. En ese caso, la colocación de los porteros sería crucial. El de Argelia, Mboolhi, tiene 35 años, acumula mucha experiencia y eso se notó en la semifinal. Su primer toque en ese partido fue un pase hacia atrás y regateó a [Akram] Afif, que tiene mucha mordiente, delante de 60.000 personas. Increíble. Más tarde hizo lo mismo siendo el último hombre, transmitió autoridad inmediata. Jugando desde atrás, lo tiene todo: un estilo de pase vistoso y tranquilo con la pierna derecha y la izquierda, un muy buen saque de volea en largo y también puede picar la pelota al mediocampo".

Para ver otras opiniones de estos expertos del GET sobre Túnez, Argelia y la Copa Árabe de la FIFA en general, no dejes de consultar sus análisis en profundidad en el Centro de Entrenamiento de la FIFA.