Los instructores de la FIFA visitan Australia con el fútbol femenino en el foco

  • Australia, anfitriona del programa de formadores de entrenadores de la FIFA 

  • Los instructores de la FIFA impartieron un intenso curso teórico-práctico de cinco días de duración 

  • Se puso el foco en el fútbol femenino, dado que Australia coorganizará la Copa Mundial Femenina de la FIFA 2023 

"Si tenemos mejores entrenadores, tenemos mejores jugadores". 

Puede parecer un comentario simple, pero las palabras de Dany Ryser, experto técnico de la FIFA, resumen de manera concisa el objetivo y el compromiso a largo plazo del órgano rector del fútbol mundial: elevar constantemente el nivel del fútbol en todo el mundo.

Australia acaba de albergar una nueva edición del programa de formadores de entrenadores de la FIFA, con más actividades similares planificadas con el fin de incrementar la competitividad a escala global, de conformidad con la Visión 2020-2023 del presidente de la FIFA.

Ryser, que también es seleccionador sub-17 de Suiza, viajó a Australia la semana pasada junto con Branimir Ujevic [director de Formación de Entrenadores y Jugadores de la FIFA] y Mohamed Basir [responsable del Departamento de Formación de Entrenadores de la FIFA] para impartir una nueva entrega del programa piloto, tras hacerlo en Brasil, Estados Unidos y Senegal.

En Australia, sin embargo, se hizo especial hincapié en el fútbol femenino. De hecho, la mitad de los asistentes incluidos por la federación nacional eran mujeres, y el país también pretende alcanzar la paridad de género en la participación de las jugadoras para 2027. Este objetivo forma parte del plan de legado de un país que organizará, junto con Nueva Zelanda, la próxima edición de la Copa Mundial Femenina de la FIFA™

"Esta semana hemos contado con varias formadoras que están empezando a dar sus primeros pasos", afirmó Rae Dower, seleccionadora sub-17 de Australia y asesora técnica en materia de fútbol femenino de la Federación Australiana.

"El hecho de que los entrenadores vean más formadoras de entrenadores es una parte muy importante a la hora de elevar a las mujeres dentro del fútbol y en puestos de liderazgo".

El hecho de que los entrenadores vean más formadoras de entrenadores es una parte muy importante a la hora de elevar a las mujeres dentro del fútbol y en puestos de liderazgo."

Rae Dower - Australia U-17 coach & Women’s Technical Adviser

"Lo que queremos más allá de 2023 es un incremento en las cifras [de mujeres] en el fútbol. Sabemos que habrá mucha expectación en torno al certamen, pero queremos que el certamen en sí tenga ramificaciones a largo plazo para el fútbol". 

"Si queremos alcanzar ese objetivo de participación del 50%, tenemos que echar un vistazo a la cantidad de entrenadoras en las que tenemos que invertir. Invertir en entrenadoras y en su formación significa mejores entrenadoras, que a su vez entrenarán a las jugadoras para que sean mejores". Para muchas de las entrenadoras que asistieron al curso teórico-práctico celebrado en Sídney, la igualdad entre géneros fue una experiencia nueva que cambió la dinámica y añadió una nueva perspectiva para todos los participantes. 

"Es importante poder tener cada vez más [entrenadoras] para que las jugadoras vean que para ellas [entrenar] puede ser una salida potencial", afirmó Annick Fokchak, directora de Vías de Desarrollo de Talento Femenino de la Federación de Victoria.

"Creo que es importante que haya un equilibrio 50-50, pero creo que es igualmente importante que tanto los hombres como las mujeres aporten conocimientos al juego, y no sólo hacia el espacio femenino. Quizá las mujeres puedan entrar también en el espacio masculino y entrenar allí. ¿Por qué no?". Trevor Morgan, director técnico de la Federación Australiana, explicó que generar un núcleo cualificado de educadores de entrenadores es especialmente importante en un país tan extenso. 

"Ahora mismo, nuestros cursos de promoción y formación de entrenadores son respetados a nivel mundial, pero indudablemente necesitan evolucionar. El fútbol siempre se está desarrollando, siempre está en movimiento, y es importante que nosotros sigamos moviéndonos con él".

"Una de las grandes lecciones de la COVID-19 es que podemos utilizar la tecnología [online] para conectar a las personas y, en consecuencia, impartir cursos con participantes de todo el país de manera simultánea sin problemas de desplazamientos. Cuando necesitan una tutoría, cuando necesitan ayuda, y necesitan desarrollo continuo, tenemos gente local que puede ayudarles". 

Morgan también añadió que el curso había sido muy oportuno para maximizar la organización de la Copa Mundial Femenina, en términos de participación y del número exigido de entrenadores cualificados. 

"Con un torneo tan grande como una Copa Mundial, y en especial coorganizar una Copa Mundial con otra confederación [OFC], el mundo entero tendrá la mirada puesta en Australia y Nueva Zelanda durante algo más de un mes". 

"En ese tiempo, ya se trate de fútbol, de entrenadores o de participación, en cada aspecto del fútbol tenemos la gran oportunidad de asegurarnos de que los mensajes y progresos clave de nuestro deporte lleguen al público, que no siempre presta atención al fútbol".