Yassine Bounou, un portero discreto y trabajador

29 ago 2021
  • Yassine Bounou habla de las eliminatorias de la Copa Mundial de la FIFA Catar 2022

  • El arquero marroquí explica cuáles son sus objetivos con los Leones del Atlas

  • El grupo de Marruecos incluye a Sudán, Guinea y Guinea-Bissáu

Aceptó la competencia y la convirtió en un catalizador de su éxito. Es Yassine Bounou, guardameta y ahora uno de los puntales de la selección marroquí.

Tras pasar un tiempo como reserva, el león empezó a rugir en los estadios de España para demostrar, por méritos propios, que merecía la titularidad tanto con el Sevilla como en la selección.

Ahora Bono aspira a seguir brillando con su país en la competición preliminar del Mundial de Catar 2022, en la que Marruecos debuta contra Sudán el 2 de septiembre.

El cuerpo técnico del conjunto que dirige Vahid Halilhodzic se muestra optimista sobre las posibilidades de imponerse en un grupo que incluye a Sudán, Guinea y Guinea-Bissáu. Aun así, el arquero del Sevilla pide respeto y concentración en todos los encuentros.

"Los partidos en África suelen ser complicados. Todas las selecciones son buenas y han mejorado mucho en los últimos años, tanto táctica como técnicamente. Sabemos muy bien que no será fácil, especialmente fuera de casa. Debemos estar preparados para hacer frente a todos los rivales, sin excepción", dice Yassine Bounou en una entrevista con FIFA.com.

"Al plantel todavía le queda margen para mejorar. Somos capaces de jugar bien atrás. Tenemos buenos jugadores en ataque, en defensa y en el mediocampo", explica el internacional marroquí sobre el potencial de los suyos.

Sevilla, el punto de partida; Wydad, el origen

Después de brillar con las categorías inferiores de su país, Yassine Bounou se enfundó la elástica de la selección absoluta en 2013. Iría acumulando convocatorias, entre ellas para la Copa Africana de Naciones y el Mundial, aunque nunca fue la primera opción. Era sustituto de su compañero Mounir Al Mohammadi, el guardameta titular.

"Son decisiones del seleccionador. Nosotros tenemos que hacer un buen papel con los clubes para poder defender la camiseta de la selección. Nunca me he negado a jugar con mi país. Al contrario, me siento orgulloso cada vez que represento a Marruecos", dice.

La carrera de este guardameta de 30 años ha adquirido otra dimensión desde que se incorporó al Sevilla, en 2019. Bono se introdujo en el mundo profesional a través del Al Wydad de Casablanca, el club marroquí en el que militaba antes de aterrizar en el viejo continente. El internacional marroquí pasaría por varios equipos españoles, siendo el Sevilla el más importante, en el que sacó a relucir su talento.

"Siempre me esforcé igual, con la misma mentalidad. Hay momentos en el fútbol que pueden ser decisivos y cambian el rumbo de la carrera de un jugador, y eso es lo que me pasó a mí. Siempre estuve dispuesto a dar lo mejor de mí y cuando tuve la oportunidad demostré todas mis cualidades. El secreto del éxito es trabajar duro. Me siento feliz por estar en un club que me permite jugar contra grandes rivales y ganar todo lo que he logrado hasta ahora, pero crecí con el Wydad de Casablanca, que siempre llevaré en el corazón. Ese equipo es parte de mí y con él viví los momentos más hermosos de mi vida", asegura.

"Fue un gran momento de mi carrera, pero no pretendo detenerme en este trofeo. Sigo mejorando mi nivel técnico y táctico y estoy decidido a dar lo mejor de mí esta temporada”, agrega Bono, tras ser una pieza importante en la conquista del título de la Europa League del equipo de Julen Lopetegui la campaña pasada.

En busca de nuevos títulos

El viaje de Yassine Bounou no ha estado exento de obstáculos: aunque el lenguaje del fútbol sea el mismo en todos los estadios, fuera de él las cosas son diferentes.

Como muchos jugadores africanos que compiten en Europa, Bono ha enfrentado algunas dificultades. 

"Para un jugador africano siempre es difícil adaptarse a Europa. Al principio, intentamos encontrar puntos de referencia que sean similares a nuestros orígenes y conocer a gente que nos haga sentir cómodos. He vivido momentos difíciles, pero me han hecho más fuerte. Tenemos que adaptarnos a la mentalidad europea y hacer un gran esfuerzo para compenetrarnos con el resto de jugadores y ofrecer buenos resultados", recuerda. 

Bono se concentrará con la selección marroquí a finales de este mes. Quiere sacar provecho de su participación anterior en la edición de Rusia y contribuir a la clasificación de Marruecos para el Mundial por sexta vez en su historia.

"Tuvimos un buen desempeño en el Mundial de Rusia, pero nos faltó experiencia para lograr buenos resultados. Ahora intentaremos aprovecharlo para las próximas ediciones", anuncia.

"Mi objetivo actualmente es participar con la selección marroquí en el Mundial de Catar. Y también hacer un buen papel en la Copa Africana en Camerún, porque es un torneo especial para nosotros", concluye el exjugador del Al Wydad de Casablanca.