Wei se inspira en Ronaldo y aspira a llevar a China a Catar 2022

30 ago. 2021
  • Wei Shihao despunta con el Guangzhou a las órdenes de Fabio Cannavaro

  • El entonado ariete se perdió por lesión los clasificatorios de junio

  • Se propone darlo todo en esta tercera ronda

El delantero de la RP China Wei Shihao afronta el primer partido de la segunda ronda de la competición preliminar de la zona asiática para la Copa Mundial de la FIFA Catar 2022™, este jueves ante Australia, con el objetivo de compensar su ausencia en junio durante la campaña de la segunda ronda.

Hace tres meses, el entonado delantero del Guangzhou fue convocado con el remozado plantel de Li Tie, que se había fijado la meta irrenunciable de superar el Grupo A como uno de los mejores segundos. Wei había causado sensación en la Superliga china durante las dos últimas temporadas y sobre él recaía la responsabilidad principal de perforar la meta contraria con los Dragones. Sin embargo, las esperanzas de esta estrella en ciernes se vieron truncadas por una inesperada lesión en los isquiotibiales durante un entrenamiento.

"Fue una decepción perderme esos partidos [clave]”, explica el atacante, de 26 años, a FIFA.com. “Soy un jugador que siempre lo da todo en los entrenamientos y en los partidos, y quizás eso me hace propenso a sufrir lesiones. Hace dos años también me perdí la campaña de la Copa Asiática [2019] por motivos físicos. A raíz de todo esto, procuro evitar las lesiones innecesarias".

"Soy un poco delgado y Li Tie me pidió que adquiriese algo de volumen entrenándome con pesas. Ahora he aprendido que, para un profesional, protegerse dentro de la cancha es tan importante como rendir bien".

unzcql1ucltbafmw3fbd.jpg

El CR7 chino

Tras formarse en la cantera del Shandong Luneng FC, en 2013 se incorporó al Boavista, para jugar allí una temporada. Esa etapa en Portugal le vino como anillo al dedo, ya que es un ferviente admirador de Cristiano Ronaldo.

"Empecé a jugar al fútbol de pequeño y a mi padre le apasiona este deporte. Los dos somos seguidores de Ronaldo desde que vimos la Eurocopa de 2004. Empecé a seguir sus partidos, he visto casi todos los vídeos suyos que pude encontrar".

Y no tardó en demostrar el potencial que atesoraba en la escena internacional. Destacó en el Campeonato Sub-19 de la AFC 2014, sobre todo al firmar un doblete en la victoria de China sobre Japón en la fase de grupos (2-1), que incluyó un exquisito gol de falta. Tras esa campaña, se ganó el apodo de "el CR7 chino".

Eclosión a las órdenes de Cannavaro

Wei regresó a su país en 2017 para fichar por el Shanghái SIPG, antes de marcharse al Beijing Guoan al año siguiente. Su talento como depredador del área no pasaría desapercibido para el técnico del Guangzhou, Fabio Cannavaro, quien lo fichó en 2019. Y bajo la dirección del antiguo astro italiano, su carrera despegó.

Wei tuvo un comienzo brillante en el Guangzhou, con 11 goles en su primera temporada, en la que su equipo alzó su octavo título de liga. Prolongaría ese sensacional estado de forma en la siguiente campaña y, aunque otra lesión limitó sus oportunidades de jugar, vio puerta ocho veces en solo diez encuentros.

Tras perderse la fase de clasificación en junio, Wei tuvo que pasar más de un mes recuperándose de la lesión. A pesar de ello, recobró enseguida su forma habitual cuando regresó a las canchas en julio, y anotó cinco dianas.

"He marcado más goles con el Guangzhou porque Cannavaro ha confiado mucho en mí y me ha dado muchas oportunidades”, continúa Wei, analizando su progresión. También hay compañeros de gran calidad que me apoyan mucho. En las últimas temporadas, los rivales tuvieron que centrarse bastante en Paulinho, eso propició que yo tuviese más ocasiones de gol. También me ha ayudado mucho el capitán, Zheng Zhi, con sus pases precisos".

Wei es un jugador que destaca por su velocidad y calidad, no teme a ningún rival y es atrevido en el disparo. Y su seguridad en el juego puede proporcionar a la China de Li más opciones en ataque, primero contra Australia y cinco días más tarde contra Japón, con el objetivo de comenzar con buen pie la campaña.

"Suelo ser fuerte psicológicamente, aunque antes era temerario. Voy a intentar corregirlo, para no recibir tarjetas amarillas o rojas evitables".

"La liguilla no está mal, creo. Tanto Australia como Japón son rivales potentes, pero nosotros tendremos nuestras opciones, siempre que lo hagamos bien. Si hacemos bien nuestro trabajo y jugamos a nuestro mejor nivel, las oportunidades vendrán. El sueño de todo futbolista es disputar el Mundial, y sin duda vamos a hacer todo lo posible por conseguirlo", concluye.