Vero Boquete analiza la evolución del fútbol femenino en España

16 sept. 2021
  • Ha dado un cambio radical en apenas seis años

  • En agosto entró por primera vez en el top-10 de la Clasificación Mundial Femenina

  • "En la Eurocopa y el próximo Mundial, España va a ser favorita", destaca

Mucho ha cambiado el fútbol femenino en España desde la selección que debutaba en una Copa Mundial de la FIFA Canadá 2015 a la que buscará desde esta semana su clasificación para la cita de Australia/Nueva Zelanda 2023.

De un combinado que salió del torneo de Canadá con un empate y dos derrotas hasta el que afronta la presente fase de clasificación como una de las favoritas. Tiempo en el que el fútbol femenino en España ha dado un giro radical hasta convertirse en uno de los más potentes a nivel mundial como demuestra su reciente entrada y debut en el Top-10 de la Clasificación Mundial Femenina FIFA/Coca Cola.

La progresión de España

"Estoy viendo este cambio con mucha satisfacción. Es lo que todas queríamos y ahora por fin ha llegado dónde nuestro talento realmente merecía", cuenta Vero Boquete. La que fue jugadora más icónica del fútbol femenino en España en la pasada década desgrana a FIFA.com las claves de este gran momento.

"Ha sido clave la entrada de los grandes clubes y las federaciones. Hay más profesionalización y el nivel de las jugadoras ha mejorado. Las que tienen talento, y que hace años no podían continuar con su progresión, ahora no se frenan", nos cuenta Vero, que en España militó en el Espanyol de 2008 a 2011 antes de convertirse en una trotamundos que le ha llevado a equipos como Tyresö, Bayern, o Frankfurt, con quién consiguió la Champions femenina en 2015.

Sigue su reflexión: "En el momento en el que hubo apoyo y organización para ser profesionales, el futbol femenino español se colocó de los primeros. A nivel de sociedad y mentalidad ha costado un poco más, pero va pasando y cada vez estamos más cerca de estar dónde queremos".

La evolución deportiva también acapara su atención. Gran parte de la base de la España que ahora arranca la clasificación para el Mundial Femenino han sido en algún momento sus compañeras. "Si tuviese que hacer mi equipo con jugadoras con las que he jugado, muchas serían españolas. El talento siempre lo ha habido", destaca sin dudar Vero Boquete, ahora con 34 años y jugadora del AC Milan.

Favoritas

Saltando a 2019, en Francia se vio más reflejado ese cambio en España. Tras la derrota en cuartos en las Eurocopa de 2017, aquella Copa Mundial Femenina estaba señalada para dar ese salto definitivo. Aunque Estados Unidos puso fin al sueño de manera prematura en octavos, las conclusiones fueron positivas:

"España demostró estar a un buen nivel y ese partido quitó los miedos que había. Cuando consigues llegar a ese nivel, ya solo vienen cosas buenas. En la próxima Eurocopa, España ya va con el cartel de favorita. Deberán saber gestionar pasar de ser una selección mediocre a ser la que tiene que ganar la Eurocopa o el Mundial, aunque son jugadoras con mucha experiencia”, comenta convencida.

Sorprende esta alusión al favoritismo, por lo que Vero se detiene a explicarlo: "Estamos hablando de jugadoras que a nivel de clubes ya son expertas. Las jugadoras del Barça han jugado dos finales, son campeonas de Europa… Las que están fuera están teniendo éxito. No va a ser un problema”, destaca sobre una España que esta semana comienza las eliminatorias para la Copa Mundial Femenina 2023 dentro del Grupo B con Escocia, Ucrania, Hungría e Islas Feroe, clasificándose para la fase final la ganadora del grupo.

El FC Barcelona está siendo un protagonista fundamental en este crecimiento. Llegó a la final de la UEFA Women’s Champions League en 2019 y este año dio el paso definitivo con el título logrado en Gotemburgo, venciendo 4-0 al Chelsea en la gran final y dando una gran imagen. Un triunfo que le ha instalado definitivamente en la élite europea.

El papel del Barcelona

"Cuando levantaron el título sentí lo mismo que al ver esta evolución del fútbol femenino: satisfacción y alegría por todas ellas, por la consolidación de un proyecto y por ver que cuando se cree y se invierte en algo, los resultados llegan. El Barça paso de estar en Segunda a luchar por títulos. Crear cantera y buscar fuera lo que en casa no tenían, pero el 80-90% de las jugadoras son españolas", destaca Vero.

Esa base del FC Barcelona femenino es también la de la selección española. Para Vero, ahí se sustentan gran parte de las ilusiones en lo está por venir: "Esas ocho o diez jugadoras habituales del Barça pueden ser las mismas que jueguen con España el próximo partido. Eso nos da una ventaja en las grandes citas. Se conocen, se entrenan juntas… A otros países esto no le pasa".

La cantera femenina en España también vive un gran momento. Con referentes en el primer equipo, con los medios y los clubes apoyando y mostrando el futbol femenino y con las federaciones trabajando con jóvenes, todo sigue un curso positivo.

"El fútbol formativo estructurado de los clubes muestra que cada vez se trababa mejor. Las niñas con 5 o 6 años entran en sus primeros equipos, crecen, tienen visibilidad y cada vez más padres y madres aceptan que sus niñas sean futbolistas", comenta Vero al respecto.

Aunque esta pueda ser su conclusión, Vero Boquete prefiere centrarla en lo deportivo. Con felicidad y muy segura, lanza un mensaje: "Para mí es un orgullo y hay ilusión de cara a las grandes citas que vienen: la próxima Eurocopa y la próxima Copa Mundial, donde España va a ser favorita". Ahí queda la afirmación.

Veronica Boquete of Spain throws her shoes to the fans