Una noche memorable para el tunecino Drager

  • Mohamed Drager ha jugado los tres últimos partidos de Túnez

  • El carrilero ayudó a las Águilas de Cartago a vencer por la mínima a Egipto

  • El jugador del Nottingham Forest no olvidará jamás esta noche

"Me estremecí cuando sonaba el himno nacional tunecino, y la motivación que me produjo duró hasta el pitido final”, afirmó Mohamed Drager en exclusiva para FIFA.com inmediatamente después de la victoria de su selección ante Egipto por 1-0 en las semifinales de la Copa Árabe de la FIFA™, este miércoles en el Estadio 974.

Con una amplia sonrisa en su rostro, Drager se mostró contentísimo después del partido, que se decidió por un gol en propia meta en el último suspiro. El defensa de 25 años cree que la victoria fue merecida, después de que Túnez haya mejorado su nivel en el campeonato.

En relación a esos dramáticos instantes finales, Drager señaló: "Ha sido una sensación magnífica, y por eso amamos el fútbol. Ganamos a partir de un libre indirecto en el último minuto. Ha sido increíble".

"Desde el principio, estábamos decididos a ganar. Para ser totalmente sincero, la suerte nos ha acompañado, y las cosas habrían sido diferentes si Egipto hubiese aprovechado las dos o tres ocasiones que creó", admitió.

Pese a reconocer eso, Drager cree que las Águilas de Cartago dominaron el encuentro con una actuación mejorada, lo que considera una señal positiva.

"Hemos ido mejorando partido a partido. Poco a poco, hemos ido subiendo el nivel de nuestras actuaciones, y eso ha dado su fruto hoy. Hemos controlado el partido, lo cual siempre es una señal de un trabajo bien hecho. No les hemos dejado muchos espacios, y solamente han tenido ocasiones a través de nuestros errores", analizó.

"El partido no habría sido tan emocionante si no se hubiesen producido esos errores en ambos bandos", precisó.

Un fantástico regreso

Al no haber podido incorporarse a la plantilla antes de la Copa Árabe debido a los compromisos con su club, el Nottingham Forest, Drager se perdió los dos primeros encuentros de Túnez en Catar, contra Mauritania y Siria. De hecho, apenas aterrizó en Doha el domingo 5 de diciembre, un día antes de ser titular contra Emiratos Árabes Unidos en la última jornada del Grupo B.

Desde su estreno, Túnez ha registrado tres victorias seguidas, y el lateral derecho ha jugado todos los minutos en esos partidos. Sin embargo, no cree que él solo haya sido el catalizador de esos triunfos.

"No puedo decir que haya traído la suerte conmigo", subrayó. "Vine aquí para ayudar al equipo y las cosas simplemente nos han ido mejor. Nuestra selección firmó una gran actuación en el primer encuentro de la liguilla, pero se habló mucho de nuestra derrota contra Siria en el segundo. Desde el tercer partido, no obstante, hemos vuelto a enderezar el rumbo".

Después de pasar a la final, Drager y sus compañeros centraron su atención en la otra semifinal para ver la dramática victoria de Argelia, que será su rival este sábado en el duelo decisivo.

"Las opciones en la final estarán al 50%, porque Argelia está realizando un gran campeonato y nosotros también somos una selección muy buena", concluyó.

Tras haber adquirido una confianza tremenda al cabo del choque de este miércoles, Drager espera vivir emociones similares cuando Túnez se enfrente a Argelia en el encuentro que decidirá el título en el Estadio Al Bait.