Toña Is: "Soy muy ambiciosa"

26 ene. 2021
  • Toña Is es la primera entrenadora extranjera en la Liga MX femenil

  • Pachuca, su nueva casa

  • “Quiero un equipo hambriento de goles y ambicioso, como soy yo”

Una pandemia, dejar tu casa, a tu familia, irte a vivir a otro continente… Para muchos, la idea no resultaría atractiva. Pero para Toña Is no solo tuvo su encanto, sino que también tuvo los ingredientes necesarios para motivarse al máximo.

“Tenía que dar el salto, porque me apetecía el proyecto. Desde que salí de la Federación Española había tenido ofertas, pero siempre he dicho que aceptaría un proyecto que me apasionara y Pachuca me llenó. Es un momento complicado, pero era algo que tenía que hacer; tenía que atreverme sin más”, comenta en una plática exclusiva con FIFA.com.

Y al respecto, la directora deportiva del Pachuca, Eva Espejo, agrega:

“Ya llevábamos un proyecto de cuatro años y siempre las renovaciones vienen bien. Ya habíamos pasado un periodo de adaptación y estructuración, entonces ahora necesitábamos de un crecimiento. Y eso sólo podría ser con una persona como Toña. Nosotros queríamos que nuestras jugadoras tuvieran entrenamientos de calidad mundial”.

Toña Is hizo las maletas, viajó a Pachuca a finales de 2020 y ahí encontró lo que buscaba. “Me habían hablado de todo lo que el Pachuca tenía. Pero al final no te lo puedes creer. Cuando estás aquí ves la realidad, que es verdad lo que han contado".

“Cuando salió la noticia, gente de fútbol me dijo que iba a un gran club donde iba a trabajar muy cómoda, donde me iban a dar todas las herramientas. Y así fue: desde el primer día estoy como en casa y muy contenta”.

Lo cierto es que Toña Is ya había tenido alguna experiencia con el fútbol mexicano al más alto nivel: la final de la Copa Mundial Femenina Sub-17 de la FIFA Uruguay 2018, donde España se impuso al Tri.

“Fue un partido muy difícil. A una final no llega cualquiera. Hay mucho trabajo atrás después de eliminar a muchos rivales desde las eliminatorias. Fue muy merecido para ambas. Se decantó por España, pero que podría haber ganado México perfectamente”.

Primer objetivo: la ambición

Conforme pasan las semanas y el tiempo para trabajar se acumula. Toña Is lo tiene bien claro: quiere permear su personalidad en todas sus jugadoras. Personalidad que la llevó a ser campeona del mundo.

“Yo intento inculcarles lo que tengo dentro. Soy una persona muy ambiciosa, que siempre quiere ganar. Y yo quiero que ellas tengan todo eso. Así que poco a poco vamos a trabajar para sacar lo mejor de cada una para llevar a este equipo a donde merece estar”.

Su llegada al Pachuca sonó mucho, primero, por ser campeona del mundo, y, segundo, porque se convirtió en la primera entrenadora extranjera en la Liga MX femenil.

“No siento presión más allá de la presión que yo misma me meta en cuanto a los objetivos. He tenido la suerte de ser pionera en muchas cosas en España y sigo siendo pionera fuera de España. Al final es abrir camino para otras compañeras. Intento ayudar al fútbol mexicano y a que otras entrenadoras foráneas puedan cruzar esa puerta que he abierto yo”.

Segundo objetivo: un gran futuro

En el fútbol, las victorias son la gasolina de cualquier proyecto. Y muchas veces estos triunfos están cimentados en un gran trabajo en el pasado. Por lo que Eva Espejo ya tiene pensado en dónde quiere tener a las tuzas en cinco años.

“Ahora el fútbol femenino dentro del club está teniendo su propia estructura, sus propios objetivos. En cinco años veo al Pachuca teniendo dos o tres categorías inferiores, siendo una de las principales canteras en México como lo es en el fútbol masculino, y dándole muchas jugadoras a la selección. Lo veo pronto siendo campeón”.

Y Toña Is está perfectamente alineada en el proyecto:

“He visto que hay un potencial tremendo en este club. Hay que intentar sacar lo mejor de cada jugadora. Hay muchas jugadoras jóvenes que todavía tienen que mostrar su mejor versión, pero que están muy bien dotadas técnicamente. Para eso he venido, para enseñarles todo lo que sé y que el equipo siga creciendo”.

Lo cierto es que los buenos deseos de un gran futuro no solo aplican al Pachuca, sino en general a toda la Liga MX Femenil, una competición que ahora mismo está un poco lejos de las principales ligas de Europa.

No se puede comparar ahora mismo con Europa. El fútbol español, por ejemplo, le saca muchos años a México, porque aquí la liga tiene muy pocos años de vida y ahora mismo solo tiene jugadoras locales. Entonces no se puede comparar con esas ligas que tienen muchas extranjeras a nivel top”.

Sin embargo, abrir las puertas hacia fuera puede traer buenos resultados. “Ese pequeño salto que se pueda dar de incorporar a alguna extranjera, le daría un puntito extra de competitividad. Sin embargo, es una liga muy buena para tener solo jugadoras nacionales. Porque en cualquier país retiras extranjeras y quedan ligas descafeinadas. México tiene todo para ser en años una potencia”.

¿Cómo veremos al Pachuca en las próximas semanas? “Me gusta presionar al rival, tenerlo en su propio campo. Me gusta tener el balón. Si tengo el balón, ya me estoy defendiendo también. Busco que quieran el balón, que se atrevan a hacer cosas. Quiero ver a un equipo. Un equipo bien trabajado ofensiva y defensivamente. Un bloque hambriento; hambriento de goles y que sea ambicioso, como soy yo”.