Szoboszlai, ¿el nuevo Puskás de Hungría?

8 oct 2021
  • Dominik Szoboszlai, tras los pasos de Ferenc Puskás

  • La joven estrella húngara sueña con Catar 2022

  • "No tiene sentido hacer comparaciones"

¿Quién no conoce o ha oído hablar de los Magiares Mágicos de Hungría, la selección que dominó el fútbol mundial en las décadas de 1950 y 1960? Nándor Hidegkuti, Sándor Kocsis y Ferenc Puskás fueron las estrellas de un equipo que encadenó 31 partidos internacionales sin perder entre 1950 y 1954 y que, en 1952, ganó la medalla de oro olímpica.

The Olympic Football final: the victorious Hungary team

Sin embargo, los días de gloria del fútbol húngaro quedan ya muy lejos, aunque su combinado nacional se ha consolidado en los últimos tiempos entre las 40 primeras posiciones de la Clasificación Mundial FIFA/Coca-Cola. Su última participación en una Copa Mundial fue hace 35 años, y alcanzar los octavos de final en la Eurocopa de la UEFA 2016 ha sido su mayor éxito en décadas. Además, durante muchos años, Hungría no tuvo grandes estrellas.

No obstante, de un tiempo a esta parte, hay lugar para la esperanza. En la competición continental de este año, la selección dirigida por Marco Rossi plantó cara a dos excampeonas del mundo como Alemania y Francia, si bien sus buenas actuaciones no le bastaron para pasar de ronda. Eso sí, una parte importante del equipo lo compone un quinteto que milita en la Bundesliga alemana.

El capitán Ádám Szalai (Maguncia 05), Roland Sallai (SC Friburgo) y tres jugadores del RB Leipzig, subcampeón alemán: Péter Gulácsi es un guardameta de primer nivel, por delante de él juega el defensor Willi Orban y, desde primeros de enero, Dominik Szoboszlai es el encargado de manejar los hilos en el centro del campo.

La joven estrella húngara había despertado el interés de numerosos clubes punteros de Europa, pero finalmente decidió cambiar Salzburgo por Leipzig.

"Los primeros meses fueron completamente distintos a lo que yo estaba acostumbrado", cuenta a FIFA.com Szoboszlai, de 20 años, sobre sus primeros días en Alemania. "Pero me tocó recuperarme de una lesión grave en un lugar nuevo, por lo que fueron unos inicios bastante complicados. Mi mayor virtud es el disparo. Como he vuelto después de muchos meses de inactividad, ahora he de mejorar aún más mi condición física, así como otros aspectos. Tengo que seguir esforzándome mucho".

LEIPZIG, GERMANY - AUGUST 20: Dominik Szoboszlai of RB Leipzig celebrates after he scores the opening goal during the Bundesliga match between RB Leipzig and VfB Stuttgart at Red Bull Arena on August 20, 2021 in Leipzig, Germany. (Photo by Martin Rose/Getty Images)

Szoboszlai llegó en medio de una gran expectación, ya que está considerado por muchos expertos como un posible sucesor del legendario Puskás. "Creo que es un tema muy delicado. Él ha sido el mejor futbolista húngaro de todos los tiempos, y yo estoy dando los primeros pasos de mi carrera. No tiene sentido hacer comparaciones".

"Puskás es un ídolo nacional en Hungría, y los niños lo consideran un héroe. En mi opinión, merece todo el reconocimiento del mundo, porque fue capaz de hacer borrón y cuenta nueva en un momento muy difícil, y acabó siendo el mejor jugador del mundo en el Real Madrid. Si, el día que cuelgue las botas, tengo un palmarés como el suyo... Creo que me sentiré muy orgulloso y seré muy feliz en la vida".

Szoboszlai protagonizó su primer gran momento con la selección húngara en la repesca de la Eurocopa de 2020, al anotar el gol decisivo contra Islandia en el tiempo de descuento. La mala noticia fue que el centrocampista ofensivo no pudo participar en la fase final del torneo por culpa de una lesión. En cualquier caso, animó a sus compañeros durante el periodo de rehabilitación: "Me sentí muy orgulloso de la actuación de Hungría".

La siguiente cita en el calendario es la Copa Mundial de la FIFA Catar 2022™, pero el combinado húngaro corre el peligro de caer eliminado en el Grupo I, donde también compiten Inglaterra, Polonia y Albania. Hace unas semanas, Hungría cayó 0-4 ante los Tres Leones y perdió 1-0 en su visita a Albania, lo que significó un duro revés para sus ambiciones mundialistas.

A principios de octubre, Szoboszlai y los suyos están obligados a ganar para mantener sus opciones de disputar la prueba reina del año que viene.

"Trabajamos y entrenamos, porque no nos queda otra. Los próximos encuentros serán muy importantes, así que ya veremos lo que pasa. Yo daré lo mejor de mí para conseguirlo".

"Siempre es difícil valorar el rendimiento de la selección, porque solo disponemos de tres o cuatro periodos muy breves de tiempo para jugar. Pero, por otro lado, es muy sencillo: si te clasificas para la Eurocopa o el Mundial, significa que has hecho muy bien las cosas. Nosotros tenemos un equipo joven, con futbolistas que juegan habitualmente en sus clubes, y creo que podemos mejorar mucho más en el futuro".