Sordell: "Podemos sacar provecho de este tiempo"

  • Marvin Sordell se retiró del fútbol profesional con 28 años

  • Cofundó su propia productora de cine: 180 Productions

  • “Siempre pensé que tenía más que ofrecer que jugar al fútbol”

Cuando acababa el entrenamiento con el Coventry City, Marvin Sordell se dirigía a la escuela de vuelo que estaba a la vuelta de la esquina del campo de entrenamiento. “Pilotaba un Cessna, que es una avioneta biplaza. No conseguí terminar de sacarme la licencia, pero completé casi 30 horas de vuelo y terminé los nueve exámenes, y también había volado solo por entonces”.

En el verano europeo de 2019, con 28 años, Sordell colgó para siempre las botas como jugador profesional. Entre lo más destacado de su carrera figuran sendas temporadas en la *Premier League* con el Bolton Wanderers y el Burnley; y 3 partidos con la selección de Gran Bretaña en el Torneo Olímpico de Fútbol Londres 2012, donde compartió equipo con jugadores como Aaron Ramsey y Ryan Giggs.

Pero Marvin siempre supo que había más vida para él fuera del fútbol.

“Siempre me he fijado en cosas fuera del fútbol puramente por mi personalidad”, afirma Sordell a FIFA.com en una entrevista exclusiva. “Siempre he querido crecer. Siempre pensé que tenía más que ofrecer al mundo que simplemente jugar al fútbol”.

“Intenté muchísimas cosas diferentes. Me encanta cocinar, por lo que he cocinado mucho. Soy un entrenador personal cualificado, y he ejercido de ello. Estuve aprendiendo a tocar el piano. Estuve aprendiendo a volar en avión. Estuve aprendiendo también otros idiomas y empecé a escribir, y luego empecé a hacer cortometrajes”, relata.

Su afición por contar historias acabó llevándole a fundar su propia productora de cine (180 Productions) conjuntamente con su ex compañero de equipo Will Miller, después de que Sordell empezase a escribir poesías y a mandárselas a Miller.

“Básicamente ha llegado a un punto en el que ahora, durante este último año desde que nos pusimos en marcha, tenemos realmente una relación muy buena y conseguimos ideas muy buenas, simplemente reuniendo todos estos elementos diferentes para producir buenos contenidos para la gente. Hemos aprovechado este periodo [durante el COVID-19] para reestructurar nuestra empresa y nuestra estrategia comercial de cara al futuro”.

Depresión

Sordell ha escrito abiertamente sobre su lucha con la depresión. ¿Y cómo está asimilando el lugar complicado en que se encuentran el mundo y la sociedad ahora mismo?

“Como todas las personas con las que he hablado, ha habido altibajos”, admite. “Tengo días, a veces semanas, que me resulta duro. Es algo muy fuera de lo común, y puede ser abrumador a veces”.

“Personalmente, se trata simplemente de intentar aprender lo máximo posible y reconocer diferentes cosas sobre mí mismo. Es un periodo muy difícil, pero al mismo tiempo podemos sacar mucho provecho de este periodo de tiempo, porque nunca vamos a tener una época así en la que estemos desconectados físicamente a la fuerza de tanta gente; por lo que no vamos a poder reflexionar tanto, ni vamos a poder pasar tanto tiempo en casa”, observa Sordell.

“Incluso con las pequeñas tareas, hablo con mi mujer y le digo: ‘Simplemente celebra las cosas pequeñas’. Se trata de las pequeñas victorias; incluso cuando te despiertas y haces la cama, es una cosa hecha. Cuanto más sumes a eso cada día, día a día acabas consiguiendo muchas cosas”, añade.

“Puede que sean cosas pequeñas, pero de todas formas estás avanzando y tachando cosas de la lista. Y no te preocupes por las cosas grandes que tienes que hacer, porque algunas veces no podrás tener todo hecho ni conseguirlo todo en un día o una semana. Creo que lo que he estado intentando hacer más que nada ha sido tratar de mantenerme positivo en ese sentido”.

El ejemplo de vida de Sordell se relaciona con este momento de la historia casi de forma natural. Como seres humanos, es importante que nos esforcemos y nos retemos a nosotros mismos en otras tareas, y que salgamos de nuestras zonas de confort.

Sordell ha estado disfrutando con la jardinería estos días y le ha parecido muy relajante; y su objetivo a largo plazo es conseguir que su césped tenga un aspecto impecable. “No me pongo a desherbar porque, la verdad, ¡no me gusta atascarme con cosas así! Me gusta ver el progreso de todo”, subraya.

Para las personas que sí tienen más problemas y sufren con la depresión, ¿qué consejo les daría, especialmente a los que están teniendo que aislarse y viven solos?

“Lo más importante es hablar con gente y recurrir a tus familiares y amigos”, señala Sordell. “Eso es lo primero. Si te sientes solo y no vives con nadie, yo diría de hacer eso, porque esas son las personas que siempre te querrán”.

“En la misma medida que estamos desconectados físicamente, emocionalmente podemos conseguir relaciones más estrechas a costa de este periodo de tiempo, porque probablemente tenemos más tiempo para tener estas conversaciones. Recomiendo encarecidamente hacer eso, y el ejercicio también es importante".

"Del mismo modo que velamos por nuestra salud física en todos los aspectos –yo no esperaría a estar en mi lecho de muerte u obeso para luego empezar a hacer ejercicio–, tenemos que atender nuestra salud y bienestar emocional, porque puede deteriorarse del mismo modo que puede hacerlo tu salud física”.

De cara al fútbol posterior al COVID-19, Sordell alberga esperanzas de ver que se invierta mucho más dinero en temas de salud mental, así como en estudios dedicados a las lesiones en la cabeza, el fútbol base o una reducción en los precios de entradas para los aficionados, que considera “excesivamente caras cuando en realidad no tienen que serlo”.

En todo caso, Sordell seguirá contando historias, ya sea mediante la escritura o el cine. “Soy capaz de aprender algo nuevo todo el tiempo porque te encuentras con historias diferentes, investigas y descubres muchísimo más sobre diferentes personas y culturas”, señala. “Es apasionante en ese sentido, y me ha llenado de veras en ese aspecto”.