Ricardinho: "Ganar la Copa del Mundo bajaría el telón maravillosamente"

24 sept. 2021
  • Ricardinho fue elegido seis veces Mejor Jugador del Mundo, todo un récord

  • Analizó con nosotros su propio posicionamiento entre los grandes de la historia

  • El dorsal número 10 habló de las expectativas de Portugal de cara al trofeo en Lituania 2021

"¡Esto no es un balón!", gritaba Américo a su hijo de seis años mientras agitaba furioso una naranja cuyo jugo goteaba por las paredes de su modesta vivienda. "¡Límpialo antes de que tu madre se enfade".

Llamémoslo desobediente, pero 30 años después Ricardinho sigue jugando con una pelota pequeña y pesada y sigue haciendo que a sus padres se les salten las lágrimas.

Las naranjas, no obstante, se quedan ahora en el frutero. La pelota de futsal es lo que "O Mágico" ha utilizado para saborear los frutos del deporte. Bueno, todos menos uno.

Ricardinho ha sido elegido Mejor Jugador del Mundo seis veces, todo un récord. Y en 2018 contribuyó a que Portugal conquistara su primera Eurocopa de Futsal, con el consiguiente torrente de lágrimas para sus padres. El único trofeo que le falta es el de la Copa Mundial de Futsal de la FIFA™. El astro habló con FIFA.com sobre su misión de hacerse con él en Lituania.

Portugal ganó la última Eurocopa de Futsal y un club portugués ostenta el título de la Liga de Campeones de Futsal de la UEFA. ¿Siente que ahora hay más presión sobre ustedes?

Creo que la presión siempre es buena. Es la señal de que has conquistado cosas, y eso conlleva nuevas responsabilidades. Pero siempre digo que los favoritos son los que ya han ganado: Argentina, Brasil y España. Nosotros somos los aspirantes que quieren triunfar. Vamos a trabajar duro, sin ninguna presión sobre los hombros, porque nuestra meta es ir paso a paso.

¿Cuál es el objetivo de Portugal en Lituania 2021?

Hemos venido aquí con el objetivo de hacerlo mejor que en la última edición. En la última edición quedamos cuartos. Nuestro objetivo es superar eso. No es fácil y dependemos de la lotería del sorteo. Sabemos que si superamos a Serbia, podríamos enfrentarnos a España en una repetición de la final de la Eurocopa. Pero, partido a partido, estamos trabajando duro para ganar.

¿Quién es era de primeras su principal rival por el título?

Ahora mismo me decantaría por dos selecciones muy laureadas. Una de ellas como equipo, que es Argentina [con la que se enfrentará en la final]. Y otra por sus individualidades, que es Brasil [que perdió con Argentina en semis]. Tienen mucho talento. No puedo decidirme por una.

¿Qué importancia tiene la genialidad individual en la conquista de títulos?

Creo que la genialidad de un individuo puede ganar partidos muchas veces. Pero para ganar ligas y títulos, como la Copa Mundial o la Eurocopa, es difícil triunfar solo con genialidades. El futsal es mucho más físico y táctico. Se echa de menos a estos jugadores geniales que pueden ganar partidos. Lo que ha quedado demostrado es que hoy en día son las defensas las que ganan ligas y competiciones y que para los jugadores es más difícil ser creativos.

¿Qué significaría para usted ganar la Copa Mundial?

Sería una bonita manera de bajar el telón, ganar el único trofeo que me falta. Sería el colofón perfecto a mi carrera internacional.

Vamos al extremo opuesto, a sus comienzos. ¿Es cierto que de niño jugaba con naranjas?

[Risas] ¡Jugaba al fútbol con todo tipo de frutas! Mi padre trabajaba en el mercado y traía mucha fruta a casa. Como nuestra situación financiera no era muy boyante, me tuve que adaptar. Jugaba con calcetines enrollados y naranjas, intentando regates y cosas diferentes. Daba toquecitos con naranjas, y encadenaba muchísimos. ¡Lamentablemente, estrellé muchas naranjas contra la pared y mis padres no estaban lo que se dice contentos!

¿Piensa en cómo habrían sido las cosas si hubiese hecho carrera en el fútbol?

[Risas] Soñamos mucho, pensamos en muchas cosas. Pero desde el momento en el que decidí que el futsal sería mi vida, dejé atrás los sueños del fútbol. Podría haber sido un gran jugador y podría haber sido simplemente uno del montón. Estoy muy agradecido de haber elegido el futsal.

¿Cuánto ha cambiado el futsal desde su primera Copa Mundial, en 2008?

Muchísimo. La transformación ha sido enorme. El futsal es mucho más rápido, táctico, físico. Hay mucha más igualdad entre las selecciones. Antes había una diferencia enorme entre Brasil, España y Rusia y las demás. Había muchas más goleadas. Espero que el futsal siga evolucionando.

¿Qué opina de Falcão?

Falcão es mi ídolo. Falcão ha sido siempre mi ídolo. Siempre fue un ejemplo para mí. Siempre intenté alcanzar su nivel. Estoy muy contento de haber podido superarlo en algunos aspectos. En otros no lo hice, pero lo más importante es que todos escribimos nuestro propio capítulo en el futsal. Creo que Falcão siempre será uno de los más grandes de todos los tiempos y yo también logré escribir una hermosa página en la historia del futsal.

Ha ganado seis veces el galardón al Mejor Jugador del Mundo, lo que es todo un récord. ¿Cree que es el mejor jugador de la historia del futsal?

No creo que se pueda juzgar en base a eso. Es como los récords: Pelé marcó 77 goles, pero jugó muchos menos partidos. Los jugadores de hoy en día disputan muchos más partidos, resulta mucho más fácil marcar más goles, pulverizar más récords. Falcão nunca jugó fuera de Brasil. Tobias jugó en Brasil y España. Yo jugué en Japón, Rusia y España. Creo que todos lograron ser ídolos en sus propias ligas, en sus propias selecciones nacionales. Creo que todos fuimos héroes en nuestras propias épocas.